*

X

¿Eres demasiado positivo? Entonces quizá no eres tan empático, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 04/04/2017

El optimismo exacerbado lleva a que la persona no sea capaz de percibir lo que otra persona siente cuando se trata de una emoción muy distinta a la suya

Tomar una buena actitud ante la vida es, sin duda, benéfico para afrontar sus días y momentos complicados. Sin embargo, en esta línea, raya una ligera división que podría resultar, más bien, contraproducente: la negación. En este frenesí de ver todo lo que sucede con "buenos ojos", quizá, más bien, hay cosas que estás bloqueando, que no quieres ver, incluso sobre ti mismo.

En un reciente estudio, publicado en Public Library of Science (PLOS), se encontró que los participantes con una personalidad o actitud más positiva tendieron a reaccionar más a los estímulos de personas que veían en videos cuando se encontraban en un humor más positivo. No obstante, su nivel de empatía disminuía cuando los protagonistas del video mostraban emociones más tristes o negativas. En todos los videos vistos, las personas hablababan de sus vidas.

Los participantes más optimistas encontraron difícil reconocer el tono emocional de un discurso altamente negativo, en el cual un participante describió la muerte de un padre.

Quizá un optimismo alto requiere de una dosis de negación, o de "cegación" ante estímulos que lo disminuyan. Curiosamente, suele creerse que el optimismo, o mejor dicho, las personas altamente positivas, son aquellas con la capacidad de verle el mejor lado a las situaciones. Pero ¿y si más bien se trata de un bloqueo? ¿No habría de llamársele de otro modo?

Como siempre, lo mejor pareciera estar en el equilibrio. Sí, en esta vida es necesaria una dosis diaria de actitud, aunque la negación ciertamente no nos ayudará a evolucionar más rápido, sobre todo considerando que la empatía es un recurso altamente evolutivo. Y tampoco será muy útil para deshacerte de tus propios asuntos sin resolver. 

Científicos diseñan este sencillísimo test para descubrir si eres narcisista

Salud

Por: pijamasurf - 04/04/2017

Es sorprendente la facilidad con la que un narcisista se revela a sí mismo

Durante las últimas décadas el fenómeno del narcisismo se ha vuelto especialmente popular, en gran parte como resultado del individualismo cultivado por el neoliberalismo, el sistema económico que hoy vivimos. Este individualismo se traduce en individuos tan enfocados en sí mismos que pierden la capacidad de empatía y de humildad.

Todos contenemos dentro de nosotros algo de narcisismo; el problema está en el nivel. Desde hace décadas los investigadores han empleado mayormente un test para descubrir el nivel de narcisismo llamado Narcissism personality inventory, basado en 40 preguntas estratégicas. Recientemente, sin embargo, los investigadores Sara Konrath y Brian Meier descubrieron la efectividad de un nuevo y sencillísimo test llamado Single Item Narcissism Scale (SINS) para medir el nivel de narcisismo.

Su efectividad radica en un hecho curioso y que de algún modo la comunidad científica había pasado de largo: una de las características de una persona con altos niveles de narcisismo es que no tiene reparo alguno en aceptarlo. Por ello su test se basa, únicamente, en que la persona estudiada califique su nivel de narcisismo en una escala del 1 al 11. Este estudio --al que añadieron la nota aclaratoria “La palabra narcisismo significa egoísta, centrado en sí mismo, y vanidoso”-- comenzó a aplicarse en el 2014.

Según las investigaciones, al grado de narcisismo que resulta nocivo se le llama “narcisismo vulnerable” y se manifiesta cuando una persona reacciona muy ofendida, o incluso violentamente, cuando sus ideas o acciones son criticadas, cuando toma crédito por el trabajo de más personas, o bien, cuando culpa a los demás de sus propios errores.

Todos somos narcisistas, pero, ¿qué tanto lo eres tú? Si no tienes empacho en aceptar que eres altamente narcisista, entonces podría decirse, de entrada, que calificas entre los “narcisistas vulnerables”, lo cual es ya en sí mismo una patología.

Y tú, ¿eres narcisista?

 

Encuentra aquí este estudio.