*

X

¿Quieres conocer realmente el jazz? Escucha esta playlist de 149 horas y mil 700 canciones

Arte

Por: pijamasurf - 05/22/2017

Un panorama amplio de la historia del jazz para explorarlo, pasear en él, asomarse o lo que sea que tu curiosidad musical dicte

El jazz es uno de los géneros más importantes en la historia de la música, en buena medida porque los artistas que lo impulsaron se atrevieron a lo que nadie había hecho hasta ese momento: improvisar.

Es cierto que es posible encontrar ciertos antecedentes de la improvisación en música (las cadenzas de los conciertos en la música clásica, por ejemplo, o las fugas en la música barroca), pero únicamente el jazz hizo de esa combinación de creatividad, espontaneidad y dominio de la técnica su sello distintivo.

El jazz, por otro lado, destaca también por ser uno de los puntos más claros de convergencia entre la música popular y la música académica: este es el único género en que ambas confluyen y dialogan, sin que ninguna de las dos tenga intención de destacar y sobreponerse a la otra. Sin el avance de la música formal es posible que el jazz nunca hubiera surgido, pero lo mismo puede decirse de la música popular negra y estadounidense de la que abrevó para nacer.

Como una suerte de recorrido iniciático –y también exhaustivo– compartimos en esta ocasión una lista con mil 692 tracks que compila la historia del jazz en todas sus variantes.

Se trata sin duda de un panorama amplio que vale la pena recorrer con cuidado, acaso también con azar y, sin duda, con curiosidad, como un paseo o una travesía que, en el ínterin y al final, nos dejará un conocimiento consolidado sobre este género portentoso.

Si estás en busca de una selección más refinada te recomendamos escuchar la playlist de jazz de Haruki Murakami, que puedes encontrar en esta nota o en el perfil de Pijama Surf en Spotify.

El exquisito erotismo que sobrevivió a la represión franquista

Arte

Por: PijamaSurf - 05/22/2017

Lo que sobrevivió al franquismo se esconde en archivos, librerías provincianas, tiendas de antigüedades y librerías de segunda mano

Desde la adopción de la religión católica como premisa de vida, la sexualidad se ha enfrentado a numerosas represiones a lo largo y ancho del mundo. De alguna manera ejerció una influencia significativa en la mayor parte de las vivencias sexuales –desde las costumbres, tendencias y mitos– que continúan practicándose en la actualidad, como sentir vergüenza con la concupiscencia: hay que vivirlo casi en lo oscurito, porque uno no puede decir que se masturba.

La sexualidad, principalmente el erotismo, ha sobrevivido al interior de nuestra carne pese a las prohibiciones, amenazas, mentiras y terrores que rondan en torno a ella. Un ejemplo de su resiliencia es, en palabras de Maite Zubiaurre, profesora de UCLA, el “periodo riquísimo en cultura erótica [que sobrevivió] enterrado bajo el régimen fascista de Franco”.

Durante muchas décadas, la literatura y la filosofía de España se enfocaron sombríamente en la caída “del glorioso imperialismo español después de perder sus colonias en 1898”; sin embargo, durante esa época, existieron “brillantes innovaciones sociales y culturales, particularmente relacionadas al sexo y a Eros”. Desgraciadamente, dichas innovaciones se vieron fuertemente censuradas durante la dictadura de Franco, por lo que “los materiales no sólo fueron censurados, sino prohibidos en librerías y archivos, o destruidos –no sólo por las autoridades sino por los mismos propietarios… quienes temían a la cárcel”.

Ahora lo que sobrevivió al franquismo se esconde en archivos, librerías provincianas, tiendas de antigüedades y librerías de segunda mano. Desde revistas eróticas, fotografías, ilustraciones, postales, cortos y novelas, hasta textos de nudismo y sexología; y cada uno de ellos:

no es solamente rico y multidisciplinario, sino refrescantemente desinhibidor en sus representaciones visuales y textuales, la mayoría de las veces abiertamente anticlerical, y extremadamente bien escrito en todas las formas del amor ‘no reproductivo’, desde prácticas de autosatisfacción hasta infinitas formas de amor homosexual.

En su libro Culturas de la España erótica, 1898-1939, Zubiaurre “ofrece una ventana a la época de la burguesía moderna y las ansiedades que acompañaron al cambio”. Conoce a continuación algunas de las imágenes de esta sexualidad resiliente que, sin importar su prohibición y represión, se posicionó como una necesidad más latente para la humanidad: