*

X

En estas fotos de personas besándose, ¿puedes decir quiénes son pareja?

Arte

Por: pijamasurf - 01/19/2017

En la fotografía, como en la realidad, es importante tener presente que nada es siempre lo que parece

Ante una fotografía, una de nuestras reacciones más comunes es pensar que se trata de un retrato fiel de la realidad. Un panorama, un hecho circunstancial, el rostro de una persona: la cámara da cuenta de aquello que de verdad existió en un momento preciso.

Con todo, con la experimentación propia del desarrollo de todo arte se encontró que la fotografía no es exactamente el reflejo de la realidad. Que, en el mejor de los casos, se trata de una mirada sobre la realidad. ¿Y qué pasa con la mirada? En términos sencillos, que siempre es subjetiva, diversa, intencionada, cambiante…

Decimos esto como antesala a un singular proyecto fotográfico de Ben Lamberty, en el cual el espectador se enfrenta a una serie de retratos de personas besándose. Sólo que la recepción no es tan simple, pues Lamberty propuso una pregunta que lo cambia todo: ¿en cuál de esas fotografías las personas besándose conforman una pareja real?

Sabemos bien que no todo lo que vemos es cierto y mucho menos en esta, nuestra época tan poblada de simulacros y montajes, pero… ¿qué tanto partimos de ese principio al tratar con la realidad? ¿Qué tanto nos aferramos a la idea de que ni nuestros sentidos ni nuestros prejuicios nos engañan?

Lamberty dio a conocer estas imágenes en 2013, y desde entonces nunca aclaró en cuáles las personas besándose eran pareja. Quizá nunca lo diga, porque a fin de cuentas la importancia del ejercicio es otra.

 

También en Pijama Surf: La Universidad de Harvard ofrece gratis este curso en línea de fotografía

¿Te gustan estas sensuales fotografías? Pues en realidad son pinturas al óleo

Arte

Por: pijamasurf - 01/19/2017

El erotismo hiperrealista que alcanzan estas pinturas al óleo es simplemente delicioso

Aunque seguramente en más de una ocasión ya hemos podido apreciar impresionantes dibujos o pinturas realistas, es difícil dejar de sorprenderse cuando uno ve piezas tan bien realizadas como esta. Más allá de la calidad o el mensaje que puedan transmitir lo que resulta casi magnético es contemplarlas sabiendo que en realidad no son, aunque todo así lo indica, fotografías, sino meticulosas obras plásticas. 

El nivel de realismo, o mejor dicho hiperrealismo que logra Yigal Ozeri, es simplemente increíble. Sus pinturas al óleo parecen fotografías en alta resolución. La especialidad de este meticuloso israelí, o al menos su preferencia artística, son sensuales retratos de mujeres en escenarios naturales. Y el hecho de que Ozeri elija la erótica sutileza como foco de su talento hace que luzca aún más su capacidad para engañar la vista y hacer jurar al observador que lo que está admirando es una fotografía.