*

X

¿En dónde se encuentra el Yo? Estas imágenes te lo mostrarán

Ciencia

Por: PijamaSurf - 05/02/2017

Para Dunn y Edwards, el self sólo es y se encuentra en todos lados

Más allá de las vertiginosas experiencias que un experimento en clase de biología puede dejar impregnadas en la memoria (como hacerle cortes al cerebro duro y en cloroformo de un animal), la fisiología del cerebro humano puede llegar a ser fascinante. Para demostrarlo, tanto el artista y neurocientífico Greg Dunn como el artista y el físico aplicado Brian Edwards crearon Self Reflected. 

El self, esta esencia de la mente que inunda cada cuerpo, es el encargado de realizar la unión entre el inconsciente y el consciente, entre el ello y el superyó. Es el único elemento de nuestra psique que puede modificarse a lo largo del tiempo, mediante eventos traumáticos y catárticos, y que puede provocar locura o trascendencia. Sin embargo, pese a numerosas investigaciones neurológicas, los especialistas siguen sin descubrir en dónde se halla físicamente el self en el cerebro. 

Pero para Dunn y Edwards, el self sólo es y se encuentra en todos lados. Por esta razón quisieron realizar Self Reflected, un proyecto en el que se visualizara, de alguna manera, el self en el cerebro. Mediante imágenes (no reales), los autores trataron de “elucidar la naturaleza de la conciencia humana, creando un puente de conexión entre el misterioso cerebro a nivel macroscópico y el comportamiento de las neuronas a nivel microscópico”. Se trata, en otras palabras, de un:

Insight sin precedentes del cerebro en él mismo, revelando a través de una llamada ‘reflective microetching’ que hace un enfoque enorme en la bella y balanceada coreografía de las neuronas diseñado para reflejar qué está ocurriendo en nuestras mentes mientras observamos el trabajo del arte. 'Self Reflected' se creó para recordarnos que la máquina más maravillosa que se conoce en el universo se encuentra en el interior de nuestro ser y es la raíz de la humanidad que compartimos.

Las imágenes no son scans del cerebro, sino representaciones de las conexiones neuronales y otras estructuras cerebrales. Estos son algunos ejemplos de Self Reflected que evidencian el lado maravilloso del ser humano: 

 

Según la ciencia, este es el método más efectivo para aprender

Ciencia

Por: PijamaSurf - 05/02/2017

El aprendizaje se puede realizar en función de métodos alternativos.

En los últimos días surgió en México la viralización del video de Mars Aguirre, en el que la videoblogger anunciaba que dejaba la escuela por “su sistema retrógrada”. Desde entonces han surgido múltiples críticas al respecto, incluyendo imágenes en donde se compara la actitud rebelde de blogger mexicana y la lucha rebelde de la superviviente Malala Yousef quien ganó el Premio Nobel de la Paz por su lucha para adquirir la misma educación que los hombres. 

Frente a esta irónica situación, es indispensable recordar que la educación es un derecho humanitario y por tanto tanto hombres como mujeres, de cualquier rango social, tiene la misma oportunidad de estudiar según sus deseos. Si bien la escuela es sinónimo de la educación, la  educación no lo es forzosamente de la escuela, por lo que el aprendizaje se puede realizar en función de métodos alternativos. 

De acuerdo con John Dunlosky y su equipo de psicólogos de Kent State, la manera más efectiva y rápida de aprender se le llama “práctica distributiva”. Esto quiere decir que si se desea perfeccionar un nuevo concepto, lo ideal es estudiar arduamente durante un periodo corto de tiempo, tomar un descanso y luego estudiar arduamente de nuevo. Desgraciadamente esta dinámica no es la que usualmente se pone en práctica en diversos sistemas académicos, muy a pesar de que estudios psicológicos muestran los beneficios de distribuir los tiempos en los procesos de aprendizaje y enseñanza. 

En palabras de Dunlosky, “estas estrategias se han analizado vastamente en libros de textos de psicología educativa, y los estudiantes de pedagogía no reciben una buena introducción al respecto para aplicarlo durante sus enseñanzas.” E incluso agrega que las viejas estrategias de releer y subrayar con marcador de colores proveen beneficios mínimos para el aprendizaje: “Al releer lo que se planea aprender con una práctica de recuperación retrasada [releer después de un corto lapso de distracción]  ayudaría mucho a los estudiantes.”

De este modo el aprendizaje deja de ser un fenómeno exclusivo de los sistemas académicos, sino un proceso que, guiado de manera productiva, puede convertirse en la herramienta más poderosa para la trascendencia humana. En especial cuando se trata de un derecho humano que requiere alcanzar cada vez más personas en situaciones de riesgo.