*

X

Estos 4 excesos en la educación están trastornando a los niños

Sociedad

Por: Pijamasurf - 01/16/2017

¿Te preguntas por qué tantos niños tienen problemas de atención y demás?... Aquí la respuesta

Mientras que los métodos y medios de transporte, de comunicación, de procuración de salud y demás han evolucionado radicalmente en los últimos 100 años, no ha pasado lo mismo en materia educativa. En realidad nuestra educación sigue reflejando una mentalidad de la sociedad industrial basada en un modelo capitalista de crecimiento infinito sin considerar aspectos más sutiles e importantes como la felicidad, la sustentabilidad y la vida interior. No es casualidad que en nuestra sociedad eminentemente tecnócrata cada vez tienen menos importancia las humanidades (y, sin embargo, el ser humano no es una máquina; es, pues, un humano).

Resulta relevante tomar en cuenta el análisis que ha hecho el educador estadounidense Kim Payne. Payne ha definido cuatro pilares que están llevando a los niños a un sendero desastroso a partir de una serie de estudios. En una investigación con niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad el solo hecho de simplificar sus tareas, los estímulos a los que están expuestos y los elementos que participan en su entorno (por ejemplo, se estima que los niños occidentales tienen en promedio de cerca de 150 juguetes), produjo un cambio. Después de 4 meses de esto el 68% de los niños había dejado de ser clínicamente disfuncional y el 38% logró un incremento del 37% en su desempeño cognitivo, algo superior a los resultado del Ritalin, el medicamento que es prescrito ampliamente en estos casos. 

Payne considera que lo que estamos haciendo mal puede resumirse en los siguientes cuatro excesos:

1. Demasiadas cosas
2. Demasiadas opciones
3. Demasiada información
4. Demasiada velocidad
 

Nuestros niños están sometidos a demasiados objetos de consumo --desde dulces hasta gadgets, tienen demasiadas opciones, se ven anonadados por demasiada información y poco sentido o filtro, y todo está pasando demasiado rápido. Por ello es necesario una vida más lenta, reflexiva y menos estimulada; tan sólo esto puede traer importantes beneficios para tratar niños supuestamente enfermos de trastornos de atención (en realidad, es la sociedad la que está enferma).

 

Con información de Rincón de la Psciología

Entre el shock y la nostalgia: este cartel reúne a todas las figuras que murieron en 2016

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/16/2017

Pocos años como este 2016 han concentrado la muerte de tantas figuras e iconos culturales; los vamos a extrañar

La impermanencia es lo único permanente, y el desapego es un ingrediente fundamental para vivir en paz. Sin embargo, cuando las personas especiales se marchan de este mundo se experimenta, al menos transitoriamente, un vacío en nuestras vidas. Obviamente esto aplica en principio para nuestros seres queridos y compañeros de vida, pero también existen figuras que por su peso en el imaginario, y en parte porque llegamos a entablar lazos emocionales con ellos, han tenido un papel importante en nuestra existencia y su pérdida genera un sentimiento extraño pero genuino, una suerte de nostalgia. 

En este 2016 se marcharon muchas de estas figuras, personajes que a distancia acompañaron a millones durante sus respectivos caminos y que hoy ya no están en este plano. Apenas comenzaba el año y ya ocurría, cual funesto presagio, una de las muertes que más calaron: David Bowie, el aristócrata galáctico que dejó su cuerpo físico el 10 de enero. A este suceso precederían muchos, muchos más, desde Fidel Castro y la arquitecta Zaha Hadid hasta el gran Muhammad Ali, Prince, el escritor Harper Lee, Johan Cruyff o la princesa Leia (Carrie Fischer). 

El eco mortuorio de 2016 fue condensado por el artista Chris Barker en un conmovedor cartel que, aludiendo a la legendaria portada del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, muestra 58 notables decesos registrados durante este año –contando a Estados Unidos y al chocolate Toblerone, entre figuras no humanas, y faltando incluir a George Michael, a Fischer y a su madre, la también actriz Debbie Reynolds, además de al ídolo mexicano Juan Gabriel.