*

¿Por qué en la cotidianidad está la vida?
Siempre es posible sentir nuevas emociones, cada día, incluso con los mismos estímulos

De la manera en que pasamos nuestros días es, por supuesto, como pasamos nuestras vidas.

Annie Dillard

 

Como seres humanos siempre buscamos nuevas emociones como una manera de crecer o al menos sentir que así lo hacemos. Buscamos nuevas experiencias y conocimientos, intentamos saciarnos de incontables formas (aunque claramente existe una tendencia a paliar esa sed de novedad con el consumismo).

Es, así, natural; las personas buscamos mantenernos estimuladas, rehuimos el aburrimiento, pero personajes como Bertrand Russell nos hacen ahondar sobre el valor de una cierta tolerancia al aburrimiento, porque sólo así podremos sentir lo sencillo:

Para llevar una vida feliz es esencial una cierta capacidad de tolerancia al aburrimiento. La vida de los grandes hombres sólo ha sido emocionante durante unos pocos minutos trascendentales.

La vida está en la cotidianidad; por más que se persigan emociones y experiencias nuevas, siempre llegará un punto en el que los brazos de la cotidianidad nos envolverán...

 

¿Cómo encontrar la vida en la cotidianidad?

Se trata de reconocer lo lúdico en lo cotidiano. Sentir los pasos, descubrir siempre novedades en las personas con las que tienes contacto a diario, nuevos aromas en tu vecindario o inéditas figuras en tu techo. No se trata de quedarte estancado y renunciar a las novedades sino de hacer consciente que éstas serán efímeras.

Encontrar un equilibrio entre disfrutar lo cotidiano y tener sueños que perseguir podría ser una fórmula para aprender a disfrutar la vida (pues también se trata de un aprendizaje). Conforme a lo científico, numerosos estudios coinciden en que las claves para una vida mas feliz están en elementos que en realidad forman parte de lo cotidiano: relaciones humanas significativas, comunidad, un trabajo con un sentido más allá del éxito o el dinero, etcétera.

La vida está en el día a día; y también en esta sombra que siempre nos alcanzará, lo cotidiano, y que puede ser de lo más seductora si aprendemos a apreciarla. Así las experiencias extraordinarias tendrán mucho más profundidad y luego volveremos a la cotidianidad con agradecimiento, porque en realidad quizá es esta la musa de las almas más libres.

 

Twitter: @AnaPauladelaTD

Al parecer Lindsay Lohan se ha convertido al Islam

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/18/2017

LiLo abraza la fe de Mohammed, según varios medios

Lindsay Lohan es una de las celebridades más polémicas e impredecibles. Su vida, al menos hasta hace poco, es de lo más alejado a la estricta disciplina de una religión. Lohan ha estado en rehab por abuso de drogas y alcohol más de seis veces, ha posado en Playboy desnuda y ha escrito sobre todas sus parejas sexuales en Scattergories. Cuando uno piensa en la decadencia de las celebridades, su nombre suele irrumpir rápidamente.

Pero, ya sea por una estrategia radical de rebranding o por una sincera reforma espiritual, en el último año Lohan se ha estado acercando al Islam y diversos medios sostienen que al parecer se convirtió a esta religión luego de que borró todas las imágenes de su cuenta de Instagram para dejar solamente el saludo tradicional: “Alaikum salam”. Lohan ya había estado antes coqueteando con el mundo islámico. 

En el 2015 los paparazzi retrataron a Lindsay con una copia del Corán, el cual aparentemente fue un precioso regalo de amigos cercanos. "Me abrió puertas para tener experiencias espirituales y encontrar un nuevo significado verdadero”, dijo la actriz de Mean Girls. Lohan ya en ese entonces dijo que recibió fuertes críticas y tratamiento negativo sólo por esta imagen, y de hecho elogió el estatus del que gozan las mujeres en Turquía diciendo que en su país lo ven a uno con el Corán y piensan que es el Diablo. Según ha declarado se encuentra aprendiendo turco, italiano y árabe (para sumar a una amplia lista de idiomas). La joven políglota se ha convertido en una entusiasta vocera de lo que esta haciendo el presidente turco Erdogan y ha visitado campos de refugiados sirios en lo que, según dice, ha sido una de las experiencias más significativas de su vida.

La vida de Lohan parece llegar a niveles surrealistas y es difícil decir qué tan seria es esta supuesta conversión o qué tanto durará su compromiso con esta religión (¿se trata de una nueva provocación o de una genuina manifestación de devoción?), pero a la distancia parece ciertamente una evolución positiva, quizás un atisbo de que a los 30 años finalmente está madurando. En el 2014 le dijo a Oprah Winfrey:

Soy una persona muy espiritual y me he ido volviendo aún más espiritual con el tiempo. Realmente estoy conectada [con la espiritualidad] ya sea la oración o la meditación… hay tantos poderes más grandes que yo en en el mundo. He sido bendecida y afortunada en recibir este regalo que puedo compartir con las demás personas.

Aunque no se ha confirmado su conversión (y algunos medios especulan que simplemente ha tomado un sabático de las redes sociales), voces islámicas ya han dado la bienvenida a LiLo.