*

X

¿Esta medicina podría causar el fin de la industria farmacéutica?

Salud

Por: PijamaSurf - 02/28/2017

En palabras de Jordi Domingo (psiquiatra biologista conductal clásico del Cottolengo de Cataluña, España): “curo más con el amor que con los fármacos, así que combino ambas cosas”

En los últimos años investigaciones como las de Bruce Perry, António Damásio y Daniel J. Siegel, entre otros, han tratado de demostrar el impacto del vínculo afectivo sobre la salud mental. Para estos científicos, el apego aquella sensación de calor entre humanos, posee la clave para reducir síntomas relacionados con trastornos mentales y enfermedades psicosomáticas.

De acuerdo con ellos, en las primeras décadas del siglo pasado un niño entraba en contacto físico con alrededor 17 personas a lo largo de su crianza –padres, hermanos, abuelos, tíos, amigos…; actualmente, los niños entran en contacto físico con alrededor de cuatro personas en general. Esta diferencia ha impactado tanto en la preconcepción del amor como en la regulación de emociones como la angustia, el estrés y la tristeza, es decir que si antes el contacto constante con otros enseñaba a regular emociones, ahora la ausencia de contacto facilita el desencadenamiento de trastornos mentales.

En palabras de Jordi Domingo, psiquiatra biologista conductal clásico del Cottolengo de Cataluña, España, “curo más con el amor que con los fármacos, así que combino ambas cosas”. ¿Se trata entonces de que las muestras sinceras de afecto tienen una mayor eficacia que los fármacos?

Aunque la industria farmacéutica no posee una buena imagen, es verdad que algunos casos psiquiátricos con causas orgánicas requieren el apoyo de la química. Pero para Domingo, al hablar específicamente de la epidemia de ansiedad que azota numerosas partes del mundo, ésta se debe realmente “a la falta de valores. La clave está en potenciar tu alma, la capacidad de amar y de dar”, esto es, ser capaces de tener horas de autocuidado (sin llegar a la condescendencia) y de demostrar ese amor a aquellas personas más cercanas.

No obstante, Domingo lo ha advertido repetidamente entre sus pacientes: “La clase media venida a menos sobrevivimos entre interminables obligaciones. Ese exceso de obligaciones y trabajo nos impide crecer espiritualmente”. Y ante el exceso de los deberes, “olvidamos que nacemos con la felicidad dentro. Crecemos y la buscamos fuera, y así pagamos el entusiasmo y la satisfacción de dar lo que tenemos. Desesperados, hacemos meditación para reducir nuestra ansiedad, pero en general no para crecer”.

Por ello es importante, reiteradamente, aprender conductas de autocuidado al darle al trabajo un límite y a las amistades y familiares atenciones cuando sea saludable y recíproco, así como al disfrutar de los pequeños momentos como sentir el calor en las manos de la taza de café a la luz de la tarde, entre otros. Eso pondrá en práctica “nuestra generosidad, paciencia y capacidad de comprensión para desarrollarlas; esto es crecimiento interior”.

No es novedad, el amor es “la mejor medicina para acabar con la propia ansiedad o depresión”; ya sea a las plantas, a las mascotas o a la gente –cuando lo merecen. Porque, según Domingo, “amor es dar”, sin condicionar a recibir ese cariño de regreso; y si la otra persona no da muestras de afecto, “el otro será el desierto, no tú”, pues uno mismo estará lleno de sí mismo.

Domingo habla desde su experiencia como psiquiatra, en donde más de 55 mil pacientes se curan con pastillas, psicología y amor: “Son enfermos que viven encerrados en sí mismos, esquizofrénicos graves, pero responden al amor. […] Doctor –me dicen–, que usted quiera que yo esté bien me da fuerza para estar bien”. Porque eso sí, no cualquier amor tiene la clave para curar ansiedades y depresiones, sino uno que viene de lo más puro y profundo: uno que nos enseña a ser bondadosos y generosos con el otro, sin etiquetas ni posesiones, pacientes y comprensivos, empáticos y asertivos.

5 razones para no olvidar a tus amigos

Salud

Por: pijamasurf - 02/28/2017

No hay vida sin amigos, por eso hay que cuidarlos como se cuidan otras expresiones de amor

“La amistad hace de tormentas y tempestades un lindo día en los afectos, y de la oscuridad y confusión de pensamientos hace la luz del día”, escribió Francis Bacon, en el que posiblemente sea uno de los mejores elogios que se han dicho sobre los amigos y sus bondades.

En efecto, de todos los vínculos que tenemos y formamos a lo largo de nuestra vida, quizá el de la amistad sea el único que lo tiene todo, sin restricciones. Un amigo puede conocernos mejor que nuestros padres o nuestra pareja; con un amigo podemos rivalizar tanto o más que con un hermano; con un amigo podemos decir la verdad, sentirnos a gusto, también discutir, y todo ello dentro del territorio de la amistad.

Pero por si esto no bastara, a continuación te invitamos a considerar cinco razones para preservar tus vínculos amistosos y cuidarlos de la misma manera que se cuidan otras expresiones del amor.

 

Amigos y salud

Varios estudios han demostrado la relación entre los amigos y la salud personal. Entre otros, uno de los más destacados es el que realizó hace algunos años la doctora Lissa Rankin con comunidades de inmigrantes italianos en Estados Unidos. Fieles a su origen, muchas de esas personas sostenían un estilo de vida que, desde fuera, parecería poco saludable: comidas ricas en grasas, alcohol en abundancia, sedentarismo, tabaquismo. A pesar de esto, su corazón estaba en mucho mejor estado que el del estadounidense promedio, por una sola razón: su vida la hacían entre amigos. La felicidad de encontrarse entre gente querida tiene efectos no sólo emocionales sino también fisiológicos.

 

Amigos y empleo

Dos o tres generaciones atrás se decía con fervor que encontrar un trabajo era más fácil gracias a un factor: los amigos. Nuestra red de vínculos personales influye notablemente en nuestras oportunidades de vida, en sentido amplio, y el trabajo no es la excepción. Este análisis estadístico mostró que frente a otros recursos, los amigos y contactos siguen siendo el principal punto de contacto con una vacante: cuatro de cada 10 personas encuentran un nuevo trabajo gracias a un amigo, frente a dos de cada 10 que lo hacen por medio de un sitio de Internet especializado o una de cada 10 que llegan por una agencia de contratación. ¿Buscas empleo? Pregúntale a tus amigos.

 

Amigos y adversidad

Si no hay vida sin adversidad, ¿qué es lo mejor que podemos hacer al respecto? Entre otras cosas no menos importantes, tener amigos. ¿Quién si no estará ahí para acompañarte en ese momento de dificultad? 

 

Amigos y felicidad

Y no menos cierto es que no hay vida sin felicidad. Y si, como dice Shakespeare, de lo bello sólo deseamos que se acreciente, ¿qué terreno más fértil para lo mejor de esta vida que el de los amigos y su afecto irrestricto? ¿No es entre amigos donde la felicidad se multiplica sin agotarse nunca?

 

Amigos y vida

La amistad auténtica está ligada indisociablemente a las cualidades más vitales de la existencia: la libertad, el descubrimiento, la realización. Hay amigos que nos muestran el camino de la vida plena, otros nos llevan al hallazgo de lo que no conocíamos y con otros más, con acciones muy concretas, nos damos cuenta de que sólo en el hacer compartido se encuentra la verdadera vida.

 

Si deseas conservar a tus amigos, te sugerimos aprovechar esta oportunidad de mantenerte en contacto con todos ellos. Sólo haz clic en este enlace para conocer más al respecto.