*

X
El síndrome del orgullo es verdadero y se manifiesta cuando la persona con poder se siente poderosa

En numerosas tradiciones místicas se ha advertido de la importancia de llevar una vida sencilla para cultivar la simpleza de espíritu y, con ello, alcanzar más fácilmente la virtud.

Pero más allá del tabú cultural hacia el poder, de sus mieles que hacen perecer la razón y la sensibilidad (está comprobado que el poder es tan adictivo como la cocaína), ¿qué tan sano es? Cuando se experimentan altos niveles de poder se pierde la empatía, la capacidad de sentir a los demás y disminuye la acción de las determinantes neuronas espejo --no podríamos tener relaciones significativas ni intercambios profundos si prescindiéramos de las neuronas espejo, también llamadas neuronas de la empatía.

 

El poder de la burbuja

Es paradójico, ya que las personas que ejercen el poder toman decisiones que conciernen a la vida de millones de personas, y, al mismo tiempo, mientras más poder experimenta un individuo tiene menos capacidad de empatía. ¿Por qué?

Uno de los motivos es la burbuja. Las personas con mucho poder generalmente se rodean de gente que se beneficia de ese poder, como empleados o negociantes, lo que privilegia un ambiente de condescendencia que empodera más el ego del individuo.

Aunque más allá del nivel de poder de la persona, el verdadero problema pareciera radicar en el valor que le confiere. Es decir, lo que mata la empatía es sentirse poderoso. A la pérdida de empatía como resultado del poder se le llama síndrome del orgullo y ha sido estudiado desde hace décadas. Uno de sus analistas ha sido Jonathan Davidson, quien lo define así:

Es un desorden de posesión del poder, particularmente cuando está asociado a un gran éxito, sostenido por pocos años y poca coacción de un líder.

Este síndrome, a grandes rasgos, se manifiesta en desprecio por otros, pérdida de contacto con la realidad, acciones impulsivas y demostración pública de la incompetencia de otros.

Un estudio de la Universidad de Ontario arrojó, gracias a mediciones por resonancia magnética, que los individuos con poder tienen menor capacidad de detectar las emociones de otros en fotografías, o bien, la activación de sus neuronas espejo es mucho menor.

Y aunque quizá lo mejor sea simplemente no comprar la idea de que el éxito es reconocimiento, y que mantengamos sanas nuestras mentes dando valor a la historia de cada persona, aparentemente la verdadera diferencia está englobada en qué tan poderoso se siente el poderoso.

Y tú, sea cual sea tu posición social, ¿te sientes poderoso?

Científicos desarrollaron esta app para saber si tienes poderes psíquicos

Ciencia

Por: Pijama Surf - 06/24/2017

Investigadores del Institute for Noetic Sciences están desarrollando un test de poderes psíquicos

Culturalmente situamos al poder psíquico como aquel que sobrepasa los procesos "normales" de percepción, que englobamos generalmente en el mundo de los cinco sentidos. Sin embargo, esta arbitraria categorización escapa a procesos perceptuales que todos hemos sentido y que difícilmente (aunque cada vez más) han encontrado un lugar en la ciencia, como la intuición.

Según diversos estudios, nuestro cerebro está diseñado no para predecir sino para percibir el futuro. Y el mundo de los poderes psíquicos, aunque pareciera de ficción, está mas consensuado de lo que solemos creer: una encuesta del 2002 de la US National Science Foundation, por ejemplo, arrojó que el 60% de los estadounidenses cree que existen los poderes psíquicos.

Ahora, un grupo de científicos del Institute for Noetic Sciences (IONS) ha lanzado una app para que conozcas qué tantos poderes psíquicos tienes, y no se trata sólo de un ejercicio lúdico: todos los participantes forman parte de un estudio que está siendo financiado por la Bial Foundation para conocer la presencia y distribución de estos poderes en personas de todo tipo y de cualquier país.

La app se llama Psiq y te adentrará en dos juegos y un cuestionario en el que se evalúan temas como la psicocinesia (por medio de un robot al que tendrás que crecerle el corazón con tu mente), la predicción del futuro (tendrás que adivinar cuándo aparecerán ciertas figuras) y la precognición (describiendo el humor o estado de ánimo de fotografías).

Además de los juegos responderás un test de personalidad y un par de líneas sobre tus creencias acerca de las habilidades psíquicas. De  tus datos, el único que deberás dar es un correo electrónico y sólo en caso de que tus resultados sean muy altos serás contactado por los investigadores, liderados por el doctor Dean Radin del IONS.

¿Estás interesado? Puedes descargar gratuitamente la app aquí.