*

X

Niña de 4 años recorre sola kilómetros en la taiga siberiana para ayudar a su abuela enferma

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2017

Caperucita Roja de la vida real: niña rusa cruza bosque siberiano poblado de lobos a temperaturas extremas para ayudar a su abuela enferma

En lo que parece una historia digna de un cuento de hadas (y extrañamente parecido a "Caperucita Roja"), la niña Saglana Salchak de 4 años atravesó varios kilómetros de la taiga siberiana para encontrar ayudar para su abuela enferma.

Saglana estaba viviendo con sus abuelos (un proceso jurdídico pende sobre su madre) en un remoto pueblo cerca de la frontera con Mongolia, a más de 18km de otro pueblo y unos 8km de un vecino.

De acuerdo con The Guardian, la niña decidió emprender su épica travesía luego de hablar con su abuelo ciego y de tomar unos cerillos (en caso de que tuviera que hacer fuego). Por si eso fuera poco, según informa el diario Pravda, la región de la república de Tuvá en donde vive esta familia está repleta de lobos.

Las temperaturas que se encuentran en esa zona llegan a los -34ºC y se suelen producir severas nevadas. Saglana casi se pasa de la casa de su vecino, que estaba cubierta por vegetación y nieve, pero fue detectada por los vecinos. Se llamó a un médico pero, trágicamente, éste descubrió que la abuela había muerto en el ínterin de un ataque al corazón.

Saglana ha sido convertida, merecidamente, en héroe por los medios locales, aunque ella explica que no tuvo miedo de atravesar sola el bosque y que además quería encontrar algo de comer. El viaje resultó en un resfriado, pero no tuvo consecuencias mayores. Los padres de Saglana cuidan caballos, por lo que esta niña seguramente podrá convertirse en una gran pastora de las taigas.

Campaña engaña masivamente con el lifestyle de una chica en Instagram y luego sorprende a todos

Sociedad

Por: pijama Surf - 03/14/2017

¿Te has preguntado si los perfiles de Instagram son lo que parecen, o acaso si son reales?

No todo es lo que parece, escuchamos, al menos alguna vez. Y es verdad, sobre todo hoy cuando la era de las redes sociales invita enormemente a la apariencia, a formar nuestra propia marca del yo y con ella buscar la aprobación de los demás, y en ocasiones numerosas más que vivir nos encontramos concentrados en cómo aparecer mejor en la realidad virtual.

Recientemente una aleccionadora campaña ha circulado en Internet por el mundo. Se trata de una cuenta en Instagram de la francesa Louise Delage, con más de 112 mil seguidores, en la que, como en millones de cuentas en el mundo, documenta su vida mostrando un lujoso estilo de vida: en yates, increíbles paisajes, con amigos, cenas, la playa, piscinas, fiestas. Su atractivo día a día le fue ganando seguidores, pero todo resultó una apariencia.

                         

Hace poco la firma publicitaria BETC reveló que en realidad Louise Delage no existe; se trata de una actriz que trabajó para el grupo Addict Aid con el fin de hacer conciencia sobre lo imperceptible, sutil, aceptado, que puede ser caer en un silencioso alcoholismo.

Entre este lujoso y aparentemente perfecto estilo de vida, casi transparente, en casi cada fotografía aparece un vaso o botella con alcohol. Lo más curioso es que, a simple vista, verdaderamente no es muy notorio. Y quizá la parte más conmovedora es darnos cuenta de que en este tren de aspiraciones nuestra atención se fija quizá en la belleza de la chica, su juventud, manera de vestir, en la enorme cantidad de tiempo libre que parece tener; en sus viajes, amigos, glamour, vida perfecta. ¿Cómo es que miles no percibimos una realidad ahí, a la vista de todos?

Más de 150 fotos, una campaña que si bien tomó un minucioso trabajo, incluso artesanal, nos muestra que no todo es lo que parece y que a veces aunque algo se encuentre ahí, nítido, culturalmente no queremos o no estamos preparados para verlo. 

Encuentra aquí la cuenta de Instagram de este experimento (cabe apuntar que luego de que se reveló la estrategia de campaña, decenas de usuarios comentaron sobre la visibilidad del alcoholismo de la chica).