*

X
Una meditación sobre la pureza de la visión basada en el místico alemán Meister Eckhart

Coinciden las diversas tradiciones filosóficas y espirituales que la labor humana en búsqueda del conocimiento, ya sea de su propia naturaleza como de la divinidad o del universo, no consiste en la creación de algo nuevo, sino simplemente en el reconocimiento o descubrimiento de lo que ya es. Es por ello que se dice que la contemplación es superior a la acción.

David Applebaum escribe, glosando el sendero de la visión del místico alemán Meister Eckhart, "es un camino de conocimiento, o gnosis, en el que al acto del pensamiento y el acto del ser son uno y lo mismo". Es decir el sólo ser es conocer y conocer es ser lo que conocemos, no hay verdadera división entre estas dos cosas. Algunos físicos modernos nos dicen que el aspecto más fundamental del universo es la información --incluso más que la materia o la energía--; místicos como Eckhart o yoguis tántricos de la India y del Tíbet nos dirían que el universo es sabiduría, un proceso de reconocimiento que ocurre dentro de la misma Conciencia.

Applebaum señala que la gnosis de Eckhart, nos hace ver que nuestras identificaciones --lo que Eckhart llama "yo y lo mío"-- están basadas en representaciones erróneas de la realidad, y las cuales moldean nuestra experiencia del mundo.  Es por ello que debemos de depurar la visión. En el caso de Eckhart, con notable paralelos con la filosofía oriental, este proceso de limpieza del ojo espiritual ocurre a través de la meditación. En la absorción del estado meditativo, al alma inidvidual entra en comunión con la mente superior, "donde el pensamiento carece de objeto. Residiendo en este desprendimiento, se es testigo del desdoblameinero del proceso creativo". Este proceso creativo emana del Padre hacia el Hijo o "la presencia inteligible de este mundo". Esto significa "presenciar cómo el mundo emerge de la nada, y es nada en relación al creador, el Todo".

Eckhart considera que la visión es el camino a la liberación, y consiste sobre todo en "un deshacer bloqueos y liberar la atención". Y se utiliza un ejemplo "cuando un carterista ve a un santo, lo que ve es una cartera". El ladrón no puede percibir la realidad, sólo ve su condicionamiento previo, sus proyecciones mentales. Se trata entonces de deshacer este condicionamiento previo, liberándose de las ataduras del ego y el deseo de posesión. "Descubrir "esto no, esto tampoco...  que yo no soy quien he creído ser". Esto es parecido al principio hindú del neti neti, cuando dejo de identificarme con todos estos conceptos y oscurecimientos de la percepción que dan pie al constructo sujeto-objeto, cuando todo es reducido a su esencia, eso que queda soy (pero es algo que no puede definirse o afirmarse positivamente: por eso la dimensión del ser queda abierta: no soy esto, ni eso tampoco).  

"Ver es purificación. Cada momento que una visión activa toma lugar, se entra en contacto con la labor entregada a los seres humanos desde lo alto". Al entrar en contacto con lo divino, esta divinidad purifica la visión, hace que el mundo sea divino. Que se puede reconocer lo santo no sólo en el santo, sino en todas partes. Esto es lo que en el budismo tántrico se conoce como "visión pura", donde todo se percibe como la manifestación de la deidad, el mundo entero un palacio de luz, absoluta teofanía. "Eckhart nos dirá que aquí yace la altura de la visión, cuando el ojo a través del que vemos es el mismo ojo a través del cual Dios ve". Y el sentido de la existencia se cumple en esto para Eckhart "proveer un lente hacia la realidad a través del cual el Creador puede ver la creación".  

Applebaum agrega que "La realidad es guíada por este movimiento de epifanía. Eso es lo que expresa el hadith:  "Dios es un tesoro oculto que quiere ser conocido". Paradójicamente el más alto conocimiento, es un "vaciarse de todo conocimiento", relajarse hacia la vacuidad donde "Nada sucede, pero todo sucede". Esto es lo incomprensible desde la razón y la dualidad.  El mundo entero se convierte en presencia pura que emerge y se disuelve en el mismo instante que es un símbolo de la eternidad. El misterio que se expresa en el Sefer Yetzirah: “El final está embebido en su principio, y el principio en su final, como una llama en un carbón ardiente”. Cada instante, la totalidad en sí misma puede verse a la vez como el Génesis pero también como el Apocalipsis.  El universo se vuelve un enorme ritual mágico en que todo se manifiesta sin en realidad producir ningún cambio en la esencia. Dice el cabalista David Chaim Smith: “Disolviéndose-en-aparecer es el gesto gnosémico quintaesencial: un continuo autoconsumo que surge como todas las cosas sin nunca contradecirse a sí mismo. Se le conoce como la simultaneidad de solve et coagula”. Perpetuo surgimiento y disolución, interdependencia, vacuidad, que cobran sentido en la contemplación, en el reconocimiento: este es el éxtasis de los místicos, la visión del cosmos como una obra de arte divina, majestuosa a la vez que insustancial, como un relámpago en el cielo.

Twitter del autor:@alepholo

Citas tomadas de: https://parabola.org/2017/01/22/four-meditations-on-seeing-by-david-appelbaum/

Este calendario cronobiológico te ayudará a entender la relación entre la Luna y tus neurotransmisores

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/24/2017

El método de sincronización de la Luna y el cerebro que aumenta la productividad en un hermoso calendario

Hace un par de años publicamos una nota sobre el trabajo del doctor Mark Filippi, quien ha desarrollado un método que correlaciona las fases lunares con cuatro neurotransmores esenciales (acetilcolina, serotonina, dopamina y noradrenalina). Nos da gusto ver que la información ha encontrado tierra fértil y ha madurado en un hermoso Calendario Lunático de Noe Miranda que cuenta con la participación de 12 artistas y con una muy útil visualización de los diferentes ritmos lunares de concentración y energía. Si lo que quieres es vivir en sincronía y establecer un estado de coherencia entre tu cerebro y la Luna, este es el metacalendario.

 



En comunicación con Noe nos contó sobre su experiencia utilizando este método --que Filippi además asocia con ciertos perfiles somáticos-- y la gestación del proyecto:

Al tercer mes ya podía reconocer los beneficios de tener en cuenta el perfil somático, mi ansiedad bajó considerablemente, ya no me reprochaba mi inconstancia, la vivía y eso fue tremendo cambio. Comencé a hablarle de esto a mis amigos y me pedían que les marcara en sus calendarios las lunas. Deseé que esta información estuviera al alcance de muchas personas y pensé en armar este calendario haciendo por primera vez un uso realmente de envergadura de mis estudios universitarios en publicidad. Pensé que el método somático insta a la independencia, sólo por el hecho de sugerir una orientación cambiante y cíclica (la naturaleza misma) y quise que la imagen reforzara ese sentimiento de creatividad y emprendimiento, pero no en su temática, sino en su forma... Suelo seguir a varios artistas visuales y elegí a los que creí más intuitivos y a la vez accesibles para este proyecto. Para mi sorpresa la idea gustaba mucho y logré reunir 12 artistas para el calendario, a todos les pedí lo mismo: una obra de técnica libre inspirada en la Luna. En cada mes va una obra, el nombre de ésta, del artista y sus redes principales donde poder ver más trabajo. Me gusta mucho la idea de poder darle al artista esta publicidad; estar un mes completo en la pared de varias casas al mismo tiempo. Cuando iba ya todo en marcha pensé en Mark Filippi, sentí que era importante tener su beneplácito. Le escribí y tuve la mejor recepción de su parte, me ayudó mucho a pensar el proyecto y entender mejor la metodología que propone, se convirtió en mi copiloto. La noche anterior a poner a la venta el calendario por primera vez desperté a las 3 de la mañana como una sonámbula directo a la ventana, había Luna llena y brillaba celeste, como jamás la ví, supe que eso era un buen augurio. Ya disponible el calendario tuvo una acogida impensada por mi, muy agradecida y emocionada, sobre todo entre las mujeres, las más viejitas comentando que a cada cierto tiempo se vuelve a saber de alguna mujer que emprende tarea con realizar un calendario lunar. 

Así explica Noe cómo usar el calendario:

El Calendario de Coherencia plantea una sincronía entre las fases de la Luna y el trabajo de cuatro neurotransmisores esenciales en nuestro cerebro, haciéndonos modificar al ritmo de la sombra lunar nuestra concentración y disposición de nuestra energía, pasando en un mes por cuatro estados distintos y complementarios. 

Calendario Lunático te muestra día a día en qué perfil somático nos encontramos de una manera sencilla a través de colores y palabras claves que te permitirá además incluir notas y agendamientos. Puedes sincronizar cualquier proyecto, emprendimiento o la vida misma con la energía lunar y así optimizar tu tiempo, tu energía y a la larga tu rendimiento. 

El calendario tiene una base cronobiológica, esto es, la relación entre el tiempo y sus ciclos y la biología humana. Existe una relación entre la cualidad particular del tiempo y la salud humana y su disposición y aptitud para realizar ciertas tareas. En otras palabras, no todos los momentos son iguales, y realizar cierta acción en determinado momento puede ser contraproducente o, en el sentido contrario, doblemente provechoso, siendo catalizada por la energía que predomina en ese momento. Ser conscientes de esto, de los cambios, de los ciclos y de las diferentes cualidades de los momentos, es ya un paso importante para armonizar el cuerpo y la mente, ahorrar recursos y almacenar energía.

 

Puedes adquirir el calendario en este enlace