*

X

Estudios con bebés muestran que la naturaleza humana es esencialmente compasiva

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/17/2017

Bebés ayudan a personas que sufren y son capaces de reconocer y recompensar a las personas generosas

Más allá de la herencia del llamado "pecado original" y de toda una cultura del castigo y el miedo, la ciencia muestra que el ser humano tiene una cualidad moral natural que lo lleva a sentir compasión por las demás personas. Más que un pecado original, el ser humano tiene una inocencia original.

El psicólogo de la Universidad de Yale, Paul Bloom, autor del libro Just Babies, argumenta que al nacer, un bebé está dotado ya con compasión, empatía y un sentido de justicia.

Por ejemplo, estudios muestran que los bebes empatizan con aquellos que sufren: lloran en respuesta a otros bebés que lloran y acarician u ofrecen juguetes a aquellos que parecen estar enojados. Los bebés también ayudan espontáneamente a extraños que tienen problemas. En una investigación, los experimentadores notaron que cuando intentaban abrir una gaveta con las manos llenas de otras cosas o cuando visiblemente batallaban por alcanzar un objeto, los bebés de 1 año de edad se acercaban para ayudarlos. Como control se mostró que cuando el experimentador tiraba el objeto a propósito al suelo, el bebé no lo rescataba.  

En el estudio más llamativo, investigadores de Yale y British Columbia enseñaron a unos bebés un espectáculo de títeres en el cual los diferentes personajes o se ayudaban o se lastimaban. Después, cuando se les daba la opción de jugar con estos títeres, casi todos los bebés escogían jugar con los personajes que ayudaban y no con los que lastimaban. Los bebés incluso tienen una noción de que los actos generosos merecen ser premiados, y eligen casi siempre a alguien generoso y no a alguien egoísta.

Estas investigaciones han sido conducidas con bebés de una edad tan joven como los 3 meses y aun en bebés que no tienen hermanos, por lo que se cree que es difícil que hayan podido aprender esta conducta. 

Bloom dice que "los bebés son animales morales"; sin embargo, es crítico que esta moralidad evolucione y se refine con el crecimiento. Él da una lista de cualidades innatas:

un entendimiento de que ayudar es moralmente bueno y que lastimar u obstaculizar a otra persona es moralmente malo. Un sentido rudimentario de la justicia --un entendimiento de que los buenos deben ser recompensados y los malos castigados. Un sentido inicial de igualdad  --en particular, que debe haber división equitativa de recursos. Y junto con estos principios hay emociones morales, incluyendo empatía, compasión, culpa, vergüenza e indignación ante lo injusto.

Esta es la razón científica por la que miras a personas atractivas frente a tu pareja

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/17/2017

La atracción hacia otros puede ser incómoda si ignoras a tu pareja, pero mirar por pocos segundos a alguien que atrae es enteramente normal, según estudios

El momento incómodo en que tu pareja mira atontadamente a alguien frente a ti, estés o no en una relación monógama, ha sido vivido por prácticamente todos. Es aún más incómodo si tu pareja deja de prestarte atención enteramente; por un lado te relajas y crees que es normal, y bueno, según la ciencia, así es.

Según diversos estudios nuestro lado más primitivo, el más prístino de todos, es el animal, y en este nivel estamos programados, como todos los animales, para preservar la especie. De acuerdo con varias investigaciones, esta es precisamente la razón por la que (sobre todo en tu etapa reproductiva) te sentirás atraído por muchas más personas, además de tu pareja, aunque estés en una relación monógama.

Tan se trata de nuestro lado más animal que un estudio del 2013 reveló que lo que más registra una mujer al ver a un hombre que le resulta atractivo es su cuerpo (prefiriendo una mayor masa corporal, como una especie de búsqueda de fortaleza); por su parte, los hombres se fijan más en las mujeres curvilíneas (en una búsqueda inconsciente de mayor fertilidad).

Otras investigaciones del 2014 señalan que nos gusta ver la belleza, y simplemente algunos no pueden evitarlo, es una especie de “vacío de conciencia” por unos segundos. Ahora, de acuerdo con la psicóloga Michele Barton, la diferencia yace en la línea entre mirar y quedarse mirando (staring); también, lo que puede ser sumamente ofensivo es ignorar a tu pareja luego de más de 8 segundos. Finalmente, según la ciencia, este es también el tiempo que nos toma darnos cuenta de si alguien es atractivo o no.