*

X

¿Por qué los hombres se enferman más y viven menos que las mujeres?

Salud

Por: pijamasurf - 04/12/2017

El precio de la testosterona es grande

La evolución tiene fundamentalmente un cometido: perpetuar las especies o, lo que es lo mismo, generar aptitud para la supervivencia. Esto es lo indispensable y lo demás pasa a segundo término, incluyendo la duración y la calidad de la vida. Tal es el caso del género masculino de la especie humana.

Los científicos han notado en las últimas décadas que los hombres viven menos que las mujeres. Esto se debe a diferentes factores y no sólo al hecho de que los hombres padecen mayores accidentes y muertes violentas, particularmente en la juventud (algo que hace que las aseguradoras cobren más por sus seguros). Notablemente, los hombres tienen más riesgo de padecer la mayoría de las 15 principales causas de muerte en el mundo. También se sabe que el sistema inmune de los hombres es inferior al de las mujeres, en tanto que tienen mayor facilidad de contraer infecciones.

Según una investigación reciente, la razón de esta diferencia parece estar en la testosterona. Aunque las mujeres también producen testosterona, lo hacen en mucha menor cantidad. Para los hombres, la testosterona tiene una importante función en la reproducción y en su capacidad de conseguir una pareja. Sin embargo, este éxito reproductivo, que equivale a la aptitud de la especie, tiene sus costos. Éstos entran en el orden de una salud deficiente: este es el peso de los músculos y la virilidad.

En Corea del Sur se tienen registro de que los eunucos (varones castrados) alcanzan una longevidad superior al promedio. En el caso de pájaros machos que recibieron suplementos de testosterona, esto les permitió aumentar sus facultades reproductivas pero también hizo que vivieran menos.

La tendencia actual de suplementar testosterona, particularmente entre hombres fisicoculturistas, empieza a ser estudiada. Aunque las investigaciones están en etapas tempranas, se ha encontrado que se incrementa el riesgo de sufrir infartos del miocardio y se cree que las altas dosis de testosterona no son bien toleradas por diversos órganos, especialmente en los hombres mayores.  

Stephen Stearns, biólogo de Yale, lo dice de manera muy simple: "Lo macho te enferma". La testosterona suprime la función inmune, un poco como la cortisona y la adrenalina; en cambio, el estradiol la aumenta.

Lo anterior tiene una posible explicación biológica. Para la evolución tiene sentido que un hombre pueda tener sexo con 100 mujeres diferentes y posiblemente tener 100 hijos, pero lo mismo no aplica para las mujeres. Para ellas lo importante es tener más oportunidades de aparearse y mayor fertilidad.

5 hábitos que debes cambiar si quieres transformar tu vida

Salud

Por: pijamasurf - 04/12/2017

Si quieres cambiar tu vida, comienza por modificar tus hábitos

La búsqueda de la felicidad (lo que sea que esto signifique para cada uno de nosotros) sin duda es algo que debe trabajarse, en especial si consideramos que vivimos en una era en la que nos encontramos asediados por cientos de estímulos e inercias mentales que, lamentamos decirte, seguramente no nos llevarán a alcanzar estados como la plenitud, la felicidad o, mucho menos, la tranquilidad.

Considerando lo anterior, todo indica que debemos rediseñar individualmente nuestras respectivas realidades, una misión que bien podría comenzar por cambiar varios de los hábitos que atentan contra tu bienestar y que, tristemente, son hoy quizá más populares que nunca. Una vez que tomes control consciente de tus hábitos, tendrás ya completada una buena parte del trabajo personal que te corresponde. 

Para orientar o inspirar la misión, te compartimos algunos de los hábitos que estadísticamente es muy probable que formen parte de tu cotidianidad y que deberías erradicar inmediatamente... tu vida te lo va a agradecer:

 

Deja de buscar respuestas trascendentales en discursos autosuperacionales

Ningún artículo de internet (por ejemplo, éste), fórmula, dogma o consejo te va a resolver la vida. El trabajo es de cada quién.

 

Deja de creer que eres el centro del universo

Este es uno de los hábitos mentales más comunes (y nocivos) entre la población. Esta creencia no sólo alimenta el ego sino que también es combustible puro para el drama y la intrascendencia. 

 

Deja las pantallas y reconéctate con la naturaleza

Ningún contexto o aliado más confiable para desarrollarte; ningún libro, película o filosofía, mejor que la naturaleza. 

 

Deja de quejarte

Quejarte sólo puede ser válido si paralelamente estás tomando acciones para cambiar aquello de lo que te quejas. En pocas palabras, si te quieres quejar, gánate el derecho actuando al respecto. 

 

Deja de gastar tiempo en gente negativa

Las relaciones sociales pueden ser lo mejor o lo peor que pasa en tu vida. Sé selectivo/a, elige con quién pasar tu tiempo de acuerdo con los aportes genuinos que se dan mutuamente.