*

X

Restaurantes que objetifican sexualmente a mujeres provocan trastornos en meseras, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 07/18/2017

Camareras que trabajan en estos "breastaurants" sufren de ansiedad y trastornos alimenticios

Camareras en hot pants y camisas escotadas sirviendo cervezas, alitas de pollo enchiladas, nachos y demás comida chatarra, múltiples pantallas gigantes transmitiendo deportes y oficinistas rotando la mirada de sus escotes a las pantallas. Este tipo de cadenas de restaurantes es lo que se conoce como "breastaurants" (en inglés; "restaurante de senos"), y no sólo denotan un machismo rampante sino que causan trastornos psicológicos en las mujeres que sirven como meseras.

Una investigación publicada en la revista Psychology of Women Quarterly muestra que los ambientes que objetifican sexualmente a las mujeres de estos restaurantes causan problemas psicológicos y trastornos alimenticios en las mujeres que trabajan ahí.

En el estudio se examinó a 252 meseras que trabajan en Estados Unidos en este tipo de lugares. La investigación muestra que las mujeres que trabajan en los "breastaurants" viven con altos niveles de estrés y entre ellas predominan los desordenes alimenticios.

Se observó también que las mujeres son altamente conscientes de la atención sexual que reciben, y esto acaba siendo inquietante. Los investigadores sugieren que el estrés al que se ven sometidas tiene que ver con una falta de empoderamiento generalizado que genera pensamientos obsesivos y ansiedad.

 

Con información de PsyPost

'Le Clitoris': todo lo que siempre quisiste saber de este fabuloso órgano de placer (DOCUMENTAL)

Salud

Por: pijamsurf - 07/18/2017

Esta animación explora el universo de placer del clítoris

Le Clitoris es un multipremiado documental animado que nos llama a mirar de manera relajada el clítoris, su historia y su peculiaridad fabulosa como el único órgano dedicado exclusivamente al placer. Y es que el clítoris, que tanto ha sufrido en el patriarcado, es un órgano extraordinario, en algunos aspectos similares al pene, sólo que mucho más rico en terminaciones nerviosas, generalmente más grande y sin una función reproductiva.

El documental, realizado por un equipo de Montreal, nos señala que "lo que se ve es como un iceberg", apenas la punta de un universo de placer. El clítoris se extiende en la profundidad de su excitación. Si bien fue reconocido y visto de manera positiva en la antigüedad, donde el orgasmo femenino era recomendado, no fue identificado oficialmente hasta 1559 por el cirujano Realdo Colombo, algo así como el Colón de la geografía femenina. No obstante, el clítoris ha sido víctima de la politización del cuerpo, particularmente de la visión de la Iglesia y de la psicología freudiana, a partir de que en el siglo XIX se declaró que era un órgano inútil. De aquí, también, que se creara la idea de que el orgasmo y el pacer debían venir de la penetración vaginal, subsirviente al pene.

El poeta Octavio Paz se refirió al clítoris con derroche estético: "un obstinado botón eréctil escondido entre pliegues chorreantes", y también como "un rubí" y "una gota de fuego engastada en la noche" del pubis.

Por suerte, hoy en día el clítoris se empieza a reconocer y a celebrar cada vez más.