*

X

Las 10 conductas más típicas de la condición humana (que seguramente has hecho alguna vez en tu vida)

Salud

Por: PijamaSurf - 02/27/2017

Mentir, aburrirse, olvidar palabras o acciones; éstas son algunas de las actividades más típicas de la condición humana

La condición humana es asombrosamente versátil: puede enfrentarse a sentimientos y situaciones terriblemente complejos, o enfocar su energía a la mera existencia en la nada. Incluso existen ocasiones en que la condición misma nos arrincona a realizar actividades peculiares –aunque de “peculiares” puedan tener poco.

¿Alguna vez te has sorprendiendo haciendo esta lista de cosas raras? Si es así, quizá eres más normal de lo que sospechas:

– Se prefiere más una mano que la otra. Observa tus manos: una muy similar a la otra. Sin embargo y pese a su parecido, una tiene mejor habilidad motriz que la otra, por lo que se vuelve predominante a la hora de usarla. Una teoría de este fenómeno se encuentra relacionada con los procesos estructurales del cerebro: el hemisferio izquierdo –reconocido por las funciones del raciocinio y el lenguaje– está cercanamente conectado con la parte derecha del cuerpo, haciéndola más fuerte con el uso constante y hábil, y viceversa en el caso de los zurdos.

– Alterar el cuerpo. Se gastan anualmente alrededor de 13.5 miles de millones de dólares en intervenciones --quirúrgicas y no quirúrgicas-- estéticas, tatuajes, perforaciones, cosméticos, etc. Para la psicóloga Diana Zuckerman, presidenta del National Research Center for Women & Families, las alteraciones corporales, especialmente las cirugías plásticas, surgen con la idea de que hay la posibilidad de vernos mejor y que sólo así seremos felices: “Como si así nos sentiremos mejor sobre nosotros mismos. Y esta lógica tiene sentido, porque vivimos en una sociedad a la que sólo le importa el aspecto físico”. No obstante, es importante tomar conciencia de que las alteraciones corporales no necesariamente hacen a las personas más atractivas ni más felices.

– Chismear. Es una actividad del día a día. Los científicos especulan que los chismes son una herramienta de vínculo entre humanos. Al menos esa es la teoría del primatologista Robin Dunbar, de la Universidad de Oxford, quien asocia el chisme con el despulgamiento entre los primates: “Es el pegamento que mantiene fuertes los vínculos sociales”.

– Tener lapsus. Olvidar cierto tipo de información, como no recordar lo que se buscaba al abrir la puerta del refrigerador, es normal. Los neurocientíficos aseguran que existen numerosos factores que pueden causar los olvidos, pero los principales se encuentran en el estrés y las pocas horas de sueño.

– Mentir. Es una realidad que las personas mienten por numerosas razones: por malicia, para evitar hacer daño, por miedo a las consecuencias, etc. La lista puede ser larga, pero se trata de una serie de razones subjetivas. Frente a esto, los científicos se dedicaron a analizar los factores que facilitaban las mentiras. De acuerdo con Robert Feldman, psicólogo de la Universidad de Massachusetts, las mentiras pueden estar influenciadas por la autoestima: cuando una persona miente existe un ligero miedo a decepcionar al otro que pone en riesgo la autoestima y la autoconcepción. En palabras del científico: “No se trata de impresionar a los otros sino de mantener un concepto de nosotros consistente con la manera en que nos gustaría ser vistos”. Pero las mentiras “maliciosas”, como falsificar información, según William Earnest, profesor de comunicación en la Universidad St. Edward’s de Austin, Texas, ocurren cuando los individuos intentan evitar el castigo y la vergüenza.

– Aburrirse. Aunque haya una larga lista de obligaciones por cumplir llega a suceder, más frecuentemente de lo deseado, que nos aburrimos. Según los científicos, el aburrimiento no tiene que ver realmente con mantenerse ocupado sino con la ausencia de una excitación neurológica que se traduce en una sensación subjetiva de insatisfacción, frustración y desinterés.

– Pensar en la muerte. De acuerdo con Pelin Kesebir, psicólogo y asistente del Center for Healthy Minds en la Universidad de Wisconsin-Madison, los pensamientos sobre la muerte son muy comunes y naturales. Aunque la obsesión con este tipo de pensamiento no es normal, funcional ni saludable, los humanos tendemos a pensar de vez en cuando en este evento. Eso sucede porque nuestra mente “nos hace estar dolorosamente conscientes de la inevitable mortalidad, y esta toma de conciencia choca contra nuestro deseo biológico por la vida”.

– Tener conductas autodestructivas. Fumar, beber alcohol o usar drogas son algunos ejemplos de aquellas actividades que sabemos que son tóxicas pero seguimos haciendo. Los investigadores aseguran que, además de existir una predisposición genética, las adicciones implican un rush de adrenalina que busca sólo el placer inmediato e imposibilita pensar en las consecuencias.

– Llorar. Entre los mamíferos, los humanos son los únicos que pueden llorar de emoción. Las lágrimas no tienen sólo la función de comunicar sentimientos de distrés; también sirven para expulsar del cuerpo hormonas tóxicas causadas por altos niveles de cortisol.

– Tener hipo. Este fenómeno se caracteriza por esos involuntarios e incómodos espasmos de la membrana muscular del diafragma, provocando dificultad tanto para respirar como comer. Sucede cuando el músculo se irrita con la presencia de mucha comida en el estómago. Desgraciadamente, los científicos aún no identifican razones relevantes para la aparición del hipo.

Por estos 7 rasgos, personas que han pasado mucho tiempo solteras son la mejor opción de pareja

Salud

Por: pijamasurf - 02/27/2017

Un período extenso de soltería puede ser la mejor preparación para la vida en pareja

Comenzar una relación de pareja puede no ser sencillo, en buena medida porque es en ese tipo de vínculo en especial en donde se depositan algunas de las expectativas, suposiciones, miedos e incluso traumas que no siempre se tienen conscientes y, por otro lado, aunque se conozcan, no siempre es sencillo ponerlos en juego en el marco de una relación de pareja.

En este sentido, existen múltiples perspectivas desde las cuales considerar el asunto. En este caso reunimos siete rasgos sustentados en estudios científicos en los que se asegura que una persona que ha pasado mucho tiempo soltera puede ser una excelente opción de pareja. ¿Por qué razón?

Grosso modo, porque la soltería es una buena oportunidad para aprender a disfrutar la vida a solas, esto es, sin depender de alguien más para poder hacerlo. En muchos casos, la relación de pareja se mira como el único medio de disfrute, y hay quienes al perder a su pareja pierden también su posibilidad de encontrarse en el mundo.

Compartimos a continuación los puntos, siguiendo en ciertas cosas un artículo aparecido en el sitio i100.

 

Las personas solteras tienen vínculos personales más sólidos

Hace un par de años, las investigadoras Natalia Sarkisian y Naomi Gerstel (del Boston College y la Universidad de Massachusetts, respectivamente) realizaron un estudio en el que encontraron que las personas solteras tienden a mantenerse en contacto con sus seres queridos –familia, amigos e incluso vecinos– con mucha mayor frecuencia que las personas casadas o con otro tipo de relación de pareja estable.

 

Las personas solteras son más exitosas

En otro estudio, una observación interesante fue una correlación entre la soltería y cierta forma de éxito, específicamente aquella que se refiere a la satisfacción personal y la puesta en marcha de cambios orientados a la mejora de la vida propia.

 

Por lo tanto, están contentas con quienes son

La seguridad en sí mismo parece ser otro beneficio derivado de la soltería (y una conclusión de la investigación citada en el punto anterior). Una vez que han llevado su vida hacia lo que realmente quieren, las personas solteras no suelen dejarse influir por opiniones ajenas.

 

 

Las personas solteras se ejercitan

De acuerdo con una investigación de Kei M. Nomaguchi y Suzanne M. Bianchi (de las universidades de Calgary y Maryland, respectivamente), las personas solteras suelen ejercitarse mucho más que las casadas, sobre todo los hombres.

 

Y son más delgadas

En un estudio distinto se confirmó eso que se sospecha y aun se comprueba desde el sentido en común: la vida en pareja se traduce, con suma frecuencia, en una ganancia de peso. De acuerdo con datos recabados en el Reino Unido, casi seis de cada 10 personas ganaron un promedio de 6kg en su peso corporal poco después de haber iniciado una relación de pareja.

 

Las personas solteras tienen vidas más plenas

Esto no es una regla, pero en ciertos casos la soltería puede derivar en un sentido claro de la existencia o, mejor dicho, en cierta plenitud de vida. A diferencia de las personas en una relación, quienes en ocasiones pretenden derivar todas sus necesidades personales y sociales hacia la vida en pareja, los solteros tienden a diversificar, a satisfacer ciertas cosas con sus amigos, otras más con su familia, en el trabajo o en actividades recreativas o filantrópicas.

 

¿Las personas solteras son más felices?

Culturalmente existe cierta tendencia a considerar la soltería como un estado que se debe conjurar, como si se tratase de una maldición y, por lo mismo, creemos que los solteros son personas infelices que por una extraña razón no han sido capaces de alcanzar el ansiado bien de la vida en pareja. Con todo, es muy posible que, como otros espejismos ideológicos, este también sea falso. Así como la vida en pareja no es solución a ningún problema ni la llave maestra para una existencia significativa, así tampoco la soltería, pero al mismo tiempo ni una ni otra son condiciones para no alcanzar dicha plenitud. Es decir, por supuesto que una persona soltera puede ser feliz. ¿Quién no lo sería si se conoce, tiene seguridad en lo que es, se ejercita y ha encontrado la forma de disfrutar su vida presente?

 

En una carta dirigida a Tomás Segovia, Octavio Paz contó su encuentro con Marie-Jose, quien a la postre sería su compañera de vida y a quien pudo amar, según escribió, porque antes había aprendido a estar solo. En cierto sentido, esa es la ganancia mayor de la vida en soltería, y la razón última por la cual las personas solteras pueden ser excelentes parejas.

 

También en Pijama Surf: 

¿Mejor solo que mal acompañado? Las virtudes (y desventajas) de la soltería y la vida en pareja (VIDEO)

Filósofo explica por qué siempre escogemos a la pareja incorrecta