*

X

Científicos perplejos por la caída en la calidad del esperma de los hombres occidentales

Salud

Por: pijamasurf - 08/24/2017

En los últimos 40 años la calidad del esperma de los hombres en países occidentales ha caído más del 50%, algo que presenta un problema para el embarazo en parejas de más de 30 años de edad

Estudios recientes muestran que en los últimos 40 años la calidad del esperma de los hombres occidentales se ha reducido en poco más del 50%, sin que se tenga una explicación satisfactoria. La calidad del esperma se mide por la cantidad de células espermáticas por mililitro de semen (o eyaculado).

Según lo encontrado por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén, de 1973 al 2011 se presentó una pérdida de 1.4% al año. Hagai Levin, investigador de esta universidad, mantiene que esto podría significar que los hombres tienen peor salud y posiblemente sugerir un problema de salud mundial que no se está detectando. El estudio en cuestión tomó en cuenta 185 invesitgaciones y a más de 42 mil hombres. Se encontró que la concentración de 99 millones por mililitro en 1973 cayó a 47.1 millones por mililitro en el 2011. Se han mencionado posibles causas: quizás tiene que ver con el incremento en obesidad en países occidentales, una falta de actividad física (el creciente sedentarismo), tabaquismo o la exposición a toxinas y sustancias químicas que perturban el sistema endócrino. Paralelamente, en muchos países occidentales han bajado las tasas de natalidad, aunque esto no es algo que necesariamente esté correlacionado (ya que también se han desarrollado técnicas de embarazo asistido). En países orientales esto no se ha encontrado, pero también es cierto que no se han realizado los estudios necesarios para comprobar que la calidad del semen en estos países se ha mantenido.

Generalmente, cuando se tratan problemas de fertilidad se pone énfasis en las mujeres y socialmente se habla de que las mujeres pierden fertilidad con la edad (algo que es cierto), pero poco se estudia en torno al papel del hombre (que también pierde calidad de esperma con la edad, aunque un poco más tarde que las mujeres). Los investigadores advierten que los hombres jóvenes no notarán este problema, pero si se quiere tener un hijo con una mujer de 35 años o más, por ejemplo, entonces un hombre con baja calidad de esperma va a tener muchos problemas para embarazarla. Así que los hombres también deben estar pendientes del reloj biológico si quieren tener hijos, y posiblemente tomar precauciones, aunque en este sentido no se sabe muy bien qué factores contribuyen a que se pierda la calidad del esperma. Posiblemente evitar fumar, no usar ropa demasiado ajustada y hacer ejercicio son formas de cuidar la calidad del esperma.

¿Has sufrido de una tristeza después del sexo? Descubre por qué sucede este fenómeno

Salud

Por: PijamaSurf - 08/24/2017

Las personas que sufren de la disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono

De entre los desórdenes y trastornos sexuales menos conocidos en la sexualidad de las personas se encuentra la disforia poscoital: una abrumadora tristeza que congela cada milímetro de la piel después del sexo. Se trata de una experiencia que puede provocar una oleada de culpa, vergüenza e incluso insuficiencia, a la par de sentimientos como ansiedad, agresión, melancolía, frustración.

Las personas que sufren de disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono. Sin embargo, ¿qué dicen los expertos al respecto?

Denise Knowles, terapeuta sexual y psicóloga de pareja, explica que la tristeza post sexo es realmente muy común, y no está relacionado con algo siniestro o traumático en las personas. De hecho, tiene que ver con la explosión de hormonas que inundan al cuerpo después del sexo, tales como endorfinas, oxitocina y prolactina:

Tener sexo es un acto altamente íntimo y un orgasmo libera gran cantidad de hormonas que promueven el vínculo afectivo y la sensación de bienestar. Estas hormonas se reducen significativamente después del cenit del orgasmo, y al separarse de la intimidad que lo provocó, surge un sentido de tristeza.

Esto quiere decir que la tristeza poscoital es independiente del placer y gozo que surge durante el acto sexual, lo cual lleva a creer que es una función orgánica que puede influir más o menos en ciertas personas como un síntoma evolutivo. En otras palabras, se trata del impacto que recibe el cuerpo ante la regularización de las hormonas de bienestar, amor y éxtasis a su estado normal, la homeostasis.

No obstante, menciona Knowles, la tristeza o angustia postcoital puede tener un origen emocional, y en ese caso es recomendable explorarlo, pues podría ser el indicativo de un problema más grande:

Si has tenido estos sentimientos a lo largo de la mayoría de los encuentros sexuales, la terapia sexual o psicoterapia pueden ser de ayuda. Podría estar relacionado con un problema en la pareja y no tanto con un problema en relación con la sexualidad.