*

X

Él es el primer hombre transgénero en un cargo público, y fue elegido en Japón

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/21/2017

Un joven transgénero se convirtió recientemente en concejal de Iruma, una ciudad en el centro de Japón

Actualmente es imposible negar la realidad de la diversidad sexual. Si desde siempre, en toda la historia de la humanidad, la preferencia sexual nunca ha estado asociada únicamente al género o a la reproducción (esto es, en todo momento ha habido homosexualidad, bisexualidad y heterosexualidad), desde hace algunas décadas a ello se ha sumado la posibilidad del cambio de género, una transformación factible gracias al desarrollo de distintas áreas de la medicina. Hace tiempo, en Pijama Surf compartimos la historia de Christine Jorgensen, quien se considera la primera transexual de la historia y quien consumó su operación de cambio de sexo en 1952.

Retomamos el tema porque, hace unos días, Japón se convirtió en el primer país en elegir a una persona transgénero para un cargo público.

El hecho ocurrió en la ciudad de Iruma, prefectura de Saitama, en la zona central de la isla. Ahí, con 21 votos a favor (de 22 posibles), Tomoya Hosoda fue elegido como el primer concejal transgénero del gobierno local.

“Hasta ahora, las personas han actuado como si las minorías sexuales no existieran. Tenemos muchos obstáculos que superar, pero espero estar a la altura de las expectativas de todos”, dijo Hosoda, quien actualmente tiene 25 años de edad y quien desde el 2015 cambió su nombre y su género ante la autoridad civil de Japón.

El flamante concejal declaró también que su prioridad como funcionario público serán los sectores de la población vulnerables, como las personas discapacitadas y los ancianos, para quienes buscará construir un sistema de apoyo que parta de la idea de la diversidad.

Cabe mencionar que ya en el 2003 Aya Kamikawa, una mujer transgénero, había resultado electa como oficial de municipalidad en Tokio. Ahora, con la elección de Hosoda, parece confirmarse que en Japón la orientación sexual no es una circunstancia que empañe las capacidades de una persona en otras áreas de su vida.

 

También en Pijama Surf: Estos son los 5 géneros sexuales que solían existir en el mundo

Te podría interesar:

Ley en Colombia permite trabajar bajos los efectos del alcohol y otras drogas

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/21/2017

Si beber no afecta el desempeño laboral pero en tu país está prohibido, quizá consideres trabajar en Colombia

La relación entre trabajo y consumo de sustancias como el alcohol y otras drogas es ahora impensable, por más que hasta hace algunas décadas fuera usual o al menos tolerada. Periodistas y publicistas bebían alcohol en horas de trabajo, y lo mismo podría decirse de abogados, profesores y quizá alguna otra labor que, como la medicina, podrían exigir mayor lucidez.

Nuestro tiempo, sin embargo, es un tanto más exigente a ese respecto, y escudados en la sanidad y la transparencia se exige que tanto las personas como los ambientes estén exentos de toda posible perturbación.

No obstante, en Colombia esto podría empezar a cambiar, luego de que la Corte Constitucional del país aprobó un amparo mediante el cual un trabajador podría realizar sus tareas bajo los efectos del alcohol u otras sustancias siempre y cuando su rutina y sus labores no se vean entorpecidas.

La polémica decisión deriva de un recurso de inconstitucionalidad que, en 2016, presentaron contra un artículo del Código del Trabajo del país un par de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Uniciencia de Bucaramanga. En ese artículo se prohibía a un individuo “presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes”, lo cual, según los estudiantes, violaba, por un lado, el derecho a la igualdad general protegida por el Estado y, por el otro, la igualdad de oportunidades para todos los trabajadores, ambas garantías consagradas en la Constitución de Colombia.

La Corte atrajo el recurso y sentenció que, en tanto el consumo de dichas sustancias no afecte el desempeño laboral del trabajador ni ponga en riesgo a terceros, el trabajador no puede ser sancionado por el mismo.

Por supuesto la decisión de los jueces ha generado polémica, a medio camino entre la moralidad pública y la discusión legal, e igualmente pone de manifiesto una vieja discusión sobre los alcances de las adicciones y la posibilidad de que ciertas personas sean funcionales gracias al consumo de ciertas sustancias. Cuando es el caso, ¿a ellas se les debería juzgar con el mismo rasero que a todos los demás?