*

X

10 de mayo: luna llena en Escorpión y Vesak, el cumpleaños del Buda

AlterCultura

Por: pijamasurf - 05/09/2017

El 10 de mayo se celebra el Día de Buda, su nacimiento, iluminación y muerte, en una festividad que coincide cada año con la luna llena del mes de Vesak

Este 10 de mayo tendremos una jornada bastante cargada en cuestiones energéticas, simbólicas y sociales, si consideramos que se celebra el cumpleaños del Buda, una festividad de enorme dimensión en algunos países del sur de Asia, la cual se festeja siempre en la luna llena de Vesak (el nombre del mes del calendario lunisolar hinduista que coincide con nuestro abril o mayo).

En este caso será una luna llena en el signo zodiacal de Escorpión, un signo asociado siempre al esoterismo, al poder y a la transformación. Además, el 10 de mayo en algunos países como México se celebra el Día de las Madres. En el budismo la luna llena es símbolo de la iluminación o liberación del samsara.

El Vesak es para millones de budistas en todo el mundo un día sagrado, en el cual se celebra tanto el cumpleaños del Buda (el cual se data a veces en el año 623 a. C.) como su iluminación y su muerte o parinirvana, todas las cuales, según la tradición, ocurrieron durante una luna llena de Vesak (lee aquí sobre cómo el Buda alcanzó la iluminación).

Los practicantes de todo el mundo se reúnen con su sangha (los grupos o familias espirituales) y celebran al maestro que hizo girar la rueda del dharma. Se toma refugio en el Buda, el dharma y la sangha. En algunos países se suelen prender lámparas, conocidas como thoranas. Se hace especial énfasis, particularmente en las comunidades theravada, en observar los cinco preceptos que enseñó el Buda. Se evita comer carne, se práctica la compasión y se suelen leer sutras y realizar rezos. 

Aquellos que no pertenecen a una comunidad budista organizada pueden participar en este evento mundial pasando un día de silencio, practicando la compasión, meditando, tal vez encendiendo una vela, haciendo un ayuno o una ofrenda de flores o alimentos y dedicando el mérito de la práctica al beneficio de todos los seres sensibles que vagan por el samsara. En general, es un buen momento para hacer un ritual de purificación y reunir fuerzas e intención para un camino espiritual.

Este día es también un día auspicioso para acercarse al dharma y leer textos budistas. Recomendamos a aquellos que se acercan al budismo leer el Dhammapada, el Sutra del Corazón y el Sutra del Diamante

 

Lee también:

La preciosa historia de cómo el Buda alcanzó la iluminación

Borges sobre el Buda, nirvana y karma

Las cuatro nobles verdades del Buda (la esencia de su eseñanza)

La continuidad de la mente más allá de la muerte en el budismo

Las tres grandes motivaciones que hicieron a Buda buscar la iluminación

La parábola de la flecha envenenada (Buda sobre atender a lo que realmente nos ocurre) 

Una entrevista con Leandro Chernicoff, físico y maestro de meditación budista

¿Por qué la raíz etimológica de 'alcohol' emula la pérdida del alma y a espíritus nocivos?

Al alcohol lo hemos adoptado como parte de la cultura diaria. En muchos países es usado como un aperitivo, digestivo, y en la mayoría está asociado prácticamente a cualquier evento social. Se habla desde los gobiernos sobre la lucha contra las drogas, pero al alcohol no se le clasifica como una de ellas.

Algunos estudios han probado que el alcohol es mucho más dañino que otras sustancias prohibidas, y su abuso está vinculado a la gran enfermedad psicoemocional del siglo, la depresión. Por ser tan aceptado, en ocasiones se desdibuja del mapa de los problemas de salud pública, y por ello, al normalizarlo como lo hacemos, lo consideramos ingenuamente inofensivo. Se encuentra, además, entre las cinco sustancias más adictivas del mundo.

Las raíces etimológicas de esta bebida, sin embargo, parecen desenmascarar los atributos que le fueron descubiertos en los inicios de su uso. En un interesante artículo, la especialista en medicina holística Zahrah Sita desglosa las raíces etimológicas de la palabra alcohol, la cual viene del árabe, y curiosamente descubre que en reiteradas ocasiones se alude, o bien a la salida del alma propia, o a la proclividad de ser asediado por otros espíritus nocivos. También la doctora Rachel Hajar, periodista médica, ha revelado información al respecto:

La palabra alcohol viene de al-kuhl, que significa “devorador del espíritu”, y sitúa sus orígenes en la palabra en inglés ghoul, que significa un demonio maligno y necrófago. Al kol también en la mitología árabe está asociado a un espíritu o criatura sobrenatural que puede adoptar numerosas formas.

La palabra árabe para etanol, al-ġawl, significa espíritu o demonio.

También, su etimología está ligada a Algol, la estrella cuyo significado es "La cabeza del demonio".

Así, la raíz etimológica de una de las drogas más aceptadas socialmente hoy no emula los efectos placenteros, o la deshinibición social. Ni siquiera su composición química. La etimología del alcohol está asociada a la pérdida de la esencia en el ser, cualidad que, por cierto, hizo que esta sustancia fuera empleada en alquimia con el fin de extraer la esencia de una entidad.