*

X

7 verdades sobre la vida contemporánea que nadie quiere admitir

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/28/2017

Como se trata de mostrar el lado feliz, fuerte de cada uno, todo el tiempo, todo lo demás te convertirá en un “intenso”

Aparentemente, esta es una de las etapas de la historia del hombre en que se tiene más prosperidad. Como ejemplo, es el período en que hay más esperanza de vida; recordemos que hace sólo 100 años las personas morían recurrentemente antes de los 50 años.

También (aunque sí, ahora con la Era de Trump se exhibe un retroceso) el racismo es mal visto como nunca antes (en los años 40 ningún afroamericano podía siquiera sentarse con los blancos en Estados Unidos).

Gozamos de mayor tecnología, las mujeres comparten cada vez más espacios profesionales (aunque aún hay mucho por hacer), y un largo etcétera. Sin embargo, también esta es la época en que mayor desconexión con la naturaleza hemos tenido, se tiene una dependencia considerable a los antidepresivos en los países desarrollados, muchas parejas ya no desean tener hijos (por responsabilidad o desencanto) y más y más factores que nos llevan a preguntarnos por qué el “desarrollo” quizá no nos esté haciendo más plenos.

Hay qué recordar también que por primera vez en la historia (y en gran parte propulsado por la publicidad) creemos que la vida puede ser prosperidad pura, y así lo mostramos en las redes sociales con ahínco pero, recordemos, ¿quién dijo que una vida plena no podía esta colmada de altibajos?

A continuación presentamos siete verdades contemporáneas que nadie quiere aceptar, quizá por esta perfección que buscamos pero que tal vez raya en la negación enfermiza:

 

Nos sentimos solos

Como nunca en la historia reciente, los pilares a los que nos afianzábamos como sociedad, y que nos daban seguridad, se han desvanecido. El Estado se ha hecho pequeño para que la mano invisible del mercado haga su justicia; lo malo es que la mano invisible del mercado no nos proveerá de educación, salud o cultura gratuitamente. A esta incertidumbre sumamos que las condiciones laborales son cada vez más precarias (contrataciones por outsourcing, inexistencia de prestaciones, etc.), y si a esto añadimos que cada vez somos más egoístas y huimos de las relaciones a la primera, el resultado es un ser que no tiene muy poco en qué apoyarse, al menos en lo que respecta a lo mundano.

 

Queremos ser famosos

Tres diferentes estudios retomados por The Guardian muestran que los niños de estas generaciones simplemente quieren ser famosos cuando sean grandes. El aparato mediático ha creado tal aspiración, pues la mayoría piensa que será feliz cuando consiga la admiración del mundo entero. No cuando consiga mejorar su oficio, aportar algo al mundo, conocerse a sí mismo o aprender a estar más presente, no, la felicidad la estamos depositando, ilusoriamente, en el ego hinchado por el reconocimiento de los otros. ¿Cuándo vivir para el ego ha dado felicidad, si el ego quiere siempre más ego?

 

Necesitamos a Dios

Sea como se le llame: divinidad, destino, misticismo, magia, metafísica. El hombre por sí mismo se encuentra en un sinsentido que, en el mejor de los casos, sólo se convertirá en nihilismo.

 

Sexo no es sinónimo de éxito ni de amor

Los seres humanos somos gregarios, y a menos que seas un monje zen apartado del mundo, al estar inmerso en una sociedad necesitarás del afecto verdadero de los otros. Si tus relaciones afectivas están basadas solamente en sexo esto no se traducirá, jamás, ni en éxito verdadero (las personas no son trofeos conseguidos por acostarte con ellas) ni en amor. En algún momento tendrás que voltear a ver a esa persona con la que te acostarás como un ser humano, si es que no quieres perseguir sólo trofeos toda tu vida, y encontrar afecto real de parte de alguien especial hacia ti.

 

Somos adictos a nosotros mismos

Publicamos algo en las redes sociales y definitivamente no podemos dejar de revisar el efecto que creó nuestra publicación. Pensamos tanto en el yo que no nos damos tiempo para que ese yo pase más tiempo de calidad tejiendo relaciones verdaderamente significativas (situación en la que, por cierto, podrá ser verdaderamente el yo más cercano a lo verdadero).

 

Sentimos que somos los únicos con ratos infelices (y por eso no nos atrevemos a mostrarlo)

Como no está de moda mostrar el lado débil de uno, por ningún motivo puedes quebrarte ante nadie ni hablar con alguien de lo jodido de tu día. Pareciera que esta época se trata de mostrar lo feliz que eres, pero ¿quién dijo que las personas que al final de su vida se dieron cuenta de que fueron felices no pasaron por malas rachas?

13 cosas a las que debes renunciar si quieres tener éxito

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 02/28/2017

A través de estos sencillos cambios y renuncias tu vida tomará un nuevo rumbo hacia la plenitud

 

Alguien me dijo una vez la definición del infierno:

"En su último día en la Tierra, la persona que fue

se reunirá con la persona que pudo haber sido".

Anónimo

 

Sin importar la definición que tengamos del éxito, a veces no necesitamos agregar más cosas para alcanzarlo y acercarnos a la persona que podemos llegar a ser, simplemente tenemos que renunciar a algunas de ellas.

 

Renuncia a un estilo de vida poco sano

 

Cuida tu cuerpo. Es el único lugar donde tienes que vivir.

Jim Rohn

 

 

Si quieres lograr algo en la vida, todo comienza aquí. Primero tienes que cuidar tu salud, y para ello sólo hay dos cosas que debes tener en cuenta: comer bien y hacer ejercicio. Son pequeños pasos, pero algún día te darás las gracias por darlos.


 

Renuncia a la mentalidad a corto plazo

 

Sólo vives una vez, pero si lo haces bien, una vez es suficiente.

Mae West

 

Las personas exitosas se fijan metas a largo plazo y saben que estos objetivos son el resultado de hábitos a corto plazo que necesitan hacer todos los días. Estos hábitos saludables no deben ser algo que haces sino algo que encarnas.

 

Renuncia a hacer lo mínimo indispensable

 

Tu pequeñez no le sirve al mundo. No hay nada iluminado en encogerse para que otras personas no se sientan inseguras a su alrededor. Todos estamos destinados a brillar, como hacen los niños. No es sólo para algunos de nosotros, es algo que está en cada uno, y mientras dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente damos permiso a otros para hacer lo mismo. A medida que nos liberamos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros.

Marianne Williamson

 

Si nunca intentas tomar grandes oportunidades ni permites que tus sueños se conviertan en realidades no desarrollarás tu verdadero potencial, y el mundo nunca se beneficiará de lo que podrías lograr. Expresa tus ideas, no tengas miedo de fallar y, sobre todo, no tengas miedo de tener éxito.

 

Abandona las excusas

 

No se trata de las cartas que se reparten, sino de cómo juegas la mano.

Randy Pausch

 

La gente asertiva sabe que es responsable de su vida sin importar su punto de partida, debilidades y fracasos pasados. Darte cuenta de que tú eres responsable de lo que sucede en tu vida es aterrador y emocionante al mismo tiempo. Cuando lo haces eso se convierte en la única manera en que puedes tener éxito, porque las excusas nos limitan y nos impiden crecer personal y profesionalmente. Sé dueño de tu vida, nadie más lo será.

 

Renuncia a tu mentalidad fija

 

El futuro pertenece a aquellos que aprenden más habilidades y las combinan de maneras creativas.

Robert Greene

 

Las personas con una mentalidad fija piensan que su inteligencia o talento son simplemente rasgos estáticos que no deben cambiar y que el talento crea éxito sin esfuerzo, pero están equivocadas.

La gente exitosa invierte una cantidad inmensa de tiempo todos los días para desarrollar una mentalidad de crecimiento, adquirir nuevos conocimientos, aprender nuevas habilidades y cambiar su percepción para beneficiar sus vidas. Recuerda: quien eres hoy no es quien tienes que ser mañana.


Olvídate de las soluciones instantáneas

 

Cada día, en todos los sentidos, me estoy poniendo cada vez mejor.

Émile Coué

 

Las personas exitosas saben que hacer pequeñas mejoras cada día dará resultados a largo plazo. Es por eso que se debe planear para el futuro, pero centrándose en el día que está por delante.

 

Renuncia a tu perfeccionismo

 

Disponibilidad supera perfección.

Khan Academy's Development Mantra

 

Nada será perfecto, no importa lo mucho que lo intentemos. El miedo al fracaso (o incluso el temor al éxito) a menudo nos impide ponernos en acción y poner nuestra creación en el mundo, pero muchas oportunidades se perderán si esperamos a que las cosas estén bien.

 

Renuncia a la multitarea

 

Nunca llegará a su destino si se detiene y arroja piedras a cada perro que ladra.

Winston S. Churchill

 

La gente exitosa sabe esto. Es por eso que eligen una cosa y luego la convierten en su misión. No importa de qué se trate --una idea de negocio, una conversación o un entrenamiento, estar plenamente presente y comprometido con una tarea es indispensable.

 

Abandona tu necesidad de controlarlo todo

 

Algunas cosas dependen de nosotros, y algunas cosas no dependen de nosotros.

Epicteto, filósofo estoico

 

Diferenciar estas dos cosas es importante. Olvídate de lo que no puedes controlar y enfócate en lo que sí depende de ti, incluso si, a veces, lo único que podrás controlar es tu actitud hacia algo.

 

Abandona la obligación de decir "sí" a las cosas que no apoyan tus metas

 

El que logra poco debe sacrificar poco, el que logra mucho debe sacrificar mucho.

James Allen

 

Las personas exitosas saben que para lograr sus metas tendrán que decir "no" a ciertas tareas, actividades y demandas de sus amigos, familiares y colegas. En el corto plazo puedes sacrificar un poco de gratificación instantánea, pero cuando tus metas lleguen a buen término todo valdrá la pena.

 

Abandona a la gente tóxica

 

Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo.

Jim Rohn

 

Las personas con las que pasamos más tiempo se suman a lo que nos convertimos. Hay individuos que están menos realizados en su vida personal y profesional, y hay quienes están más realizados que nosotros. Si pasas tiempo con gente que se encuentra en un buen proceso de desarrollo personal, no importa lo desafiante que pueda ser, llegarás a tener más éxito. Observa tu alrededor y ve si necesitas hacer cambios.

 

Renuncia a la necesidad de agradar a los demás

 

La única manera de evitar pisar a la gente es no hacer nada importante.

Oliver Emberton

 

No podemos esperar que todas las personas piensen de la misma manera. Siempre habrá quienes se identifiquen contigo y quienes no lo harán, y eso no implica que alguien tenga la razón, sólo significa que somos seres complejos y singulares. Esto es totalmente natural, y por ello no hay necesidad de que justifiques tu manera de ser o de pensar.

Lo único que puedes hacer es ser honesto, dar algo bueno de ti cada día y saber que el creciente número de gente en desacuerdo significa que estás haciendo cosas que pueden incomodar o confrontar los prejuicios o las ideas de los demás pero ésa ya no es tu responsabilidad. El desacuerdo no es malo, es necesario para avanzar.

 

Renuncia a tu dependencia a las redes sociales y a la televisión

 

El problema es que crees que tienes tiempo.

Jack Kornfield

 

La navegación compulsiva en la web y la televisión es una enfermedad de la sociedad actual. A menos que tus objetivos dependan de estos medios, debes minimizar (o incluso eliminar) tu dependencia a ellos y dirigir ese tiempo hacia cosas que puedan enriquecer tu vida.