*

X

Al parecer Lindsay Lohan se ha convertido al Islam

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/17/2017

LiLo abraza la fe de Mohammed, según varios medios

Lindsay Lohan es una de las celebridades más polémicas e impredecibles. Su vida, al menos hasta hace poco, es de lo más alejado a la estricta disciplina de una religión. Lohan ha estado en rehab por abuso de drogas y alcohol más de seis veces, ha posado en Playboy desnuda y ha escrito sobre todas sus parejas sexuales en Scattergories. Cuando uno piensa en la decadencia de las celebridades, su nombre suele irrumpir rápidamente.

Pero, ya sea por una estrategia radical de rebranding o por una sincera reforma espiritual, en el último año Lohan se ha estado acercando al Islam y diversos medios sostienen que al parecer se convirtió a esta religión luego de que borró todas las imágenes de su cuenta de Instagram para dejar solamente el saludo tradicional: “Alaikum salam”. Lohan ya había estado antes coqueteando con el mundo islámico. 

En el 2015 los paparazzi retrataron a Lindsay con una copia del Corán, el cual aparentemente fue un precioso regalo de amigos cercanos. "Me abrió puertas para tener experiencias espirituales y encontrar un nuevo significado verdadero”, dijo la actriz de Mean Girls. Lohan ya en ese entonces dijo que recibió fuertes críticas y tratamiento negativo sólo por esta imagen, y de hecho elogió el estatus del que gozan las mujeres en Turquía diciendo que en su país lo ven a uno con el Corán y piensan que es el Diablo. Según ha declarado se encuentra aprendiendo turco, italiano y árabe (para sumar a una amplia lista de idiomas). La joven políglota se ha convertido en una entusiasta vocera de lo que esta haciendo el presidente turco Erdogan y ha visitado campos de refugiados sirios en lo que, según dice, ha sido una de las experiencias más significativas de su vida.

La vida de Lohan parece llegar a niveles surrealistas y es difícil decir qué tan seria es esta supuesta conversión o qué tanto durará su compromiso con esta religión (¿se trata de una nueva provocación o de una genuina manifestación de devoción?), pero a la distancia parece ciertamente una evolución positiva, quizás un atisbo de que a los 30 años finalmente está madurando. En el 2014 le dijo a Oprah Winfrey:

Soy una persona muy espiritual y me he ido volviendo aún más espiritual con el tiempo. Realmente estoy conectada [con la espiritualidad] ya sea la oración o la meditación… hay tantos poderes más grandes que yo en en el mundo. He sido bendecida y afortunada en recibir este regalo que puedo compartir con las demás personas.

Aunque no se ha confirmado su conversión (y algunos medios especulan que simplemente ha tomado un sabático de las redes sociales), voces islámicas ya han dado la bienvenida a LiLo.

Hace 50 años el escritor fue anfitrión de la llamada fiesta del siglo, un baile de máscaras de ensueño

Reconocido por su trayectoria periodística y literaria, uno de los episodios más populares en la vida de Turman Capote (y quizá de los menos conocidos) es la legendaria fiesta, conocida como The Black and White Ball, que organizó el 28 de noviembre de 1966 en honor a su amiga Kay Graham.

Gozando aún de la fama recibida por su novela A sangre fría, Capote supo mezclar entre su lista de invitados a lo más distinguido de la época. Una fiesta muy particular por la diversidad de sus invitados: aquella noche se dieron cita personajes de la talla de Frank Sinatra, Andy Warhol, Gloria Vanderbilt, Harry Belafonte y más.

El Hotel Plaza albergó en su salón de baile a universitarios, aristócratas, estrellas de cine, artistas, intelectuales y amigos de Kansas del escritor --al que ayudaron durante la realización de su reportaje novelado. La vestimenta era estrictamente en blanco y negro, además de la máscara. La ocasión borró por completo los límites y barreras entre sus asistentes; personas de todas las edades y ocupaciones se dieron cita para disfrutar del sonido de la Peter Duchin Orchestra.

Una fiesta enorme para ser lunes, justo después del Día de Acción de Gracias, que ha inspirado muchísimas otras fiestas y que sobrevive gracias a la gran cantidad de material fotográfico. Te presentamos algunas de las fotografías más sobresalientes de aquella mascarada irrepetible.

 

La actriz Tallulah Bankhead llega a la fiesta.

 

De nuevo Tallulah saludando a algunos amigos.

 

Kay Graham saluda al unicornio.

 

¿Quién se esconde detrás de las máscaras?

 

Frank Sinatra y Mia Farrow a la espera.

 

Kay sorprendida, Truman emocionado.

 

La princesa italiana Luciana Pignatelli (izquierda). Peter Gimbel y la condesa Crespi representando a la aristocracia.

 

Henry Fonda llega junto a su quinta esposa, Mae Adams.

 

Andy Warhol y su álter ego.

 

El camino a la pista de baile está hecho de rumores.

 

Una superheroína muy sorprendida.

 

Rose Fitzgerald Kennedy ha llegado.

 

Una velada irrepetible.

 

Candice Bergen, el misterioso conejo.

 

El anfitrión hace gala de sus pasos de baile.

 

Creo que Andy se ha enamorado.

 

Sonriendo a la cámara junto a Lee Radziwill.

 

Truman espera su turno.

 

El ánimo aumenta conforme avanza la noche.

 

Pero todo lo que sube tiene que bajar.

 

Truman Capote, responsable de la fiesta y vigilante en sus ratos libres.