*

X

Estas son las canciones que Daft Punk tomó para samplear y remixear (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 03/20/2017

¿Plagio o creatividad? Este video reúne las canciones originales que el dúo francés Daft Punk tomó para algunos de sus remixes más conocidos

Desde cierta perspectiva, podría decirse que la historia de la creatividad es la historia del plagio. Aquello que consideramos una obra genial, un pensamiento inesperado, un pieza de talento indiscutible, con cierta frecuencia es la reinterpretación de ideas anteriores, de obras desconocidas, de piezas que alguien más elaboró pero sin alcanzar las mieles de la fama y el reconocimiento público.

En nuestra época esa apropiación ha alcanzado el estatus de técnica artística, y cada cierto tiempo surge el escándalo en torno a una obra que se debate entre el uso de la misma o el franco plagio del trabajo de otros.

Uno de los ejemplos más conocidos a este respecto es la música de Daft Punk, el dúo de DJs de origen francés que ha cautivado con sus mezclas a millones de personas en todo el mundo.

No es sencillo decir que con “su música”, pues a la luz del video que ahora compartimos, el adjetivo posesivo parece ser un tanto impreciso. ¿Tomar y combinar samples, muestras, de canciones ya existentes hace a alguien compositor o músico en toda forma?

La pregunta puede ser polémica, y sin duda para responder podríamos partir del hecho de que la elaboración artística y creativa también cambia a lo largo del tiempo, se realiza bajo distintas reglas y en contextos diferentes, también con propósitos que no son siempre los mismos. ¿Por qué juzgar a Daft Punk con categorías del pasado? ¿Por qué no considerar que el sampleo y el remix son también otras formas de ejercer la creatividad? 

Hoy hay fiesta en tu vida: un poema de Derek Walcott sobre la reconciliación con uno mismo que llega a toda existencia

Arte

Por: pijamasurf - 03/20/2017

Compartimos un poema de Walcott para recordarlo por siempre

Este 17 de marzo del 2017 murió Derek Walcott, un nombre que quizá no muchos conocían pero que fue fundamental en la poesía en lengua inglesa del siglo XX. Walcott fue el artífice de una obra profundamente reflexiva, con atisbos hacia lo espiritual y la exploración de las dimensiones místicas de la existencia. Por lo demás, profesó siempre un amor inagotable por el idioma inglés, el cual manejó con cierto barroquismo, pero también con musicalidad y cadencia.

En 1992 Walcott ganó el premio Nobel de Literatura, y en su carrera obtuvo otros reconocimientos importantes. Anecdóticamente cabe mencionar también que el poeta fue un gran amigo de Octavio Paz, cuya poesía llegó a traducir al inglés.

A continuación –a manera de homenaje y porque la pérdida de un poeta es casi siempre una circunstancia lamentable, como arrebatarle al mundo una ocasión de felicidad– compartimos un poema de Walcott con un tema profundo aunque tratado sencillamente: ese momento crucial en que una persona se reconcilia consigo misma, acepta lo que es y, a partir de eso, comienza a amarse incondicionalmente. Compartimos la versión del poeta Aurelio Asiain, que tomamos de su sitio, y después el original de Walcott.

 

AMOR DESPUÉS DEL AMOR

Llegará el día
en que, con júbilo,
te recibas a ti mismo que llegas
hasta tu puerta, ante tu propio espejo,
y uno al otro sonriendo se den la bienvenida

 

y se digan: siéntate. Come.
Volverás a querer al extraño que has sido.
Saca el vino. Y el pan. Tu corazón, devuélvelo
a sí mismo, al extraño que te ha amado

 

toda la vida, al que ignoraste
por otro, al que te sabe de memoria.
Esas cartas de amor en las estanterías,

 

quítalas; y las fotos, las notas consternadas.
Corta tu propia imagen del espejo.
Y siéntate. Hoy hay fiesta en tu vida.

 

LOVE AFTER LOVE

The time will come
when, with elation
you will greet yourself arriving
at your own door, in your own mirror
and each will smile at the other's welcome,

 

and say, sit here. Eat.
You will love again the stranger who was your self.
Give wine. Give bread. Give back your heart
to itself, to the stranger who has loved you

 

all your life, whom you ignored
for another, who knows you by heart.
Take down the love letters from the bookshelf,

 

the photographs, the desperate notes,
peel your own image from the mirror.
Sit. Feast on your life.

 

non omnis moriar -