*

X

Ahora puedes ganar mucho dinero con tus fotos (gracias a Google)

Arte

Por: pijamasurf - 02/05/2017

¿Estás listo para monetizar tus mejores fotografías? Google podría pagarte entre 25 y 175 dólares por foto

Hoy se produce una incontable cantidad de fotografías diariamente. Millones de personas, la mayoría equipadas con teléfonos, capturan momentos, escenarios y personajes alrededor del mundo, y lo hacen con un ritmo hasta hace poco inimaginable. Seguramente entre tu gran archivo fotográfico tienes algunas imágenes memorables, especialmente buenas, que enmarcan a la perfección algún destino, un objeto en particular o un momento imposible de describir sólo con palabras. 

Ahora podrás monetizar esa fina selección de tus fotografías gracias a una alianza entre la app Snapwire y Google. Snapwire es un banco de imágenes que vincula a gente y compañías con potenciales fotógrafos (que puede ser cualquier persona que tenga buenas imágenes). Y además de tener un banco permanente de imágenes, da la posibilidad de que alguien que desee una foto específica la solicite y acompañe su solicitud con una oferta monetaria. Cualquier usuario ya registrado en Snapwire puede responder a la solicitud y así ganar dinero, sólo que ahora Google abrirá miles de solicitudes, y por lo tanto muchas oportunidades de monetizar tus fotos –básicamente se trata de responder a la necesidad que tiene el buscador de actualizar imágenes de, por ejemplo, destinos populares, o satisfacer búsquedas de usuarios que por ahora no arrojan ningún resultado. 

El procedimiento es sencillo:

Te registras en Snapwire.

Consultas las solicitudes hechas por Google (y de paso puedes checar las hechas por muchos otros potenciales clientes).

Subes las fotografías de tu archivo que correspondan con las solicitudes, y si Google las selecciona obtendrás entre 25 y 175 dólares por cada una. 

Esos cientos o miles de fotografías almacenadas en tu computadora ahora podrían traerte buenas ganancias. Ojalá este sea el comienzo de una tendencia en la que el contenido que generamos los usuarios, ese que aprovechan muchas plataformas, entre ellas obviamente Facebook o Instagram, empiece a generar un beneficio para sus autores.

Salomé: una de las películas más alucinantes de la historia

Arte

Por: PijamaSurf - 02/05/2017

Una película incomparable que sumerge al que la ve en un mundo extraño, sanguinario y psicodélico

Si te gustan cineastas como Alejandro Jodorowsky o Kenneth Anger, o si simplemente sientes curiosidad por acercarte a la cinematografía psicodélica y experimental, Salomé del cineasta Carmelo Bene es lo que estabas buscando.

Se trata de una adaptación (bastante libre) de la tragedia de Oscar Wilde publicada en 1891, basada en el relato contado en la Biblia. Para su director, con tan sólo seis películas realizadas entre 1968 y 1973, es su mejor obra.

 

 

La historia cuenta el conflicto de Salomé, princesa con gran poder e hija de Heródes, implacable y sanguinaria, que cae enamorada de Juan Bautista, quien se niega a ceder ante sus encantos y exigencias. Salomé, que se siente rechazada por primera vez en su vida, decide danzar para su padre y así conseguir su visto bueno para que le traigan la cabeza de su amor fallido.

Muchos aseguran que es casi imposible generar una sinopsis convincente de esta película hecha a partir de cortes rápidos, diálogos repetitivos y escenas fuera de contexto o sin aparente ilación. Entre sus escenas --y para darse una idea de por qué es recomendable no intentar verla en el trabajo-- aparece Jesucristo con fauces de vampiro intentando autocrucificarse, y hombres comiendo uvas del trasero de una mujer.

 

 

En su estreno en el festival de Venecia, ante una audiencia de 3 mil personas, suscitó tal violencia que la policía tuvo que intervenir para proteger a Bene (quien opinó que esa fue la única ocasión en las que los azules se pusieron de su lado). Cuando se le pidió definir su obra en una sola palabra la calificó como “degenerada”.

Salomé fue interpretada por la modelo estadounidense Donyale Luna, que previamente trabajó junto a Andy Warhol, William Klein, Federico Fellini y Otto Preminger (junto a Groucho Marx). Bene, quien también fue actor, trabajó bajo la dirección de Pasolini en Oedipus Rex pero destacó principalmente dentro del teatro y la ópera. Entre sus influencias se encuentran Gilles Deleuze, Salvador Dalí, Michel Foucault y Jacques Lacan, entre muchos otros.

Afortunadamente la película se encuentra disponible en línea y, aunque carece de subtítulos en español o en inglés, no es absolutamente necesario hablar italiano fluidamente para disfrutar de ella (aunque es deseable que conozcas la obra de Wilde):