*

X

Política mexicana les muestra a los jóvenes cómo colocar un condón con la boca (VIDEO)

Salud

Por: pijama Surf - 02/19/2017

En un país con tantos tabúes sexuales como México, este tipo de actos son particularmente loables

México, un país sumergido en los tabúes como parte de su herencia española, o mejor dicho católica, ha luchado en años recientes por sacudirse tal lastre. Un paso fundamental fue permitir, en muchos de sus estados y comenzando por la capital, los matrimonios entre personas del mismo género. Sin embargo, los estigmas aún son muchos y por eso, en el caso de este país y de cualquier otro, es fundamental trabajar en lo que a educación sexual se refiere, ya que esta es la única vía de transformar o editar la impronta cultural que muchas sociedades llevan acarreando desde hace siglos con respecto a la forma en la que conciben y experimentan la sexualidad. 

Pero volviendo al contexto mexicano resulta que recientemente una política mexicana, regidora de una de las delegaciones (equivalente a municipios) que conforman la capital de México, realizó una demostración frente a miles de jóvenes sobre cómo colocar un condón con la boca. En el marco de un evento sobre educación y salud sexual a propósito del Día de San Valentín, y en medio de su discurso a favor del uso de preservativos (una premisa esencial en un país donde el 30% de los embarazos ocurren entre personas menores de 20 años), Dione Anguiano tomó un pene de plástico y concretó hábilmente la demostración.

Obviamente las críticas de diversos grupos no se hicieron esperar. Sin embargo, el impacto que este acto debe haber causado entre los jóvenes seguramente tendrá loables consecuencias en materia educativa y eso, en países como México, es algo invaluable. 

La arquitectura de las enfermedades mentales: si las psicopatologías fueran edificios

Arte

Por: pijamasurf - 02/19/2017

¿Cómo sería la depresión si fuera un edificio, o la ansiedad, la esquizofrenia, la bipolaridad, etcétera?

Federico Babina ha creado una elegante serie de ilustraciones arquipsiquiátricas en las que se visualizan las enfermedades mentales más comunes como edificios. Y es que el espacio arquitectónico y la psique tienen una especial relación: los espacios que habitamos afectan nuestra psique, pero aún más nuestra psique modifica el espacio, haciendo que lo experimentemos como una proyección de nuestros hábitos, complejos, fobias, deseos y demás. La mente es la arquitectura esencial.

En ARCHIATRIC Babina traduce de una manera no necesariamente clínicamente precisa la psicopatología a una alegoría arquitectónica; lo hace satisfaciendo tanto la estética como el diagnóstico psiquiátrico y las cualidades salientes de cada una de estas condiciones. Asimismo, sus ilustraciones reflejan la noción de que ciertas enfermedades mentales están asociadas con una mayor creatividad. Al salirse de la caja de la percepción ordinaria la imaginación puede liberarse y concebir mundos radicalmente distintos, no constreñidos por lo convencional y lo meramente conceptual. Estos edificios, entonces, son también como los que podrían haber diseñado arquitectos que padecen un trastorno mental.