*

X

Ecoterapia: el nuevo tratamiento que los médicos están prescribiendo

Salud

Por: Pijama Surf - 02/07/2017

Se dice que la ecoterapia brinda numerosos beneficios a nivel físico, emocional y espiritual

Para Nicholas Spitzer, profesor de neurociencias en la Universidad de California y editor de BrainFacts.org, existen numerosos mitos sobre cómo potenciar el funcionamiento del cerebro –como el efecto Mozart: escuchar música del compositor durante el embarazo, lactancia e infancia. Sin embargo, son muy contadas las actividades que realmente ayudan a mejorar el funcionamiento cognitivo. 

 

Según el autor, si bien todos mitos poseen poco fundamento real, las actividades como el ejercicio en bosques, la interacción social y la dieta son indispensables para el mejoramiento no sólo cognitivo sino también para la salud general. De hecho, hay una nueva tendencia llamada ecoterapia en la que se receta ir al bosque como parte del tratamiento medicinal, lo cual nos lleva a cuestionarnos: ¿qué beneficios trae el bosque a la salud? 

 

A continuación te compartimos lo que dice la ciencia sobre pasar tiempo en la naturaleza: 

 

– El sunbathing, earthing, grounding y forest bathing brindan una mayor diversidad microbiótica, influyendo positivamente en el funcionamiento del cuerpo y mente; regeneran las células neuronales en la región del hipocampo, mejorando las habilidades cognitivas como la memoria y el aprendizaje. 

 

– Reduce la negatividad. Al vivir en un medio ambiente cargado de estrés y cargas de electrodomésticos, entre otros, es común que se concentren demasiado los pensamientos negativos expresados en ansiedad, depresión o bipolaridad. La naturaleza impacta positivamente en la mente, como un botón de reset que reduce significativamente los pensamientos obsesivos y negativos. De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Stanford, caminar durante 90 minutos en un entorno natural disminuye considerablemente los niveles de rumiación y negatividad, así como la actividad neuronal en la corteza prefrontal –región asociada con enfermedades mentales. 

 

– Incentiva la creatividad. Según un estudio realizado por Ruth Ann Atchley y David L. Strayer, el forest bathing incrementa la creatividad en la resolución de problemas complejos hasta en un 50%, es decir, estar en contacto con la naturaleza y en ausencia de tecnologías permite enfocar nuestra completa atención y enfoque a aquello que nos puede estar perturbando. En otras palabras, reduce la fatiga mental, calma la mente e incrementa la creatividad. 

 

– Domina el trastorno de déficit de atención. Se trata de un trastorno caracterizado por problemas con la concentración, que puede llegarse a conllevar hiperactividad e incluso dificultad para controlar los impulsos. De acuerdo con Frances E. Kuo y Andrea Faber Taylor, exponerse a actividades al aire libre reduce significativamente los síntomas del TDA(H). 

 

– Estimula la capacidad intelectual. Además de quemar entre 400 y 700 calorías por hora, correr en el bosque ayuda a mantener las células nutridas y sanas. En un informe presentado por investigadores de la Universidad de Columbia  Británica se confirmó que ejercitarse al aire libre –de la naturaleza– mejora la memoria y la habilidad cognitiva, incrementando el volumen del hipocampo. 

 

– Se recomienda como tratamiento de apoyo para casos de estrés, ansiedad y depresión. Se le llama ecoterapia, y ayuda a reducir los niveles de los trastornos del estado de ánimo. El Instituto Golden Gate ha propuesto la ecoterapia mediante su programa Healthy Parks, Healthy People –Parques saludables, gente saludable. 

Mujeres: pasar sentadas más de 10 horas al día las está envejeciendo (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 02/07/2017

Estudio de la Universidad de San Diego encontró una relación entre el envejecimiento prematuro y el sedentarismo

El sedentarismo es, junto con el estrés, uno de los grandes males de la vida moderna. Los posibles progresos de la humanidad se han traducido para millones de personas en una forma de vida caracterizada por la inactividad, a veces por obligación pero muchas también por elección. El ejercicio físico se mira ahora como un hábito accesorio, el privilegio de quienes pueden pagar un gimnasio o el hábito de quienes tienen la disciplina de levantarse a correr todas las mañanas. Por alguna razón, hemos olvidado que cuidar de nuestro cuerpo es un elemento imprescindible de nuestro bienestar en sentido amplio.

Hace unos días, el American Journal of Epidemiology publicó un estudio realizado en la Universidad de California en San Diego a propósito de otro efecto negativo del sedentarismo: el envejecimiento celular prematuro, particularmente entre las mujeres.

La investigación estuvo a cargo de Aladdin Shadyab, doctor adscrito al Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública de la susodicha universidad. Con ayuda de su equipo Shadyab recogió datos de mil 500 mujeres de entre 64 y 95 años, tanto de sus hábitos de vida –si padecían o no obesidad, si fumaban, cuánta actividad física realizaban por semana, etc.– como del estado de sus células.

Sobre esto último los científicos analizaron el tamaño de los telómeros, es decir, los extremos de los cromosomas, regiones del ADN en donde se determina la división y el tiempo de vida de las células. Por otras investigaciones se sabe que los telómeros de menor extensión están estrechamente relacionados con las enfermedades cardiovasculares, el desarrollo de cáncer y la diabetes.

Entre otros datos, el equipo de Shadyab encontró que las mujeres con un estilo de vida sedentario –sintetizado en que pasaban sentadas en promedio 10 horas del día– poseían telómeros cortos, caso contrario al de aquellas que se ejercitaban al menos 30 minutos por día.

Cabe mencionar que este estudio es parte de un proyecto mayor denominado Iniciativa por la Salud de las Mujeres (WHI, por sus siglas en inglés), el cual busca recabar información sobre el estado de salud pública de mujeres estadounidenses que han pasado la menopausia y saber si existe algún factor de riesgo que pueda provocar algún tipo de enfermedad crónica entre este sector de la población.

Shadyab espera que investigaciones posteriores proveerán mayor precisión sobre los factores que aceleran o retrasan el envejecimiento celular pero, entre tanto, el descubrimiento de ésta ya es significativo: ejercítate o mírate envejecer antes de lo debido.