*

X

Ahora puedes ganar mucho dinero con tus fotos (gracias a Google)

Arte

Por: pijamasurf - 02/05/2017

¿Estás listo para monetizar tus mejores fotografías? Google podría pagarte entre 25 y 175 dólares por foto

Hoy se produce una incontable cantidad de fotografías diariamente. Millones de personas, la mayoría equipadas con teléfonos, capturan momentos, escenarios y personajes alrededor del mundo, y lo hacen con un ritmo hasta hace poco inimaginable. Seguramente entre tu gran archivo fotográfico tienes algunas imágenes memorables, especialmente buenas, que enmarcan a la perfección algún destino, un objeto en particular o un momento imposible de describir sólo con palabras. 

Ahora podrás monetizar esa fina selección de tus fotografías gracias a una alianza entre la app Snapwire y Google. Snapwire es un banco de imágenes que vincula a gente y compañías con potenciales fotógrafos (que puede ser cualquier persona que tenga buenas imágenes). Y además de tener un banco permanente de imágenes, da la posibilidad de que alguien que desee una foto específica la solicite y acompañe su solicitud con una oferta monetaria. Cualquier usuario ya registrado en Snapwire puede responder a la solicitud y así ganar dinero, sólo que ahora Google abrirá miles de solicitudes, y por lo tanto muchas oportunidades de monetizar tus fotos –básicamente se trata de responder a la necesidad que tiene el buscador de actualizar imágenes de, por ejemplo, destinos populares, o satisfacer búsquedas de usuarios que por ahora no arrojan ningún resultado. 

El procedimiento es sencillo:

Te registras en Snapwire.

Consultas las solicitudes hechas por Google (y de paso puedes checar las hechas por muchos otros potenciales clientes).

Subes las fotografías de tu archivo que correspondan con las solicitudes, y si Google las selecciona obtendrás entre 25 y 175 dólares por cada una. 

Esos cientos o miles de fotografías almacenadas en tu computadora ahora podrían traerte buenas ganancias. Ojalá este sea el comienzo de una tendencia en la que el contenido que generamos los usuarios, ese que aprovechan muchas plataformas, entre ellas obviamente Facebook o Instagram, empiece a generar un beneficio para sus autores.

El neurocientífico Sam Harris explica en qué consiste el estado mental que llamamos felicidad

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/05/2017

Ya sea que estemos teniendo sexo, jugando un deporte o meditando, esta cualidad de la atención define el gozo de dichas experiencias

Sam Harris es uno de los neurocientíficos más conocidos, debido a sus libros y su presencia en la Red. Harris es  ateo (pero moderado, no tan fanático como Richard Dawkins), ha experimentado con psicodélicos y práctica la meditación (mindfulness). En una aportación para el sitio Big Think Harris responde a la pregunta sobre qué es lo que lo hace feliz, y en su respuesta nos da un modelo funcional de la felicidad que es muy cercano al budismo.

Harris dice que "la ausencia de neurosis, la ausencia de miedo, la ausencia de ansiedad" es lo que lo hace feliz, y esto lo podemos extrapolar a todas las personas. El neurocientífico agrega: "cuando reconoces lo que es la conciencia, cuando esos estados se han desvanecido [la mente] me parece intrínsecamente feliz. Esta intrínsecamente bien, intrínsecamente pacífica e incluso a veces alegre". Esto recuerda la noción budista de que la mente es la causa que precede a todas las cosas y que la naturaleza esencial de la mente, más allá de todo obnubilamiento, es la budeidad, la cual puede definirse como el estado constante que ha trascendido el sufrimiento.

La felicidad de Harris, seguramente influida por el mindfulness, está basada "en sólo darse cuenta del propio ser en el momento presente", sin que esto signifique "estar continuamente en conversación con el propio ser sobre el momento presente y pensando, pensando, pensando incesantemente". Cuando esto se deja, cuando las ruminaciones cesan, "ya sea porque estás meditando, o estás gozando haciendo un deporte, o teniendo sexo", entonces la felicidad surge naturalmente. "En realidad todas las experiencias pico tienen esta característica de que tu atención esta focalizada de una manera no compleja en tu experiencia en el presente. Este estado de la mente yo lo llamaría la felicidad". Lo contrario de la felicidad sería "la autoabsorción neurótica... la ansiedad del futuro o el reproche de lo que no hiciste". En suma, todo lo que nos impide reconocer la realidad del presente. Lo importante de esto es que la felicidad que propone Harris, que tiene claros ecos con el budismo, en gran medida no es contingente a factores externos que impliquen obtener algo del mundo sino que sólo depende de nuestra propia interioridad, de conseguir calmar, concentrar y controlar nuestra mente, de ser capaces de atender a lo que sucede sin proyectar miedos o esperanzas. La felicidad proviene de la mente y se vierte hacia el mundo, del cual recibe una siempre renovada frescura, todo está siempre cambiando, no hay nada a qué agarrarse y eso para la mente es la libertad.