*

5 razones para no olvidar a tus amigos

Salud

Por: pijamasurf - 02/16/2017

No hay vida sin amigos, por eso hay que cuidarlos como se cuidan otras expresiones de amor

“La amistad hace de tormentas y tempestades un lindo día en los afectos, y de la oscuridad y confusión de pensamientos hace la luz del día”, escribió Francis Bacon, en el que posiblemente sea uno de los mejores elogios que se han dicho sobre los amigos y sus bondades.

En efecto, de todos los vínculos que tenemos y formamos a lo largo de nuestra vida, quizá el de la amistad sea el único que lo tiene todo, sin restricciones. Un amigo puede conocernos mejor que nuestros padres o nuestra pareja; con un amigo podemos rivalizar tanto o más que con un hermano; con un amigo podemos decir la verdad, sentirnos a gusto, también discutir, y todo ello dentro del territorio de la amistad.

Pero por si esto no bastara, a continuación te invitamos a considerar cinco razones para preservar tus vínculos amistosos y cuidarlos de la misma manera que se cuidan otras expresiones del amor.

 

Amigos y salud

Varios estudios han demostrado la relación entre los amigos y la salud personal. Entre otros, uno de los más destacados es el que realizó hace algunos años la doctora Lissa Rankin con comunidades de inmigrantes italianos en Estados Unidos. Fieles a su origen, muchas de esas personas sostenían un estilo de vida que, desde fuera, parecería poco saludable: comidas ricas en grasas, alcohol en abundancia, sedentarismo, tabaquismo. A pesar de esto, su corazón estaba en mucho mejor estado que el del estadounidense promedio, por una sola razón: su vida la hacían entre amigos. La felicidad de encontrarse entre gente querida tiene efectos no sólo emocionales sino también fisiológicos.

 

Amigos y empleo

Dos o tres generaciones atrás se decía con fervor que encontrar un trabajo era más fácil gracias a un factor: los amigos. Nuestra red de vínculos personales influye notablemente en nuestras oportunidades de vida, en sentido amplio, y el trabajo no es la excepción. Este análisis estadístico mostró que frente a otros recursos, los amigos y contactos siguen siendo el principal punto de contacto con una vacante: cuatro de cada 10 personas encuentran un nuevo trabajo gracias a un amigo, frente a dos de cada 10 que lo hacen por medio de un sitio de Internet especializado o una de cada 10 que llegan por una agencia de contratación. ¿Buscas empleo? Pregúntale a tus amigos.

 

Amigos y adversidad

Si no hay vida sin adversidad, ¿qué es lo mejor que podemos hacer al respecto? Entre otras cosas no menos importantes, tener amigos. ¿Quién si no estará ahí para acompañarte en ese momento de dificultad? 

 

Amigos y felicidad

Y no menos cierto es que no hay vida sin felicidad. Y si, como dice Shakespeare, de lo bello sólo deseamos que se acreciente, ¿qué terreno más fértil para lo mejor de esta vida que el de los amigos y su afecto irrestricto? ¿No es entre amigos donde la felicidad se multiplica sin agotarse nunca?

 

Amigos y vida

La amistad auténtica está ligada indisociablemente a las cualidades más vitales de la existencia: la libertad, el descubrimiento, la realización. Hay amigos que nos muestran el camino de la vida plena, otros nos llevan al hallazgo de lo que no conocíamos y con otros más, con acciones muy concretas, nos damos cuenta de que sólo en el hacer compartido se encuentra la verdadera vida.

 

Si deseas conservar a tus amigos, te sugerimos aprovechar esta oportunidad de mantenerte en contacto con todos ellos. Sólo haz clic en este enlace para conocer más al respecto.

A estas 2 edades una persona es especialmente sensible al trauma

Salud

Por: pijamasurf - 02/16/2017

Por la actividad que realiza el cerebro a estas edades, los eventos traumáticos podrían ser especialmente dañinos

Los científicos sugieren que existen momentos en el desarrollo del cerebro y de la personalidad humana que son especialmente sensibles, ya que durante estos períodos se realizan procesos neurales sumamente importantes.

Tara Swart del MIT mantiene que en los primeros 2 años de vida y durante la adolescencia el cerebro atraviesa por sus momentos más maleables. Las experiencias traumáticas durante estas edades pueden alterar la actividad cerebral y acabar afectando la expresión de ciertos genes. 

En los 2 primeros años el cerebro se desarrolla a un ritmo acelerado. Es aquí donde ocurren dos cosas fundamentales: los bebés empiezan a hablar y a caminar. Estos son dos grandes acontecimientos producidos en gran medida por el cerebro. Ya que el cerebro experimenta cambios tan veloces en tan poco tiempo, el trauma emocional o físico puede crear graves interrupciones en el desarrollo cerebral. Aunque uno no recordaría ninguna de estas interrupciones, de todas maneras pueden tener serios efectos en el desarrollo cognitivo y conductual, según Swart.

Un caso muy citado y sumamente triste es el de 100 mil huérfanos en Rumania que, no obstante que fueron alimentados y vivieron en condiciones adecuadas, presentaron déficits cognitivos importantes debido a que no recibieron afecto físico en la forma de ser cargados, abrazados y acariciados.

Los niños que viven el trauma de no recibir amor a esta tierna edad exhiben posteriormente afectación en el sistema límbico del cerebro, asociado con el control de las emociones. En la adolescencia el cerebro ya ha llegado a su tamaño completo y es aquí cuando surge la capacidad compleja de comparar diversos conceptos complejos al mismo tiempo. Esto puede equipararse también al momento en el que un bebé empieza a hablar, pues es entonces cuando obtiene las habilidades de comunicación y manejo emocional de la madurez. Swart explica que es por esta función cerebral más elevada que los adolescentes también necesitan mucho tiempo de sueño.