*

X

Estas son las 10 canciones más depresivas de Radiohead según la ciencia (PLAYLIST)

Arte

Por: pijamaSurf - 06/22/2017

La cumbre del nuevo existencialismo llegó con Radiohead y los millones de personas que encontraron en esta banda un embajador emocional

Radiohead, con sus ambientes de profunda melancolía existencial, arropó el sentir de más de una generación. Fue como si Yorke y compañía simplemente hubiesen encontrado el vehículo perfecto para canalizar un sentimiento colectivo –tal como en su época lo hizo Nirvana, y muchas otras bandas en distintos momentos de la historia.

Para muchos de nosotros, que oscilamos entre los 20 y los 40 años, la música de Radiohead ha acompañado algunos de los momentos más tristes o emocionales de nuestro camino. Así que si tuviéramos que decidir cuál de todas sus canciones es la más triste, seguramente la elegiríamos de acuerdo con nuestra experiencia subjetiva. En cambio, Charlie Thompson, especialista en análisis de data y fan de Radiohead, se abocó no solo a navegar la tristeza que empapa la obra de esta banda de Oxfordshire, sino a jerarquizarla o, en sus palabras, "cuantificar esa tristeza, y concluyendo mediante un ejercicio de data, cuál es su canción más deprimente".

Para lograr esta jerarquización, Thompson creó su "gloom index" (índice depresivo), mediante la siguiente fórmula que combina la tendencia depresiva, desde una perspectiva musical, con la densidad lírica de términos que evocan sentimientos tristes en la letra:

   

Después del ejercicio, las 10 canciones de Radiohead más deprimentes quedaron reunidas en la siguiente playlist:

La cómica desesperanza de ‘Maquinaria Panamericana’

Arte

Por: Lalo Ortega - 06/22/2017

Un relato de ironía sobre el México contemporáneo, pero alejado de la sátira que usualmente se hace de nuestra realidad

“La función de la prensa es confortar a los afligidos y afligir a los acomodados”: Mr. Dooley.

Esta máxima de la sátira fue acuñada, atinadamente, por el protagonista ficticio de un cartón publicado cotidianamente en los años de transición entre los siglos XIX y XX. Mr. Dooley, personaje creado por el humorista y escritor Finley Peter Dunne, no sólo condensa el propósito del género (que trasciende su aplicación periodística para adaptarse a diversos medios más) sino que invita a la persona común a preguntarse quiénes, en esa afirmación, son los afligidos y quiénes son los acomodados.

“¡Ahora sí se cayó el sistema!”, se lee en el tagline del póster promocional de Maquinaria Panamericana (Joaquín del Paso, 2016), una clara alusión a las elecciones federales de México de 1988, marcadas por el supuesto fallo de cómputo en la contabilización de los votos, y las resultantes acusaciones de fraude electoral.

Pero a la película, por lo menos en la superficie, le atañe menos el panorama amplio del país y, en vez de ello, se concentra en una tragedia empresarial. El primer largometraje de Joaquín del Paso sigue al negocio homónimo de máquinas de construcción, luego de que su presidente fallece súbitamente en las instalaciones. Tras el suceso, la compañía queda condenada a la quiebra, y sus empleados a la calle.

En medio del caos, viene la transición de poder y la revelación de irregularidades impunes. En el último intento de los empleados por salvar la compañía y sus destinos, se exponen la falta de liderazgo, corrupción, grillas y burocracia endémicas, y quizá hasta entonces inadvertidas, de Maquinaria Panamericana. Todo como un típico día en la prensa mexicana, ya incapaz de confortar afligidos y afligir acomodados.

Este microcosmos empresarial nace de un lugar personal para Joaquín del Paso (se trata también de un homenaje al negocio de su abuelo y padre), pero sus personajes sin duda llenan los arquetipos de la loca realidad macrosocial de México. La excelente cinematografía, aquí a cargo de Fredrik Olsson, inmortaliza el más inquietante de los simbolismos de nuestra sociedad cuando ésta, carente de dirección y sumida en el caos, le otorga un renovado y antitético propósito a sus máquinas de construcción.

Todo aquel que haya percibido el día a día de México como un extravagante sueño, sin duda experimentará una fascinante sensación de déjà vu con Maquinaria Panamericana, un filme que nos enfrenta con la maquinaria inoperante de una nación desprovista de proyecto. Pero, en esta sátira, ¿quién es el afligido y quién el acomodado? ¿Es el estado actual culpa de un paternalismo impotente al que nos aferramos desesperados, o culpa de nuestra propia incapacidad de construir?

Por lo menos, queda disfrutar del efecto mínimo: reír para no llorar.

 

Maquinaria Panamericana se proyecta en el Cine Tonalá de la Ciudad de México como parte del ciclo #MásCineMexicano, iniciativa para impulsar la distribución de producciones nacionales independientes. Estará en la cartelera durante todo el mes de junio; puedes consultar las fechas y horarios de su proyección en este enlace.

 

Twitter del autor: @Lalo_OrtegaRios

Del mismo autor en Pijama Surf: ‘Plaza de la soledad’: las mujeres que preferimos ignorar