*

X

3 señales de que estás perdiendo neuronas (neurodegeneración)

Salud

Por: pijamsurf - 06/26/2017

Estas 3 señales son indicadores contundentes de que estás acabando con la conectividad de tu cerebro

Con el tiempo el ser humano va perdiendo neuronas y, ya que el tejido cerebral es post-miótico, las neuronas que tenemos no se regeneran. Sin embargo, en algunas partes del cerebro adulto se llegan a formar nuevas neuronas (neurogénesis) y gracias a un fenómeno conocido como neurotropismo, el cerebro puede compensar la pérdida de neuronas creando nuevas conexiones neuronales. 

De cualquier manera, la neurodegeneración es un proceso del cual todos deberíamos de estar alerta y que podemos combatir realizando cosas como aprender nuevos idiomas o instrumentos musicales, hacer deporte, leer, tener relaciones sexuales satisfactorias, comer bien y demás. 

El doctor Chris Kresser ha identificado las tres señales principales para detectar tempranamente la neurodegeneración. Cuando las siguientes tres señales están ocurriendo paralelamente, es muy probable que el estado en el que te encuentras es neurodegenerativo.

 

Fatiga promovida por actividad cerebral

Esto, dice Kresser, puede notarse cuando persona que antes podía estudiar durante 3 horas seguidas empieza a sentir señales de cansancio a los 30 minutos o algo así, o también si te cansa hacer tareas muy sencillas como manejar, hacer cuentas u otros similares. Esto significa tus neuronas están perdiendo la capacidad de generar ATP.

 

Depresión

Kresser explica que en la depresión, el córtex frontal, la parte del cerebro que se dedica al pensamiento de nivel alto, la planeación y las metas, no está conectando bien entre sí y esto tiene la consecuencia de ir reduciendo las células del cerebro. Según el investigador, en muchos casos los antidepresivos no logran solucionar esto.

 

Mala digestión

La mayor parte de la actividad del cerebro se canaliza a lo que se llama el sistema pontomedular, cuyo principal conducto es el tronco cerebral, específicamente el nervio craneal parasimpático y el nervio vago, ya que el nervio vago controla la producción de enzimas, motilidad y secreción de ácido estomacal, entre otras cosas. Un cerebro que no está disparando bien, seguramente tendrá problemas digestivos. Esto puede estudiarse a fondo revisando la llamada conexión del eje cerebro-intestino (gut-brain-axis).

 

Aquí puedes leer sobre actividades que promueven la neurogenésis

Y en el mismo artículo, Kresser da algunas opciones para combatir la neurodegeneración

Te podría interesar:

Si tomas demasiado alcohol hay un dolor que no has sanado, según expertos

Salud

Por: Pijama Surf - 06/26/2017

La ingesta de alcohol está culturalmente aceptada; su consumo excesivo, sin embargo, es síntoma de una enfermedad más profunda

Como sabemos, legalidad no es lo mismo que justicia, y no todos los tiempos hacen justicia a los asuntos del hombre. Hoy existen aún muchos tabúes sobre las drogas prohibidas, como la marihuana, pero también convivimos con drogas legalmente permitidas y que van acabando, literalmente, con nuestra esencia.

La raíz etimológica de la palabra alcohol viene del árabe al-kuhl y significa "devorador del espíritu", y también de al-ġawl, que significa "espíritu" o "demonio". Actualmente, el consumo de alcohol está estrechamente ligado a la enfermedad del siglo: la depresión.

Pero, ¿qué es lo que hace que el alcohol sea tan dañino? Según palabras de expertos, el hecho de que, como cualquier adicción, se usa para tapar un vacío, en este caso, el dolor (sólo que de una manera socialmente aceptada).

De acuerdo con Gabor Maté, uno de los eruditos en el mundo en materia de adicciones, en una entrevista para Waking Times, el alto consumo de alcohol está ligado generalmente a una experiencia de dolor en el pasado. Si estás tomando demasiado, más allá del alcoholismo, lo que tienes qué encontrar es qué es lo que te está causando dolor para hacerlo consciente y tratarlo:

Es una historia arquetípica. Generalmente eres herido cuando eres un niño, y luego tienes que compensarlo. Así que lo compensas de dos maneras. Una es alcanzando el “éxito”… pero cuando a pesar de todos tus esfuerzos para alcanzar tu éxito, y de tu habilidad para impresionar a las personas, el persistente dolor sigue apareciendo, entonces usas algo para mitigar ese dolor. ¿Y, qué dices de alguien que toma mucho? Hay una vieja expresión, cuando alguien ha bebido demasiado “no está sintiendo dolor”.

El alcoholismo (y cualquier adicción), así, habla de una especie de trauma que hay que sanar; la clave está en ahondar en tu pasado de la mano de un profesional: todos guardamos heridas, pero algunas son más profundas y su tratamiento es más complicado.