*

X

Congreso Mente Superconsciente 2017, dedicado a Jacobo Grinberg Zylberbaum

AlterCultura

Por: pijamasurf - 02/23/2017

El 29 y 30 de abril se llevará a cabo el Congreso Mente Superconsciente en Puebla, México, un evento que busca expandir la conciencia a través de la intersección entre la ciencia y la espiritualidad

El 29 y 30 de abril se llevará a cabo en la ciudad de Puebla, México, el Congreso Mente Superconsciente 2017, una reunión de mentes que celebra la conciencia y la transformación a través de la vida saludable, el arte y el conocimiento. El congreso, producido por la red Mind Hackers, está dedicado a la memoria del doctor Jacobo Grinberg Zylberbaum, el genio mexicano que logró unir la ciencia y la espiritualidad en su trabajo y que sigue siendo una gran inspiración para todos los que se adentran en la infinita exploración de la mente.

El propósito de Mente Superconsciente es reunir a un grupo de mentes de diferentes ámbitos que han logrado transformar el paradigma convencional y que han creado formas de acercarse a la trascendencia y a la unidad dentro de un marco de juego, asombro e inspiración para lograr producir crecimiento y transformación de la conciencia individual y colectiva.

Este año entre los ponentes se encuentran Alejandro Jodorowsky, Prem Dayal (maestro de meditación), el doctor Fred Travis (neurociencia de la meditación), Javier Wolcoff (Kabbalah Aplicada), Diego Winburn (magia e hipnosis), Pepe Tello (maestro taoísta), Fernando Malkún (autor de libros como Física cuántica y espiritualidad), Luna Nikol (artista visual y ensoñadora), Mujer medicina (medicina china y reiki), Martha Sánchez Navarro (del best seller Decretarte), Guillermo Ferrara (más de 20 libros publicados en tantra, meditación e historia oculta), Karina Velasco (autora de múltiples libros de sexualidad), Guillermo de Anda (arqueólogo subacuático experto en cenotes) o el cofundador de Pijamasurf, Alejandro Martínez Gallardo, quien impartirá la conferencia El Aleph Holográfico: Percibiendo la Totalidad en la Parte (De Buda a Borges a Bohm), y varios más. En total se presentarán 25 ponentes, habrá alimentación consciente, meditaciones guiadas, tai chi, yoga, biodanza, expositores de bienestar y el mandala humano más grande del mundo. Se realizarán además 12 conciertos con instrumentos como arpa celta, sitar, sarangui, cuencos tibetanos y piano a cuatro manos. Entre los músicos se encuentran Adanowsky, Sidartha Siliceo, Michelle Button, Sierra Roja, Aniko Boros, Joa Santaur y la música medicinal de Jesús Hidalgo, entre otros.

El congreso alza la pregunta "¿Y tú, creas o te están creando?". Como dijera Douglas Rushkoff, "programa o serás programado", o William Blake, "debo crear mi propio sistema o seré esclavizado por el de otro hombre". Y sugiere que "el verdadero cambio en el mundo sólo tiene un principio y final. La transformación de nuestra humanidad comienza y acaba en el mismo lugar. En el encuentro con uno mismo". Cada uno de nosotros es una imagen del universo, en cada uno de nosotros se encuentra la totalidad y se representa el juego divino de la manifestación de la unidad en la diversidad

Mandala humano de la edición 2016. Este años se planea volver a romper el récord Guinness. 

 

Conoce a los demás ponentes, músicos, actividades conscientes, mapa de precios y adquiere tus pases con el 11% de descuento en el siguiente enlace: mentesuperconsciente.com (11% válido hasta el 15 de marzo). 

Para mas eventos de autoconocimiento y bienestar consulta mindhackers.mx

Te podría interesar:

Este video muestra claramente que las drogas no son lo que causa las adicciones

AlterCultura

Por: pijamasurf - 02/23/2017

Cada vez es más claro que las drogas no son lo que produce la adicción a las drogas, es nuestra propia sociedad y la falta de vínculos íntimos humanos

Hace un par de años escribimos un artículo sobre la noción contraintuitiva de que las drogas no son realmente lo que causa las adicción a las drogas. Siguiendo el trabajo de Johann Hari y otros, como el psicólogo Gabor Maté, se puede concluir que la adicción a las drogas es un síntoma de una alienación profunda. 

Este, tema especialmente importante en una sociedad que lanza una guerra sin cuartel en contra de las drogas y las personas que las usan, ahora ha sido sintetizado en un ilustrativo video que argumenta en poco más de 5 minutos que el problema de las drogas es un problema de desconexión social y personal. 

Dice el video que uno piensa que es la heroína la que causa la adicción, pero esto es más complejo. Hay personas en hospitales que toman una forma de heroína (más pura) y sin embargo no se vuelven adictas. La idea difundida de que las drogas son inherentemente adictivas viene de un estudio en el que ratas enjauladas prefirieron consumir agua con cocaína y heroína a simplemente agua (y se volvieron adictas a las drogas). Pero Bruce Alexander notó un detalle importante de este experimento: las ratas eran puestas solas en las cajas. Todo esto cambia cuando el experimento se realiza en un parque de ratas (una especie de paraíso para ratas); entonces se les da agua normal y agua con cocaína, pero en el parque de ratas éstas no se vuelven adictas, no tienen sobredosis y apenas consumen el agua con droga. Esto tiene su parangón con humanos: muchos adictos a la heroína en la guerra de Vietnam simplemente dejaron las drogas al regresar a casa y estar ya con sus familias. 

Los seres humanos tienen una necesidad de formar vínculos sociales; cuando esta necesidad de vinculación no es satisfecha sanamente se reemplaza con cosas que la alivien, sean nuestros smartphones o sean drogas duras, según el video inspirado en el trabajo de Hari. La guerra contra las drogas sólo refuerza esto, ya que las personas que consumen drogas son marginadas, es decir, se les hace más difícil vincularse con los demás, lo cual en primera instancia fue lo que las hizo tomar drogas. En cierta forma estamos implementando una política suicida. "Lo opuesto de la adicción no es la sobriedad, lo opuesto es la conexión", dice el video. Así que mejor sería orientar nuestros multimillonarios esfuerzos en la lucha contra las drogas a integrar a los individuos y crear una especie de parque de ratas pero humano, donde la sensación de conexión humana haría que las drogas perdieran su atractivo.