*

X

El increíble caso del campesino italiano autodidacta que sabe 100 idiomas

Libros

Por: pijamasurf - 02/20/2017

Siguiendo el llamado de las lenguas remotas Riccardo Bertani ha logrado conocer 100 idiomas, viviendo una vida modesta en el campo

Riccardo Bertani es un caso único. Este campesino italiano de 86 años conoce 100 idiomas y ha escrito cientos de libros, incluyendo diccionarios, traducciones y ensayos de mitología y folclor. Durante 70 años Bertani cultivó el hábito de levantarse desde las 2am y trabajar en sus idiomas hasta las 9am en el silencio del pueblo de Caprara, un pequeño poblado en el norte de Italia.  

Actualmente sus hábitos se han moderado y se levanta a las 5 a leer y escribir y ver el amanecer; una de sus grandes pasiones es disfrutar del amancer cuando la mente está más limpia y fresca, según le dijo al sitio ABC. La casa de Bertani se ha convertido en una biblioteca abierta al público.  

El amor por las lenguas le nació de leer muy joven a Tolstói, su gran maestro. Fue el ruso el idioma que primero lo sedujo. Más tarde sintió el llamado de las lenguas orientales, incluyendo algunas que ya han desaparecido. Ha estudiado las lenguas de los etruscos, los aíno, los mayas, los pueblos de Mongolia y de algunas etnias de Siberia, entre otras.

Bertani ha viajado a través de la lectura y casi nunca ha dejado su casa, solamente en algunas ocasiones para dar algunas conferencias. Décadas atrás llevó una correspondencia con el gran antropólogo francés Levi-Strauss. Lo suyo sin duda es el estudio y la vida simple. Toma su inspiración de Tolstói: «Me inspiro en el gran maestro Tolstói. En la ética de las cosas sencillas, según la cual uno vale por lo que es, no por lo que tiene».

Bertani es un caso increíble, un prodigio de la memoria, algo que quizás ya no veamos en el futuro. Pero él no quiere ser recordado como un fenómeno sino solamente por su trabajo, como un estudioso de las lenguas. 

10 plantas medicinales que te alejarán de las farmacéuticas

Salud

Por: PijamaSurf - 02/20/2017

Ya sean malestares físicos o mentales, las plantas medicinales tienen un impacto positivo en la salud general de una persona (sin los efectos secundarios de los fármacos y medicamentos)

Para las culturas mesoamericanas, las plantas reflejaban la sabiduría de los antepasados y los dioses. Se trataba de un método que se encargaba de unificar tanto el cuerpo como el alma a través de lo terrenal y la salud. De hecho, el personaje llamado tlamatini en la cultura mexica, al ser conocedor experimental de las hierbas, piedras, árboles y raíces, era considerado un sabio. 

 

Actualmente este tipo de prácticas continúan ejerciéndose en México. Según el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Natural y Tradicional, Erick Estrada, el 80% de la población total mexicana usa frecuentemente la herbolaria como tratamiento para sus enfermedades. 

 

Y es que ya sean malestares físicos o mentales, las plantas medicinales tienen un impacto positivo en la salud general de una persona –sin los efectos secundarios de los fármacos y medicamentos. Te compartimos 10 plantas medicinales que arruinarán a las farmacéuticas: 

 

Menta

 

 

Como analgésico, esta planta es útil para dolores de cabeza y estómago. Basta con usar un poco de aceite esencial diluido en alcohol y realizar un masaje circular en las sienes con unas gotas. En caso de que el malestar sea digestivo, hay que diluir tres gotas de aceite esencial puro en una taza de agua tibia y beberlo tres veces al día. 

 

 

Sol de oro

 

 

Además de ser un antihistamínico contra alergias, también es un relajante para el sistema nervioso. El Helychrysum italicum es una planta con propiedades que carece de efectos secundarios. Es ideal también para el asma y la rinitis, en especial con una tintura –50 gotas, tres veces al día–, el extracto fluido –30 gotas, tres veces– o una infusión –tres o cuatro tazas al día. En caso que haya eccemas, se puede aplicar en crema dos o tres veces al día o en infusiones con compresas. 

 

 

Hipérico

 

 

Se trata de un antidepresivo muy potente. En casos de depresión leve o moderada, es ideal tomar 300mg de extracto de la hierba de San Juan o hiparico tres veces al día. Los efectos secundarios pueden notarse en molestias gastrointestinales, sequedad de boca, nervios o urticaria. 

 

 

Valeriana

 

 

Es un somnífero natural que ayuda a regular la fatiga, la irritabilidad, el rendimiento bajo y la disminución de defensas. Para que la valeriana sea eficaz, se recomienda beberla entre 1 hora y media y 2 horas antes de dormir, como infusión o en pastillas de 300mg del extracto seco. 

 

 

Espino albar

 

 

Es un antihipertensivo sin efectos secundarios –como mareos, alteraciones, dolores de  cabeza, depresión e impotencia. Es rico en flavonoides, caninos y modera la tensión arterial alta. Requiere un tratamiento constante de dos tazas de infusión diarias. 

 

 

Ginseng

 

 

A diferencia de las benzodiazepinas, ansiolíticos químicos, el ginseng es una planta adoptógena que ayuda a mantener la sensación de control en situación de estrés y a regular el funcionamiento del sistema inmunológico. Sus componentes incrementan la actividad cerebral, mejorando el rendimiento y la resistencia física. Se recomienda beber tres comprimidos de 500mg durante 4 semanas y dejar descansar. 

 

 

Ajo

 

 

Con niveles altos de colesterol en sangre, el ajo ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, dolores musculares, cansancio, insomnio y alteraciones de la memoria. 

 

 

Diente de león

 

 

Las hojas frescas del diente de león en ensaladas o licuados ayudan como diurético. Contribuye a la recuperación tras la ingestión de alcohol y grasa animal. Al beber una dosis de  20ml tres veces al día, se puede disfrutar de sus propiedades. 

 

 

Lavanda

 

 

Es una planta medicinal para dolores de cabeza, cólicos, indigestión y agotamiento. Se requiere masajear los músculos doloridos con un 1ml de aceite de lavanda diluido en 25ml de aceite base. 

 

 

Ginkgo biloba

 

 

Refuerza la circulación en los capilares celebrarles mejorando la memoria y reduciendo los síntomas de la arteriosclerosis, las varices, las úlceras varicosas y las hemorroides. Como contraindicación es importante recordar que su consumo excesivo puede provocar problemas en la piel y dolor de cabeza.