*

X

Histórico descubrimiento: hallan 40 embarcaciones que naufragaron hace cientos de años en el mar Negro

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 01/11/2017

Uno de los descubrimientos arqueológicos más impactantes en lo que va del siglo: 40 embarcaciones en buenas condiciones, muchas de las cuales tiene más de 500 años

Un equipo de investigadores de universidades estadounidenses e inglesas hizo recientemente uno de los descubrimientos arqueológicos del siglo al encontrar unas 40 embarcaciones en buen estado en el mar Negro, en las costas de Bulgaria. Las embarcaciones son en su mayoría del siglo XIII o XIV (pero al menos una podría tener más de mil años), por lo cual constituyen un extraordinario antecedente para entender la evolución de la navegación y de la construcción de navíos que fueron precursores de aquellos del siglo XV y XVI que exploraron el Nuevo Mundo. De hecho, las embarcaciones medievales podrían tener un vínculo con el imperio veneciano.



“Desde el punto de vista arqueológico, nunca se había visto nada parecido”, dijo Rodrigo Pacheco Ruiz del Centro de Arqueología Marina de la Universidad de Southampton, en Gran Bretaña. “No podía creer lo que estábamos viendo".

El rango que abarcan los navíos hace que en ellos tengamos visos que van desde el imperio bizantino al otomano, del siglo IX al XIX. En general las embarcaciones están en tan buen estado que se han encontrado rollos de cuerda intactos, timones y acabados que fueron tallados minuciosamente. El oceanógrafo Brendan Foley señaló que es posible que se puedan hallar libros, pergaminos, y documentos escritos, por lo cual podríamos tener un tesoro bibliográfico además de todas las otras cosas de valor que se pueden encontrar en los barcos naufragados.

Los arqueólogos se vieron atraídos a la zona debido a la particularidad de que los ríos Don, Danubio y Dniéper llevan tanta agua dulce al mar que se forma una capa permanente sobre el agua salada del Mediterráneo; esto hace que el oxígeno de la atmósfera, que se mezcla inmediatamente con el agua dulce, nunca penetre las profundidades más oscuras, lo cual es una rareza entre las grandes masas de agua.

 

Lee más sobre esto en el New York Times

Esta maravillosa especie, una de las de mayor tamaño en el reino de los insectos, nos revela algunos de sus más íntimos secretos.

A lo largo y ancho de Nueva Zelanda vive una criatura muy parecida a los grillos conocida como weta. Estos insectos pueden parecer atemorizantes al principio pero, si se les ve bien, son criaturas hermosas y fascinantes.

Son una especie muy antigua, pues se calcula que la edad de estos insectos es de 180 a 190 millones de años, es decir, sobrevivieron a varios períodos geológicos y a la extinción de los dinosaurios.

Se han encontrado más de 70 especies, la más grande, el Weta gigante, puede llegar a tener el mismo tamaño de una palma, mientras que los más chicos miden 5cm. Habitan en el suelo, los árboles, las cuevas, los pastizales y los arbustos.

No poseen alas pero cuentan con mandíbulas para triturar su comida. Sus funciones dentro de la cadena alimenticia son similares a las de los ratones; suelen esconderse en el día y salir por las noches para alimentarse de vegetación, deshechos y otros insectos enfermos o muertos.

Su clasificación es difícil; se han encontrado pocos especímenes de algunas variantes. Actualmente están amenazados por la reducción y modificación de su hábitat natural y la introducción de animales ajenos al entorno (como ratas, gatos o erizos).

Al sentirse amenazados, los machos son especialmente agresivos y usualmente levantan sus patas posteriores cubiertas de espinas. Los weta machos cuidan de un número de hembras que esconden sus huevos entre la vegetación. 

Son capaces de invernar mediante la criptobiosis, es decir, se llevan a un estado de suspensión animada en el que desaparecen sus signos vitales y conservan intactas sus células congeladas para despertar en primavera. Sin duda son uno de los insectos más interesantes de Oceanía. En el siguiente video puedes ver un poco más del weta: