*

X

Este artista turco transforma escenas clásicas del cine en antiguas pinturas otomanas

Arte

Por: PijamaSurf - 04/17/2017

Este increíble trabajo transporta a personajes memorables de la pantalla grande a preciosas pinturas en miniatura

El ilustrador y artista turco Murat Palta comenzó hace un tiempo a realizar estas preciosas ilustraciones basadas en escenas de famosas películas con el estilo que caracteriza a la miniatura otomana.

Por Fethullah Çelebi Arifi (Historiador, poeta y pintor) y/o Matrakçı Nasuh (pintor y paisajista) y/o otros pintores en la corte de Sultan Suleiman, el magnífico -Süleymanname MS. H. 1517, f. 149a, Topkapi Lib. Estambul; escaneado de la reproduccion de "A story of history" de Arnold Toynbee, dominio público

 

Este estilo se remonta al imperio otomano. Antiguamente, las pinturas en miniatura no solían tener la firma de su autor; de hecho, eran producto del trabajo colectivo. Un maestro concebía el orden de las figuras, la perspectiva y composición general de la escena; luego, sus discípulos ejecutaban el trazo con tinta negra y más adelante otro grupo terminaba de colorearlo.

Para esta tradición la perspectiva es entendida de un modo muy diferente, pues la sensación de aplanamiento de los personajes, fondos y objetos es a propósito. Un mismo cuadro puede representar, como vemos en estos ejemplos, distintos momentos y lugares.

El rechazo a una representación completamente realista se explica por la visión del sufismo, una forma mística del islam que fue ampliamente practicada durante el imperio. Para sus devotos las figuras de todos los seres, vivos y no vivos, era inestable y se encontraba en constante cambio, por lo que no valía la pena gastar tanto esfuerzo en representarlos con exactitud.

 

 

En 2011, Palta realizó su primera miniatura con este estilo utilizando a personajes y entornos de Star Wars, todo como parte de un experimento para su tesis, en el que se proponía mezclar la tradición oriental con el cine occidental contemporáneo. Fue tal el éxito obtenido que decidió continuar con el experimento y pintar a otros personajes clásicos de la pantalla con este estilo.

 

Star Wars

 

 

La naranja mecánica

 

 

Alien

 

 

 

Buenos muchachos

 

 

 

El origen

 

 

 

Kill Bill

 

 

 

 

Pulp Fiction

 

 

 

Scarface

 

 

 

Terminator II

 

 

 

El padrino

 

 

 

El resplandor

 

 

 

¿Qué otras películas te gustaría ver como miniaturas otomanas?

Una fábula sobre la felicidad que Alejandro Jodorowsky obsequió a Marcel Marceau (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 04/17/2017

En la elocuencia de su silencio, Marcel Marceau cuenta una historia trágica, inesperada

Para muchas personas, el nombre de Alejandro Jodorowsky está asociado sobre todo con cierta forma de espiritualidad o esoterismo. El mismo Jodorowsky ha propiciado esto, pues además de que es artífice de la “psicomagia”, en su trayectoria abundan episodios asociados con el pensamiento y los procedimientos mágicos y místicos.

En buena medida, ese aspecto de la labor de Jodorowsky ha contribuido a opacar otro en el que el chileno también ha destacado: su labor artística, la cual o no siempre se reconoce, se olvida intencionadamente o simplemente se ignora.

Más allá de sus extravagancias esotéricas, es posible encontrar en Jodorowsky un corpus de obras creativas si no admirables, por lo menos interesantes, enriquecidas por su conocimiento amplio del cine, la poesía, el teatro y otras disciplinas artísticas.

En ese acervo en el que se encuentran películas presentadas en Cannes, narraciones, cómics y otras obras, destaca también una pieza quizá un tanto menor pero no menos significativa. Se trata de “El hacedor de máscaras”, un relato breve que Jodorowsky escribió para Marcel Marceau, el legendario mimo francés a cuya troupe perteneció y con quien viajó y se presentó en diversos escenarios del mundo.

En la elocuencia de su silencio, Marceau cuenta la historia de un hombre que se prueba una máscara tras otra hasta que ocurre un incidente inesperado y siniestro que puede resolverse sólo por la vía trágica (una fábula que, dicho sea de paso, pareciera tener una enorme relevancia en nuestros días). Cabe mencionar asimismo que si bien la historia es de Jodoroswky, la gesticulación y la coreografía son obra de Marceau, razón por la cual el crédito de la pieza es compartido entre ambos.

Esta combinación, por cierto, es un tanto paradójica, pues mientras que, por un lado, nadie se atrevería a negar el talento de Marcel Marceau, acaso lo mismo no sucedería con Jodorowsky, para quien el vituperio está pronto e inmediato. Si compartimos este video ahora quizá también es con el ánimo de reconsiderar la opinión que a veces podemos formarnos de una persona sin atender del todo a las obras que ha realizado.

En Pijama Surf: 35 preguntas de Alejandro Jodorowsky que al responderlas comenzarán a expandir tu conciencia