*

X

Elon Musk se prepara para conectar tu cerebro a tu computadora... Aquí sus planes

AlterCultura

Por: pijamasurf - 03/28/2017

Neurolink es una nueva compañía del fundador de Tesla que se propone conectar pronto el cerebro humano con computadoras

El nombre de Elon Musk se ha convertido en sinónimo de innovación. Esto en un mundo urgido de diseñar nuevas estrategias y recursos para hacer frente a los monumentales retos que como sociedad humana tenemos por delante. 

Ahora el fundador de las compañías de vanguardia Tesla y SpaceX prepara Neurolink, una nueva empresa que estará abocada a desarrollar tecnología que permita conectar tu cerebro a tu computadora. Básicamente se trata de crear redes microscópicas de electrodos que puedan implantarse en el cerebro y así lo doten de habilidades "computacionales", es decir, de la capacidad de operar equipos de cómputo y dispositivos con la mente. Su plan fue recientemente revelado en un reportaje del diario The Wall Street Journal.

Musk ha advertido que en un futuro próximo, si la humanidad quiere mantenerse económicamente rentable, tendrá que ser capaz de fusionar la inteligencia biológica con la inteligencia mecánica. Si bien estas nuevas tecnologías parecieran aún más un episodio narrativo de ciencia ficción, no olvidemos que Elon Musk se ha especializado en materializar retos que previamente se veían muy lejanos. Su capacidad para hacerlo está demostrada, así que sería bueno irnos mentalizando para pronto, quizá antes de lo que suponemos, estar operando nuestros dispositivos directamente con nuestra mente.

¿Estás listo?

Te podría interesar:
Regálale a tu existencia unos instantes de simplicidad, te lo va a agradecer

Leaves falling,

Lie on one another;

The rain beats on the rain.

Alan Watts

¿Cómo terminamos inmersos en una realidad donde tomarte unos instantes para escuchar caer la lluvia representa un acto contracultural? Sería bueno cuestionarnos periódicamente esto.

Vivimos hiperestimulados, proyectando construcciones cada vez más elaboradas, recurriendo a la pretensión como credo, persiguiendo orgasmos tántricos, discursos lucidores, fórmulas para ser más felices o atajos para volvernos cultos.

Pero ¿dónde quedó el sonido de la lluvia golpeando una alfombra de hojas secas?, ¿por qué nos parece hoy algo “poético” cuando en realidad es lo que nos corresponde con mayor naturaleza?  

No importa cuál sea tu respuesta a las anteriores interrogantes, pero pareciera saludable confrontarlas de vez en cuando. Pero ya entrados en preguntas, también valdría la pena cuestionar por qué para remitirnos a los actos más naturales necesitamos encontrar una nota, muy probablemente en nuestro feed de una red social, que nos invita a escuchar la lluvia vaciarse sobre hojas, cortesía de un video de YouTube de larga duración. ¿No te parece ligeramente ridículo o un tanto artificioso?

En todo caso tenemos que encontrar una salida; y aunque a veces dudo de que el proceso comience en un texto como este (o en cualquier otro texto), tampoco descartemos que, recordando que la salida del laberinto está en el centro, la historia de nuestra liberación incluya ingredientes como YouTube, Facebook o Pijama Surf. En todo caso esto sólo lo saben la lluvia y las hojas, el sonido que juntas producen.

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis