*

X

Por primera vez crean embriones híbridos de humanos-cerdos

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/28/2017

En un trabajo histórico para la ciencia, que podría ser un parteaguas para el cultivo de órganos, científicos desarrollan por primera vez quimeras entre humanos y cerdos

En una noticia que ha generado gran revuelo, genetistas del Salk Institute de California anunciaron que han desarrollado los primeros embriones de híbridos humano-cerdo. Los embriones fueron cultivados en el vientre de una marrana durante una tercera parte del embarazo.

La investigación no tiene el fin de crear monstruosas quimeras para perturbar las buenas conciencias sino de aprender los mecanismos de la gestación de híbridos con células madre, con la posibilidad de en un futuro cultivar órganos funcionales. En este caso se cultivaron precursores de células  de hígado, páncreas, pulmón, intestino y otras. 

Los embriones sólo se desarrollaron entre 3 y 4 semanas, lo cual permite "entender cómo se mezclan los humanos y los cerdos sin alzar cuestiones éticas sobre animales quiméricos maduros", dijo el profesor Juan Carlos Izpisua del Salk Institute. En este caso los embriones mostraron un bajo índice de contribución de células humanas, pero se prevé probar con mayor tiempo y enriquecer la cantidad de células humanas.

La idea es aprender a guiar células madre para generar los órganos que se quieren. El trabajo de los investigadores es considerado histórico en el campo, pero la investigación no sólo tiene potencial en la medicina regenerativa sino que también permite desarrollar ciertas enfermedades y modelar la capacidad de los fármacos para tratarlas. Se podría, por ejemplo, recrear la leucemia de un humano específico en un ratón y luego probar con diferentes fármacos, algo que aceleraría el desarrollo de fármacos personalizados.

¿Qué ves aquí? Estas son las imágenes originales del test de Rorschach de 1921

Ciencia

Por: PijamaSurf - 01/28/2017

Un breve recorrido por el trabajo del psicólogo y psiquiatra suizo, creador de uno de los cuestionarios psicológicos más famosos

via GIPHY

 

El pequeño Hermann Rorschach jamás imaginó que su temprana afición por las klecksografías –manchas con proporciones simétricas que se forman al doblar un papel con gotas de tinta– lo llevaría a formar parte esencial de la historia de la psicología moderna, pese a su temprana muerte a los 37 años.

En la escuela se ganó el apodo de Klecks, en suizo "tinta", debido a su fijación por las ilustraciones obtenidas con el método inventado por el poeta y médico alemán Justinus Kerner. Su padre, un maestro de arte, lo animaba a que se expresara. Esto explica sus inclinaciones artísticas, mismas que no abandonaría incluso después de comenzar su carrera como médico.

Cualquier parecido con Brad Pitt es mera coincidencia.

Igual que otros psicólogos como Carl Jung, que utilizaba la asociación de palabras, o Alfred Binet y Szyman Hets, que también usaron las manchas de tinta para medir la imaginación o explorar las fantasías de sus pacientes, Rorscharch creó en 1921 un test basado en la interpretación de manchas de tinta para detectar la esquizofrenia.

El test se basa principalmente en la apofenia, es decir, la tendencia humana de ver patrones y significados ocultos en información aleatoria e insignificante.

Este test no sería ampliamente utilizado hasta que Samuel Beck y Bruno Klopfer lo adaptaron, en la década de los 30, para usarlo como método de evaluación de la personalidad. Desde entonces, miles de psicólogos utilizan la prueba para analizar las áreas de tinta en donde se concentran sus pacientes y el tipo de asociaciones que hacen con las figuras para comprender un poco más sobre ellos.

Lo irónico es que el propio Rorschach se mostraba escéptico sobre la efectividad de la pueba para evaluar la personalidad de los individuos. Abajo te mostramos las imágenes originales de su test, ¿qué ves en las manchas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cabe destacar que esta prueba ya no cuenta con reconocimiento o validez clínicos frente a gran parte de la comunidad psicológica. Si alcanzaste a ver cosas perturbadoras y actos innombrables puede que no sea ni tan raro ni tan malo.