*

X

3 plantas ayurveda que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance según tu tipo de cuerpo

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 07/19/2017

Existen algunas plantas medicinales que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance sintético de cada uno de los tipos, vata, pitta y kapha

De acuerdo con la medicina ayurvédica, cada individuo posee un tipo de constitución corporal único conocido como prakriti, el cual requiere del equilibrio para alcanzar la mayor capacidad de salud y armonía en la vida. Existen en total tres tipos de cuerpos con necesidades sistémicas y energéticas únicas en términos de dieta y estilos de vida: vata, de complexión delgada y del elemento aire; pitta, de complexión media y del elemento fuego; y kapha, de complexión grande y del elemento agua/tierra. Cuando se satisfacen estas necesidades, la persona es sencillamente saludable, está feliz, en balance y con aspiraciones; de lo contrario, se encuentra fuera de equilibrio y experimenta enfermedades, estrés y caos.

Esto quiere decir que cada tipo de cuerpo requiere de alimentos diferentes. Por ejemplo, el tipo vata tiende a tener metabolismo y mente rápida, por lo que los aceites, que son pesados y densos, ayudarán física y energéticamente a contrarrestar el elemento de aire y calmar al sistema nervioso; por el contrario, los alimentos cargados con especias estimulan y tienden a incrementar la tendencia hacia la ansiedad y el estrés de este tipo. Por otro lado, los tipos pitta y kapha se desequilibran con los aceites y potencian su bienestar mediante especias y picantes, así como frutas y verduras.

Sin embargo, existen algunas plantas medicinales que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance sintético de cada uno de los tres tipos, las cuales te compartimos a continuación:

Gotu Kola

Esta planta ayuda a crear equilibrio mental, reparando y restaurando los axones cerebrales que se encargan de transmitir señales nerviosas a lo largo del cuerpo y el cerebro. Esto quiere decir que es un excelente ansiolítico, reduciendo síntomas como el insomnio, la angustia y el estrés. En cambio, ayuda a estimular las emociones de manera centrada y positiva, fortaleciendo tanto el IQ como la creatividad y la calma.

Shilajit

Ayuda a crear equilibrio entre mente y cuerpo. Es un remedio ancestral usado en el Himalaya, la India y otros países asiáticos. De hecho, suele conocerse como un tónico rico en minerales peculiares y únicos de la tierra. Esta sustancia negrusca contiene un amplio espectro de minerales que actualmente se dilapidan en las tierras modernas, por lo que sólo se consiguen mediante el cultivo. En consecuencia, el shilajit es benéfico principalmente para el tipo de cuerpo apegado al elemento tierra.

Ghee

También conocido como Ojas, esta “esencia de la vida” restaura, rejuvenece y equilibra tanto el cuerpo como la mente. Los doctores indios creen que el ser humano nació con cierta cantidad de Ojas, por lo que se posee la capacidad de restaurar, fortalecer y generar equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Por esta razón, consumir esta planta medicinal mejora la salud mediante la nutrición de las doshas. Además el ghee es un poderoso bálsamo para el tracto digestivo, el cual es responsable de la producción de numerosos neurotransmisores –como la dopamina y la serotonina.

Lo que hacemos en nuestros ratos libres es el mayor impulso para mejorar la calidad de nuestro trabajo

Finlandia es un país con altos índices de bienestar y una economía sólida, y una sociedad que acostumbra sorprender al resto de los gobiernos del mundo con programas e instituciones que desafían el sentido común de las dinámicas globales.

Se tiene la certeza de que la poca productividad y el desempleo tienen entre sus principales motivaciones la apatía, el desinterés y la esperanza de una escasa retribución, causados por el entorno competitivo y exigente del mercado internacional. Sumergidos en estas dinámicas agobiantes los trabajadores desean, antes que cualquier otra cosa, dejar de trabajar.

El gobierno finlandés ha establecido un programa piloto de apoyo económico incondicional para combatir el desempleo. Durante 2 años, las 2 mil personas desocupadas inscritas al programa recibirán 560 euros mensualmente a fondo perdido, es decir, no tienen que demostrar gastos o necesidades. A diferencia de los seguros de desempleo de otros países, ni siquiera es requisito comprobar que se está buscando trabajo.

De este modo se pretende prevenir la angustia del habitante promedio en la crisis de la economía global, de vivir al filo del precipicio. Algunos participantes del programa han declarado que la seguridad y el bienestar obtenidos gracias a este estímulo económico los ha motivado a buscar un trabajo; otros sienten el impulso de crear o establecer negocios y empresas. De este modo, la búsqueda de una ocupación productiva se convierte en una necesidad, un deseo generado por el simple gusto de hacer.