*

X
¿Has notado que Chrome consume grandes cantidades de recursos de tu computadora?

El mundo de los navegadores en los últimos años ha empezado a ser dominado por Chrome; de nuevo Google devora el pastel. La idea que se tiene es que Chrome es el navegador más ligero, rápido y tiene la ventaja de tener add-ons o extensiones. Esto es en gran medida una ilusión, como han descubierto los redactores de Digg y de Motherboard (y como ha notado cualquiera que utilice Chrome de manera saturada, abriendo múltiples ventanas al mismo tiempo).

Chrome tiene un gran problema, que puede constatarse fácilmente checando en la parte de tu computadora que monitorea la actividad o el consumo de RAM de los programas que tienes corriendo. A grandes rasgos, en el caso de personas que gustan de mantener todo abierto, Chrome alenta y llega a dejar pasmada tu computadora, a veces usando varios GB de RAM.

Esto mismo no ocurre con Opera. Opera es un navegado que se puede usar con Windows, macOS y también con Linux. De hecho, a Opera le debemos modalidades como el speed dial, el bloqueador de pop-ups, la navegación privada y muchas otras innovaciones adoptadas luego por otros buscadores. Opera, según comparten Motherboard y Digg, soporta una navegación sin consumir tanto RAM. Opera permite también extensiones y corre sin problemas video, plugins y demás scripts. De hecho es casi lo mismo que Chrome, sólo que sin consumir tantos recursos e idiotizar a tu computadora. Estos son los beneficios de la inteligencia colectiva.

Existe otra razón para hacer el cambio a Opera. Google es seguramente una corporación más poderosa que la mayoría de los países del mundo y tiene una cantidad de datos que lo están acercando a una especie de singularidad. La concentración de poder no es algo bueno en un mundo en el cual la élite no tiene mucha ética que digamos (aunque el slogan de Google es "Don't be evil"). Al bajarle a tu uso de plataformas de Google dejas de alimentar a la Matrix, aunque sea mínimamente.

Los colores, tipo de expresión, si está o no tu rostro en la fotografía; como en todo, tu personalidad se revela en tus decisiones digitales

Todos sabemos que en el mundo virtual, y sobre todo en las redes sociales, estamos creando una especie de “marca” sobre nosotros mismos. Allí nada es fortuito, cada post que publicas, foto que eliges y comentario que haces, está enfocado en asociarte a la identidad que buscas proyectar sobre ti mismo.

Por ello quizá es que las redes sociales están, probadamente, volviéndonos locos. En un gran acto de narcisismo estamos buscando proyectarnos y ello, por supuesto, invita también a la comparación y la competencia. Ahora: tampoco hay que negar que las redes sociales nos abren otras posibilidades de conectar con personas del pasado, generar lazos con otros con intereses afines, o bien, lazos laborales o informativos. Siendo así, quizá sea importante que conozcas, según algunos análisis psicológicos, las generalidades sobre qué es lo que proyectas sobre ti mismo según el tipo de fotografía que eliges.

De acuerdo con un estudio hecho en colaboración por investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad Shahid Beheshti, los siguientes son indicadores de la personalidad, según el tipo de foto elegida para las redes sociales:

 

Consciente

Se refiere a la personalidad ligada al orden, la disciplina y la conciencia sobre el comportamiento individual. Este tipo de personas suelen publicar una fotografía que abarca mayormente el rostro, y entre las fotos de perfil el gesto no suele cambiar mucho. Generalmente este último suele ser neutral, aunque más apuntando hacia una sonrisa, positividad y una persona contenta.

 

Extrovertida

Sus fotos suelen ser coloridas, aparecer con más personas y hacen distintos gestos, aunque más asociados a la felicidad que a humores negativos. Sus imágenes no suelen estar tan enfocadas en su rostro, en gran parte porque suelen salir con más personas.

 

Agradable, simpática

Sus fotografías también suelen ser coloridas, aunque menos que las de los extrovertidos. Las emociones que muestran tienden a ser positivas, pero menos eufóricas; suelen salir con terceros, pero en imágenes con mayor énfasis en su rostro que los extrovertidos.

 

Neurótica

Es el tipo de persona que normalmente omite su rostro en las fotos; los colores suelen ser más neutros, o tendiendo a lúgubres. También, si bien su expresión no es del todo negativa, tiende a ser mucho más neutra que en el resto de las personalidades aquí expuestas.