*

No toda la cerveza proviene de la cebada, asómbrate con el ingrediente inesperado de ésta

Buena Vida

Por: Pijamasurf - 01/02/2017

En la historia de la cerveza hubo un momento decisivo: el de la irrupción decisiva de este cereal.

Al pensar en cerveza, muchos de nosotros tenemos una idea fija: que su principal ingrediente de fermentación es la cebada. Esto no es casual, pues existen registros de civilizaciones de la antigüedad (como la sumeria o la china) en los que se utilizó dicho ingrediente para crear algunas de las primeras formas de cerveza.

Con todo, en la evolución misma de la bebida se encontró que no sólo se podía hacer cerveza a partir de la cebada. En particular, fue en la Edad Media, en la región germánica, donde un grupo de cerveceros comenzó a experimentar con la fermentación del trigo para producir cerveza, en buena medida por la mayor presencia de este grano, en comparación con la cebada. El resultado fue una cerveza de sabor distintivo que además destacó también por su color más bien claro, en un momento en que las cervezas “oscuras” eran prácticamente las únicas conocidas.

Las cervezas de trigo nacieron así, como una prueba, o quizá sea mejor decir que a partir del deseo de aprovechar lo mejor posible las circunstancias del presente. Por las características del grano, estas cervezas son de alta fermentación, lo cual a su vez las hace más ligeras y refrescantes. En su tiempo, este último rasgo fue una feliz coincidencia, pues dado el calendario de cultivo y cosecha, las cervezas de trigo estaban disponibles únicamente en verano, lo cual las volvía una compañía excelente para los días estivales, calurosos y ardientes.

Ahora, claro, se tienen prácticamente en todo el año, pero en cierta forma conserva en su esencia esa alusión a algo especial, poco común, como si beberse una cerveza de trigo estuviera reservado para una ocasión extraordinaria o hiciera de esa misma ocasión algo fuera de lo habitual.

Recientemente en México, Grupo Modelo lanzó al mercado una edición especial de su Cerveza Modelo, hecha a base de trigo. Si deseas experimentar esta notable tradición de manufactura cervecera, te invitamos a encontrarla en los centros de comercialización conocidos.

4 sencillos consejos para mejorar tus fotografías esta temporada

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/02/2017

Subir la calidad de tus fotos navideñas es algo que seguramente agradecerás cada vez que las abras para recordar esos momentos

Esta temporada navideña millones de personas desembolsaremos nuestros teléfonos con aún más frecuencia que de costumbre. Lo anterior se debe básicamente a dos razones bastante obvias.

La primera es que más que nunca desearemos hablar con nuestros seres queridos, personas que nos acompañan en la vida y a quienes no querremos dejar de desear feliz Navidad y un gran año venidero –en este sentido, es el momento ideal para aprovechar promociones como esta, de UNEFON.

La segunda se debe a que, aprovechando los viajes que muchos emprenden en esta temporada y las reuniones inolvidables entre familia y amigos, seguramente se dispararán millones de fotografías con la intención de cristalizar esas hermosas vivencias que seguramente se guardarán en la memoria pero que también queremos compartir y festejar en nuestras redes y archivarlas ahí, para que cada vez que queramos refrescar esos instantes estén disponibles. 

Si bien tu teléfono te garantiza una inmejorable herramienta para capturar las vivencias que te esperan, si sigues unos cuantos consejos tus fotografías lucirán mucho más y esto seguramente lo agradecerás cada vez que te tomes un momento para verlas y revivir esos recuerdos. Por eso te compartimos estos cuatro sencillos tips:

 

Captura momentos, no poses

Aunque es muy común fotografiar ese momento en el que todos se organizan y posan frontalmente ante la cámara, no te contentes con esas imágenes y busca momentos más espontáneos y naturales.

 

Toma en cuenta los detalles

Aunque generalmente queremos capturar una escena completa o personas de cuerpo completo, recuerda que de vez en cuando un detalle transmite mejor los sentimientos del momento (por ejemplo una mano, un platillo, una copa vacía).

 

Evita los clichés

Obviamente la imagen de tu primo o tu novia frente al mar o junto al árbol de Navidad no faltarán en tu archivo, pero te invitamos a que vayas más allá y busques también retratar cosas distintas que muchas veces pasan desapercibidas o que simplemente no son la “foto” obligada de la reunión o la vacación.

 

Dispara mucho (y borra más todavía)

Aunque muchos lo hacemos, no es una práctica que todos aprovechamos. La fotografía digital permite disparar varias veces y luego elegir la imagen que mejor salió. Sólo no olvides borrar pronto el resto pues si no terminarás con un archivo repetitivo y poco grato, y entre más tiempo pase más flojera te dará seleccionar las mejores. 

 

Para mantener tu teléfono siempre en uso aprovecha la promoción de UNEFON de esta temporada y gana hasta el doble de tiempo aire durante todo 1 año. Conoce más en este enlace.

 

También en Pijama Surf: 20 técnicas de composición que mejorarán sustancialmente todas tus fotografías