*

X
Parece cada vez más usual que la condición del trabajo sea sustraer vida a las personas que lo realizan

El trabajo es una condición inevitable de la vida. Dicho esto no como una condena, tal y como se entiende en el imaginario judeocristiano, sino más bien como una circunstancia propia de la existencia. Sea por la finitud de la vida, por el modelo económico en que vivimos o por la cultura en que nos desarrollos, por razones existenciales o de otro orden, es necesario trabajar, e incluso en las fantasías utópicas de quienes han imaginado un mundo sin jornadas laborales, el trabajo no desaparece, en buena medida porque éste representa un medio de realización para el ser humano, es decir, una forma de materializar su deseo, su propósito en la vida, el sentido que ha encontrado a la existencia y más. Por eso el trabajo es indisociable de la vida.

Con todo, en nuestra época y ya desde hace algún tiempo, el trabajo ha virado hacia las antípodas de esos fines trascendentes. La industrialización de la vida y la dinámica entre la producción incesante y el consumismo exacerbado han exponenciado la vacuidad de los trabajos. La conocida enajenación del proletariado notada por Karl Marx –el distanciamiento entre el trabajador y su labor cotidiana, el hecho de considerarse únicamente como una pieza más de la maquinaria– se ha acentuado en las últimas décadas, además con otro efecto: la enajenación de la propia vida.

No es sólo que el trabajo ha dejado de ser un medio de realización, sino que además parece ser ahora uno de los principales obstáculos para poder cumplir dicha realización en otros ámbitos de la vida. Para muchos, el trabajo es como un risco frente al cual están parados y que les impide regocijarse con el resto del panorama.  

 

Trabajos que enferman

Para muchas personas, el primer precio que pagan por tener un trabajo es su salud. El cuidado del cuerpo decae poco a poco por la vía de una alimentación descuidada y la falta de actividad física. Comida rápida o chatarra, golosinas, bebidas azucaradas, son en muchos casos la dieta básica del trabajador promedio y, por otro lado, el ejercicio físico se desestima, se le llega a considerar algo prescindible, por más que nuestro cuerpo, por naturaleza o evolución, necesita moverse. ¿Te has preguntado qué efectos tendrán, de aquí a 10 años, los hábitos de salud asociados a tu vida laboral?

 

Trabajos que endeudan

Un elemento decisivo del capitalismo contemporáneo es la deuda, en prácticamente todos los niveles del sistema. El dinero ha consolidado su condición ilusoria al grado de que ahora es posible vivir sin ni siquiera verlo, por decirlo de alguna manera. A nivel personal y cotidiano, esto ha provocado el efecto un tanto irreal de vivir no con el dinero que se tiene, sino con aquel que se espera tener. La deuda, en un sentido simbólico, es asegurar para el futuro las condiciones presentes, negarnos por voluntad propia cualquier posibilidad de cambio.

 

Trabajos que esclavizan

El filósofo de origen coreano Byung-Chul Han ha llamado a la nuestra la “sociedad del rendimiento”, tomando esta palabra en el doble sentido de rendimiento como ganancia económica pero también como sinónimo de fatiga. Vivimos ahora agobiados, en apariencia, por el trabajo al cual nos dedicamos, por salir temprano de casa y regresar bien entrada la noche, por los pendientes que se acumulan y las tareas que no cesan.

Sin embargo, a decir de Byung-Chul Han, no es eso lo que nos rinde, sino algo más profundo: la autoexplotación a la cual nos sometemos voluntariamente. En su forma contemporánea, el capitalismo encontró la manera de que la explotación cuyo ejercicio antes recaía en un “amo” –un jefe, un patrón, un empresario, un gerente, etc.–, ahora esté en la conciencia misma del individuo, quien trabaja bajo la idea de que si no tiene lo que quiere es porque no se esfuerza lo suficiente –y bajo esa dinámica nunca se detiene a preguntar si de verdad desea aquello por lo cual dice estar trabajando.

Vivir bajo ese mandato deriva en fatiga y angustia. El sujeto que se cree “empresario de sí mismo”, que es amo y esclavo a la vez, vive aprisionado entre dos barreras: una, la de sus propias condiciones, que parecen siempre insuficientes; y otra, la de las condiciones externas, que lo animan a esforzarse por tener lo que nunca podrá alcanzar. Y no porque sea imposible tener lo que queramos, sino porque es imposible por definición en los términos que plantea el capitalismo.

El fin de la esclavitud –es decir, el comienzo de la libertad, de la vida auténtica– ocurre cuando podemos sacudirnos la dominación del amo, la lógica bajo la cual aprendimos a vivir, a desear, a amar, y descubrimos que tenemos lo necesario para ser no empresarios de nuestra vida, sino artífices de nuestra existencia, sujetos que viven en sus propios términos.

 

¿Por qué aceptamos tan fácilmente trabajos nos enferman, nos endeudan y nos esclavizan? ¿Será porque no estamos dispuestos a realizar el trabajo que implica la construcción de nuestra propia libertad?

 

Ilustraciones: John Holcroft

 

Twitter del autor: @juanpablocahz

¿Crees que puedes estar teniendo contacto extraterrestre? Averígualo con este cuestionario

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/25/2017

La terapeuta Mary Rodwell se ha especializado en dar apoyo a quienes han pasado por experiencias de contacto extraterrestre, que con frecuencia enfrentan numerosos juicios y malentendidos al intentar compartir y comprender su experiencia

Mary Rodwell nació en el Reino Unido, donde se desarrolló como enfermera, partera y educadora de la salud.  Posteriormente se mudó a Australia, donde trabajó como terapeuta tanto en el ámbito de la medicina y para dos agencias profesionales antes de dedicarse exclusivamente a su práctica privada. Mientras tomaba cursos para obtener una certificación avanzada como terapeuta se involucró en el fenómeno de los OVNIS y las abducciones. La falta de apoyo para quienes pasaban por este tipo de experiencias que en ocasiones resultaban traumáticas la llevó a formar la primera red de ayuda en Australia: The Australian Close Encounter Resource Network o ACERN, a través de la cual ofrece apoyo terapéutico e información a quienes pasan por experiencias poco comunes, especialmente casos relacionados con contacto extraterrestre.

En su primer libro, Despertar. Cómo el contacto extraterrestre puede transformar tu vida, publicado en 2002, Rodwell incluye un extenso cuestionario que comprende aspectos físicos, mentales, emocionales y paranormales para determinar si existe la posibilidad de haber experimentado contacto extraterrestre. En palabras de la terapeuta:

El cuestionario no te dirá definitivamente si estás teniendo contacto, su propósito es ser una guía. Si después de leer las primeras preguntas comienzas a sentirte incómodo o ansioso, entonces tómate un descanso y pasa al siguiente capítulo.

A continuación incluimos una traducción de los puntos principales de dicho cuestionario.

  • Efectos físicos

¿A veces te sientes inusualmente adormilado y te invade un deseo imperioso de dormir?

¿Te despiertas con raspones, moretones, cicatrices o una sensibilidad particular en determinadas áreas de tu cuerpo que no puede ser explicada?

¿Eres extremadamente sensible al ruido?

¿Tienes problemas de cuello o espalda?

¿Tienes problemas de sinusitis?

¿Tienes alta sensibilidad a la luz?

¿Te levantas con sagrado en la nariz?

¿Tienes signos vitales bajos, como por ejemplo presión arterial, latido cardíaco o temperatura corporal bajos?

¿Hay meses en que no experimentas tu período menstrual y a veces sientes como si estuvieras embarazada?

¿Has confirmado un embarazo para después descubrir que no hay feto?

¿Tienes patrones de sueño anormales o insomnio?

¿Tuviste problemas para dejar de mojar la cama cuando eras niño?

¿Experimentas parálisis de vez, no siendo capaz de mover tu cuerpo mientras descansas?

  • Sueños y flashbacks

¿A veces sueñas con viajar a través de las paredes?

¿Con ver niños o bebés que se ven enfermos o diferentes de alguna manera?

¿Tener sexo con personas que conoces o con seres extraños?

¿Estar embarazada o dar a luz?

¿Que algún feto sea extraído de tu cuerpo?

¿Catástrofes globales, problemas ambientales, alertas, etcétera?

¿Búhos, payasos, gatos, arañas o lobos?

¿Ser perseguido?

¿Estar cubierto en una sustancia pegajosa y densa?

¿Respirar bajo el agua?

¿Ser examinado con instrumentos inusuales?

¿Hospitales o doctores?

¿Una nave alienígena o seres extraños?

  • Psicología y creencias 

¿Necesitas dormir con la luz prendida?

¿Experimentas dificultades con las relaciones sexuales?

¿Cambias tu lugar de residencia con frecuencia?

¿Tienes huecos en tus recuerdos de la infancia?

¿Consideras que tienes una mente muy abierta?

¿Crees en formas de vida extraterrestre?

¿Tienes dificultades con la autoestima?

¿Consideras que las plantas y los animales son tan importantes como los humanos?

¿Tienes una compulsión por ir a lugares remotos o estar contigo mismo?

¿Tienes miedo a la oscuridad aunque seas un adulto?

¿Mantienes tu cama lejos de las ventanas o quizá junto a una pared?

¿Eres claustrofóbico?

¿Experimentas un sentimiento de pánico o ansiedad en los corredores?

¿Te desagradan los doctores o los dentistas?

¿Con frecuencia sospechas que estás siendo observado?

¿Tienes fobia a las agujas?

¿Te resulta difícil confiar en las personas?

¿Tienes grandes huecos en tus recuerdos de la infancia o adolescencia?

¿Estás interesado en realidades alternativas?

¿Sientes pasión por las cuestiones relacionadas con el medio ambiente?

¿Eres un vegetariano o te interesa convertirte en uno?

¿Estás muy interesado en la espiritualidad?

¿Tienes miedo de los payasos, búhos, gatos, insectos, arañas o lobos?

  • Sentimientos intuitivos

¿Te sientes diferente a uno o ambos padres?

¿Sientes que eres diferente a todos los demás?

¿Experimentas un sentimiento de tener una misión o un propósito especial en tu vida?

¿Sientes que no perteneces aquí?

¿Tienes habilidades extraordinarias, es decir, paranormales?

¿Sientes un anhelo o atracción por el cielo nocturno?

¿Te sientes atraído por los OVNIS o el fenómeno extraterrestre?

¿Tienes la sensación de recibir información o mensajes telepáticos?

¿Estás consciente de información o conocimiento que no has estudiado con anterioridad?

¿Tienes una sensación de urgencia relacionada con el planeta o la sociedad?

¿Estás interesado en los valores materialistas?

¿Tienes deseos de comer y vivir más sanamente?

¿Tienes muchos deseos de fugarte, como pensamientos suicidas, o ser humano se siente como algo muy difícil para ti en ocasiones?

¿Sientes atracción por un lugar en particular sin saber por qué?

¿Tienes algún trauma sexual que se haya generado en tu infancia o adolescencia?

¿Te altera ver imágenes de OVNIS o extraterrestres?

¿Hay algo que sabes que no debes decir, pero no entiendes por qué?

  • Cuestiones inusuales, paranormales o bizarras

¿Has experimentado anomalías en el tiempo, como tener tiempo extra o tiempo perdido o llegar mucho más temprano o tarde de lo esperado a algún destino o actividad?

¿Has notado que los relojes y quiso electrónico tales como la televisión se encienden y apagan independientemente o fallan cuando están cerca de ti?

¿Te has despertado en un lugar diferente a donde te fuiste a dormir?

¿Has despertado con tu ropa abotonada incorrectamente o descubierto al despertar que tu vestimenta está en otro lugar?

¿Has tenido experiencias fuera del cuerpo?

¿Has descubierto que eres muy intuitivo, telepático o psíquico?

¿Te has despertado sin recordar cuándo te fuiste a dormir?

¿Escuchas un zumbido o sonido agudo inusual?

¿Percibes olores extraños como sulfuro o caucho?

¿Ves bolas de luz inusuales o flashes de luz cerca de tu casa u otro lugar?

¿Has presenciado brumas inusuales?

¿Has visto helicópteros negros poco comunes cerca de donde vives? 

¿Has experimentado ruidos raros cerca de tu casa?

¿Has observado nubes de formas extrañas?

¿Has notado a los animales comportarse erráticamente cerca de ti?

¿Has visto figuras cubiertas con una capucha o similares a una sombra cerca de tu casa o habitación?

¿Tu almohada presenta manchas poco comunes y no tienes idea de cómo llegaron ahí?

¿Sientes que has sido sanado de alguna forma a través de tus experiencias de contacto?

¿Sientes energías o presencias a tu alrededor?

Los mencionados anteriormente son algunos de los puntos que pueden indicar un posible contacto extraterrestre, el cual puede ir desde un avistamiento hasta visitas periódicas, especialmente durante la noche. Sobra decir que con frecuencia cuando niños, adolescentes o adultos intentan comunicar las inquietudes que sienten sobre lo que les está pasando se encuentran con que sus interlocutores son incapaces de aceptar una realidad en la que los eventos que describen son posibles. Esto por supuesto incluye a psicólogos y psiquiatras que usualmente realizan diagnósticos  y recetan fármacos que lejos de aliviar a sus pacientes, complican su vida aún más. Si conoces alguien que puede estar pasando por esto, conviene que mantengas tu mente abierta y te des la oportunidad de escucharle sin juicios. Por otro lado para quienes experimentan contacto es importante que puedan reconocer e integrar sus experiencias a su vida para poder trascender los miedos y alteraciones que esto puede traer a su vida humana.