*

X

¿Sabías que tienes un sistema inmune psicológico y que puedes aprender a fortalecerlo?

Salud

Por: pijamasurf - 02/16/2017

El sistema inmune psicológico es lo que impide que las adversidades, el estrés y las contingencias nos afecten de tal manera que hagan miserable nuestra vida

El sistema inmune es lo que nos permite ir por el mundo sin claudicar ante todo tipo de agentes infecciosos que abundan en el medio ambiente. Es imposible controlar del todo nuestra exposición a virus, bacterias y demás patógenos, pero si tenemos un sistema inmune sano, el cual podemos cultivar comiendo bien, haciendo ejercicio y evitando el estrés, podemos aumentar en gran medida las probabilidades de no enfermarnos y poder hacer nuestra vida sin demasiadas preocupaciones.

En la actualidad sabemos que algunas personas son capaces de sobrellevar numerosas adversidades sin que éstas los suman en la ansiedad, la depresión o la desesperanza; asimismo, muchas personas mantienen con gran estabilidad un estado de ánimo positivo. De aquí que diferentes psicólogos hayan identificado el concepto de un sistema inmune psicológico. Dan Gilbert, psicólogo de Harvard, asegura que los individuos tienen un sistema inmune psicológico que les permite enfrentar adversidades sin desmoronarse:

Mi mujer jamás se enferma y yo pillo todos los resfriados. Lo mismo ocurre con el sistema inmune psicológico. Hay personas que son resilientes ante la peor tragedia. Otras personas se entristecen a la mínima. Pero lo interesante es que la inmensa mayoría de los seres humanos son del primer tipo. El 75% de las personas vuelven a ser felices en los 2 años posteriores al peor trauma que te puedas imaginar.

La resiliencia tiene un componente natural o innato; ciertas personas parecen nacer con una capacidad mayor de tolerar molestias, adversidades y demás estrés mental. Sin embargo, claramente esta capacidad también puede cultivarse, incluso a niveles muy superiores a los de la norma. Una de las cosas que permiten cultivar la resiliencia y este llamado sistema inmune psicológico es encontrar significado en la vida. Cuando alguien se enfrenta a una contrariedad, si no tiene una profunda motivación --como puede ser un trabajo que ama o una familia de la cual cuida-- puede rápidamente desarmarse y caer preso de una "infección psicogénica". Quien ha hallado significado y cuyas actividades giran en torno a aquello que le da sentido a su vida, se levanta rápidamente de la mayoría de las contrariedades o contingencias ya que, ante la visión global del sentido, éstas generalmente son sólo pequeñeces o, en caso de que sean situaciones muy graves, logran ser transformadas en formas de crecimiento. Uno de los aforismos del lojong del budismo tibetano sugiere que las adversidades deben tomarse como parte del sendero espiritual. 

Podemos hablar entonces de dos aspectos fundamentales del sistema inmune psicológico: el componente de resiliencia y el componente de eudaimonía, esto es, la felicidad sostenible que no proviene del placer sino del significado o de la vida del alma. 

Gilbert sostiene que numerosos estudiosos sugieren que las personas tienen un temor infundado a eventos negativos, pues cuando éstos suceden suelen procesarlos mejor de lo que pensaban; esto ocurre porque ignoran que tienen un sistema inmune psicológico y subestiman su propia resiliencia. En realidad los eventos extraordinarios, tanto positivos como negativos, no cambian nuestras vidas tanto como pensamos. En este sentido es más importante el cultivo cotidiano de nuestra mente.

El maestro de meditación budista Alan Wallace sostiene que la meditación es una forma de cultivar el sistema inmune psicológico probada desde hace milenios. Principalmente, la meditación permite cultivar la relajación, la concentración y el desapego a eventos mentales con los que nos identificamos. Si utilizamos la metáfora de que ciertas emociones, conceptos o pensamientos son como bacterias o virus, la meditación hace que estos patógenos no logren encontrar un huésped al cual adherirse --la mente se vuelve como una casa vacía-- o que no vivamos los procesos inflamatorios propios de una excesiva reacción inmune como, por ejemplo cuando alguien nos dice algo que lastima nuestro ego. El doctor David Kessler ha teorizado que la mayoría de las enfermedades mentales tiene como causa lo que llama una "captura", algo que capta de manera obsesiva nuestra atención. Por ende, si somos capaces de dominar nuestra atención tendremos un sistema inmune más competente. 

Alan Wallace cita al gran maestro indio Shantideva, quien señalaba que "una persona distraída vive continuamente en las fauces de las aflicciones mentales". Una mente que no es capaz de controlar su atención es susceptible a desequilibrios "como la lasitud o la excitación, es como si el sistema inmune psicológico estuviera discapacitado, por lo que todo tipo de problemas mentales fácilmente nos abruman. El cultivo de la atención dirigida tiene un directo e importante efecto en la moralidad y la libertad de la voluntad", dice Wallace. Y también:

La práctica meditativa integral es como una dieta sana que es indispensable para mantener tu vitalidad y tu resistencia a la enfermedad. De la misma manera, una práctica meditativa balanceada durante una vida socialmente activa aumenta tu sistema inmune psicológico, de tal forma que eres menos vulnerable a desequilibrios mentales de todo tipo.

Consulta aquí 100 estudios que demuestran que la marihuana es una medicina contra el cáncer

Salud

Por: pijamasurf - 02/16/2017

Estos 100 estudios avalados por el gobierno de Estados Unidos advierten sobre las propiedades de la marihuana para combatir el cáncer

Con el tiempo, los supuestos argumentos a favor de la satanización y persecución de la marihuana se han ido desplomando. Hoy es difícil encontrar justificaciones para mantener dicha cruzada y, en cambio, los estudios científicos que sugieren o confirman las bondades de esta planta, sobre todo en un plano médico, son numerosos y cada vez más legítimos. 

Aunque la inercia a favor de su legalización médica e incluso recreativa es ya imparable el escenario aún está dominado por el espíritu detrás de "la guerra contra las drogas", y ello sin importar la cantidad de inconsistencias y falacias cada vez más evidentes. Por ejemplo, en Estados Unidos la marihuana todavía es catalogada dentro del Esquema 1 de sustancias, lo cual implica que el gobierno de este país no reconoce oficialmente las propiedades medicinales de la planta. Sin embargo, en la propia plataforma médica del gobierno estadounidense aparecen hasta 100 estudios científicos, avalados por el propio PubliMed, que certifican los beneficios que esta planta aporta en la lucha contra una de las enfermedades más letales y costosas de las últimas décadas, el cáncer. 

A continuación una lista de estudios que puedes consultar dando clic y que prueban las virtudes de la marihuana como una sustancia para combatir numerosos tipos de cáncer, así como para reforzar el sistema inmunológico y mitigar los dolores que acompañan a esta enfermedad.  

 

Contra células tumorosas

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1576089

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20090845

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/616322

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14640910

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19480992

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15275820

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15638794

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16818650

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17952650

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20307616

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16616335

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16624285

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10700234

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17675107

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14617682

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17342320

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16893424

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15026328

 

Contra cancer uterino, testicular o pancreático

http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/cam/cannabis/healthprofessional/page4

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20925645

 

Contra cáncer cerebral

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11479216

 

Contra cancer en boca y garganta

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20516734

 

Contra cáncer de mama

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18454173

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16728591

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9653194

 

Contra cáncer de pulmón

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25069049

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22198381?dopt=Abstract

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21097714?dopt=Abstract

 

Contra cáncer de próstata

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12746841?dopt=Abstract

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3339795/?tool=pubmed

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22594963

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15753356

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10570948

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19690545

 

Contra cáncer de sangre

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12091357

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16908594

 

Contra cáncer de piel

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12511587

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19608284

 

Contra cáncer de hígado

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21475304

 

Cannabis y cáncer en general

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12514108

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15313899

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20053780

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18199524

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19589225

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12182964

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19442435

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12723496

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16250836

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17237277

 

Contra cáncer de cuello y cabeza

http://ww.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2277494

 

Contra cáncer de Cholangiocarcinoma

http://ww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19916793

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21115947

 

Leucemia

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15454482

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16139274

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14692532

 

Cannabis partially/fully induced cancer cell death

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12130702

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19457575

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18615640

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17931597

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18438336

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19916793

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18387516

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15453094

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19229996

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9771884

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18339876

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12133838

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16596790

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11269508

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15958274

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19425170

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17202146

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11903061

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15451022

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20336665

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19394652

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11106791

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19189659

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16500647

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19539619

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19059457

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16909207

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18088200

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10913156

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18354058

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19189054

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17934890

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16571653

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19889794

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15361550

 

Translocation-positive rhabdomyosarcoma

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19509271

 

Linfoma

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18546271

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16936228

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16337199

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19609004

 

Contra células cancerígenas

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16818634

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12648025

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17952650

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16835997

 

Melanoma

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17065222

 

Carcinoma en tiroides

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18197164

 

Contra cáncer de colon

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18938775

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19047095

 

Inflamación intestinal y cáncer

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19442536

 

Cannabinoides

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18286801

 

Contra la invasión cancerígeno-celular

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19914218

 

Vía Higher Perspective