*

X

Vilém Flusser contra México: Una visión post-histórica de la catástrofe mexicana

Arte

Por: pijamasurf - 01/29/2017

Una conversación en los márgenes del colapso con el escritor Rafael Toriz

El tiempo del colapso de las instituciones y la identidad nacional es también un tiempo fértil para discutir y rediseñar lo que es ser "un sujeto-ciudadano" en México. Como si al tocar fondo, o al ver el fondo --especie de monstruosa vagina dentata, surgiera de las profundidades del ser una necesaria imaginación perdida. Ya lo ha dicho el documentalista Adam Curtis en su genial documental HyperNormalisation: lo que define a nuestros tiempos y mantiene al sistema neoliberal todoabarcante es nuestra incapacidad de imaginación, de imaginar otros mundos posibles dentro de este mundo que cada vez se parece más a una sangrienta farsa. 

Rafael Toriz, colaborador de Pijama Surf y diversos medios en Argentina, entre ellos Clarín y Perfil, así como también premio nacional de ensayo Alfonso Reyes, busca iniciar un diálogo para la reconstrucción de nuestro significado en tiempos álgidos si los hay. Sostiene Toriz que estamos viendo el "envilecimiento paulatino de la vida de la mayoría de los mexicanos", un largo acto trágico de más de 7 décadas, una progresiva decadencia de la cultura, de la libertad y de la economía (la lista quizás podría abarcar la totalidad de las categorías: sociedad, espíritu, futbol, etc.). Escribe:

El conjunto de prácticas, políticas y representaciones que definían “lo mexicano” –entendido como los rasgos específicos que dieron forma y contenido al país– se encuentran colapsadas, transformando, en el orden de la desfiguración, la idea de una república federal en un conjunto de señoríos feudales donde distintos señores de la guerra redefinen en el presente los límites y los alcances de lo que alguna vez fue la república mexicana.

Toriz estará impartiendo una conferencia en Centro Horizontal (Ciudad de México) el próximo 2 de febrero a las 19:30, titulada "Vilém Flusser contra México: Una visión post-histórica de la catástrofe mexicana", cuya intención es:

utilizar algunas de las categorías esenciales del filósofo transterritorial Vilém Flusser (1920-1991) para analizar algunos instantes señeros del imago mundi del siglo XX mexicano con la intención de desmontarlos para tratar de pensar y diseñar un nuevo modelo de país frente la catástrofe que lo ha transformado de manera definitiva.

Se espera analizar la figura del estado "como editor", "el multilingüismo como una herramienta de sociabilidad en pos de sociedades comunitarias y la posibilidad de un diseño de país fundamentado en una concepción posthistórica de nación". Será una buena sesión para combinar una mirada analítica con alguna reserva de pirotecnia de la imaginación, o en su defecto recurrir a una catártica danza entre las ruinas (habrá un DJ, jovialidad y cocteles tropicales, algo que parece ser uno de los rescoldos inviolables de esta identidad que colapsa vertiginosamente).

 

Te podría interesar:

Beardsley: la línea negra del art nouveau (FOTOS)

Arte

Por: PijamaSurf - 01/29/2017

Conoce una muestra de las grandiosas ilustraciones del genio perdido y algunos episodios de su trágica vida

 

Aubrey Beardsley nació en Brigthon, Sussex, Inglaterra, el 21 de agosto de 1872. Desde muy joven comenzó a interesarse por el dibujo, en especial por la ilustración. A los 6 años le diagnosticaron tuberculosis, enfermedad que nunca se separaría de él.

 

 

Fue uno de los grandes iniciadores del art nouveau, corriente plástica aplicada a la arquitectura (Antonio Gaudí), la pintura (Gustav Klimt), la ilustración (Alfons Mucha) y las artes decorativas. Una de sus principales características es el uso de motivos herbolarios y floridos representados con líneas curvas, además de motivos provenientes del arte oriental.

 

 

Beardsley ilustró grandes obras literarias antiguas y de su época como Salomé de Oscar Wilde, con quien se decía que sostuvo un romance. Pertenecieron a un círculo de jóvenes dandis, vestidos estrafalariamente, con hábitos malvistos y una visión crítica de la reprimida sociedad victoriana.

 

Influido por el trabajo de los prerrafaelitas, una asociación de artistas ingleses de mediados del siglo XIX que abogaban por un arte más sincero y directo, Beardsley comenzó a buscar una voz propia y terminó por abrir su propio capítulo en la historia del dibujo.

 

 

Sus aportaciones a través del uso indistinto de la línea gruesa tanto para fondos como para personajes fueron decisivas en el desarrollo de varias corrientes artísticas posteriores.

 

 

Fundó y trabajó como coeditor de la publicación trimestral The Yellow book. En 1895, luego del escándalo provocado por el juicio contra Oscar Wilde por el cargo de asquerosa indecencia (es decir, homosexualidad), su reputación se vino abajo y fue expulsado de su propia revista.

 

Su fascinación por lo grotesco, la muerte y la decadencia alimentó muchos juicios negativos contra su arte; esta búsqueda responde a un sardónico cuestionamiento contra los valores que defendían las buenas conciencias de la aristocracia y la burguesía: la sexualidad, los ideales de belleza, los roles de género y el consumismo.

 

 

Una técnica elaborada con pocos materiales, en blanco y negro, simple pero rica en matices y detalles que permitió al artista, mediante el vaciado sencillo a una placa de zinc, elaborar rápida y fácilmente reproducciones ilimitadas de sus ilustraciones sin perder la claridad del original.

 

 

El autodeclarado asexual, de quien se rumoraba una posible relación incestuosa con su hermana mayor, Mabel, murió en 1898, apenas a los 25 años, de tuberculosis. Dejó detrás un legado artístico incalculable que lo sitúa en la línea de vanguardia de los grandes representantes del art nouveau.