*

X

Cortes de pelo radicalmente ochenteros que demuestra que hemos evolucionado (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/08/2017

La comicidad de los cortes de los looks ochenteros sugieren que tal vez sí hemos evolucionado como raza humana

Vista en perspectiva, la década de los 80 fue una etapa tan peculiar como radiante. Una amalgama de productos sintéticos, el existencialismo de la generación X, un movimiento musical que ha probado haber trascendido el consumo efímero y múltiples ingredientes que quedarían inscritos en la cultura popular, desde inolvidables blockbusters hollywoodenses hasta objetos como el cubo de Rubik. Pero entre las varias joyas ochenteras hubo un aspecto que afortunadamente se diluyó, gracias a lo cual no forma ya parte de nuestra vida cotidiana: los cortes de pelo y los peinados.

Entre lo obsceno y lo cómico desfilaban masivamente mullets, peinados esponjados y flecos sumergidos en gel, todos ingredientes un tanto perturbadores y que si bien en su momento respondían a las tendencias de moda, hoy, aprovechando la "objetividad" de la mirada retrospectiva, confirmamos que era un afán estéticamente decadente. De hecho, si utilizamos el look como criterio para definir la potencial evolución protagonizada por el ser humano en las últimas décadas tendríamos que aceptar que, al menos en cuanto a cortes de pelo y peinados se refiere, sí logramos navegar por una palpable evolución. 

Cada quien su gusto, obviamente, pero a continuación te presentamos una serie de imágenes que te harán dudar si merece ser cuestionada nuestra opinión:

hair9

hair11

hair13hair14hair15hair2

Entre el shock y la nostalgia: este cartel reúne a todas las figuras que murieron en 2016

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/08/2017

Pocos años como este 2016 han concentrado la muerte de tantas figuras e iconos culturales; los vamos a extrañar

La impermanencia es lo único permanente, y el desapego es un ingrediente fundamental para vivir en paz. Sin embargo, cuando las personas especiales se marchan de este mundo se experimenta, al menos transitoriamente, un vacío en nuestras vidas. Obviamente esto aplica en principio para nuestros seres queridos y compañeros de vida, pero también existen figuras que por su peso en el imaginario, y en parte porque llegamos a entablar lazos emocionales con ellos, han tenido un papel importante en nuestra existencia y su pérdida genera un sentimiento extraño pero genuino, una suerte de nostalgia. 

En este 2016 se marcharon muchas de estas figuras, personajes que a distancia acompañaron a millones durante sus respectivos caminos y que hoy ya no están en este plano. Apenas comenzaba el año y ya ocurría, cual funesto presagio, una de las muertes que más calaron: David Bowie, el aristócrata galáctico que dejó su cuerpo físico el 10 de enero. A este suceso precederían muchos, muchos más, desde Fidel Castro y la arquitecta Zaha Hadid hasta el gran Muhammad Ali, Prince, el escritor Harper Lee, Johan Cruyff o la princesa Leia (Carrie Fischer). 

El eco mortuorio de 2016 fue condensado por el artista Chris Barker en un conmovedor cartel que, aludiendo a la legendaria portada del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, muestra 58 notables decesos registrados durante este año –contando a Estados Unidos y al chocolate Toblerone, entre figuras no humanas, y faltando incluir a George Michael, a Fischer y a su madre, la también actriz Debbie Reynolds, además de al ídolo mexicano Juan Gabriel.