*

X
Proporcionalmente, el LSD es la sustancia psicodélica más potente del mundo

Si tomamos en cuenta la cantidad que se necesita para crear un efecto, el LSD es la sustancia psicodélica más potente del mundo. Con sólo 100 microgramos (lo que pesan dos pestañas) la realidad se estremece por varias horas y la conciencia se convierte en una trepidación mágica, misteriosa o pesadillesca, según la vivencia de cada quien. El DMT probablemente tenga efectos más radicales que el LSD, pero sólo dura 10 minutos y se necesitan alrededor de 20 mil miligramos para lograr "entrar" en la experiencia. 

Durante largo tiempo los científicos (y psiconautas) se han preguntado qué es lo que hace tan potente al ácido lisérgico. Un nuevo estudio publicado en la revista científica Cell examina cómo el LSD se adhiere a receptores del cerebro. Los receptores son proteínas especializadas en la superficie de las neuronas que son esculpidas por una especie de bolsa o espacio en el cual moléculas que tienen una forma similar pueden adherirse a la célula e iniciar cambios químicos en el cerebro. Tanto el LSD como el DMT se unen a receptores que también encajan con el neurotransmisor llamado serotonina.

En su laboratorio, el farmacólogo Bryan Roth logró la primera imagen en 3D de un psicodélico adhiriéndose a un receptor. Roth observó que la molécula de LSD, al aterrizar en el receptor, toma una parte de la proteína y la dobla sobre sí misma, como si estuviera atrapando al receptor, lo cual puede explicar por qué dura tanto el efecto. Durante el tiempo que crea esta especie de "tapa" el LSD se mantiene estimulando al receptor. Roth señala que este mecanismo también puede explicar por qué las llamadas microdosis (dosis de 10mcg) pueden tener un efecto profundo. Antes se creía que los supuestos efectos de microdosificar debían de deberse al efecto placebo, pero Roth ha visto que dosis pequeñas pueden tener efectos significativos en los receptores.

Queda, sin embargo, analizar los otros 38 receptores con los que interactúa el LSD (se estudiaron sólo dos). Un científico sugiere que los efectos de los receptores son como un concierto donde cada uno contribuye a la música de la experiencia psicodélica como si fueran notas musicales.

Algo de lo que uno se encuentra en internet: personas tomando psicodélicos y armando muebles de IKEA

Entre esas cosas que uno se encuentra en Internet que sirven para matar un rato preguntándose hasta donde puede llegar la curiosidad, la simpatía y la estupidez humana (todas al mismo tiempo), están estos videos de Hikea (una combinación entre la palabra inglesa "high" e IKEA,la popular compañía de muebles sueca).

Jugando con la idea de que durante los viajes psicodélicos cada detalle puede abrir todo un caudal de maravilla y mistificación y que en ocasiones la coordinación queda comprometida, la gente de Hikea organiza que gente tome psicodélicos como hongos y LSD y se ponga a armar estos muebles, que si bien son relativamente fáciles de ensamblar, requieren de invertirles una buena cantidad de tiempo y concentración. Esta combinación puede parecer genial --estúpidamente genial para un poco de entretenimiento web. Los resultados quedan al mejor juicio de los lectores.

Uno podría pensar que esto es publicidad para las drogas pero después de ver los videos será evidente que no es así, a menos de que lo que uno esté buscando con los psicodélicos es reírse estúpidamente durante un par de horas (intercaladas con frustración).

Este otro individuo llamado Keith toma "hongos mágicos" y arma un armario. Definitivamente es más divertido hacer esto en pareja.

De cualquier manera queda claro que, sea o no muy chistoso de ver, si vas a tomar psicodélicos mejor pasa tu tiempo haciendo algo más interesante que armar unos muebles. De hecho, no necesitas muchos "props", quizá lo mejor que puedes hacer es quedarte en la oscuridad observando tu mente o, en un lugar seguro en la naturaleza, simplemente mirar el cielo y las plantas.