*

X

Este síntoma de depresión pasa desapercibido pero millones de personas lo tienen

Salud

Por: pijamasurf - 08/25/2017

¿Alguna vez has mirado hacia tu pasado y presenciado un paisaje nublado y poco estimulante?

La depresión está de moda. Quizá como sociedad hemos tomado las suficientes malas decisiones como para colocarnos en un punto de la historia en el que la sociedad actual es más propensa que nunca a diversos males psicológicos, entre ellos la depresión. Pero si bien existen evidencias que todos asociamos con "estar deprimido", hay también un síntoma que de acuerdo con estudios recientes tiene buenas probabilidades de indicar un cierto nivel de este padecimiento. 

Básicamente se trata de proyectar un escenario difícil, poco estimulante, hacia el pasado. En lugar de regocijarte, como muchas veces ocurre, con los "buenos viejos tiempos", la depresión puede nublar tu mirada retrospectiva y hacerte contemplar tu vida hacia atrás como un paisaje deprimente.

Una investigación realizada por las universidades de Portsmouth en Inglaterra y la Heine Universitat de Dusseldorf analizó a 100 estudiantes que padecen depresión media o alta, y se les pidió que se imaginaran a sí mismos en escenarios que resultaran en episodios negativos y positivos; así, detectaron una correlación entre el grado de depresión y lo que se conoce como "prejuicio de retrospectiva". Cabe mencionar que este último término se refiere a "un sesgo cognitivo que sucede cuando, una vez que se sabe lo que ha ocurrido, se tiende a modificar el recuerdo de la opinión previa a que sucedieran los hechos, en favor del resultado final".

Al respecto, el doctor Hartmut Blank de la Universidad de Portsmouth, dice: 

La depresión no está únicamente asociada a percibir el mundo de forma negativa, a ti mismo y el futuro, sino que ahora sabemos que también tiene que ver con mirar con negatividad igualmente el pasado. Todos somos susceptibles al prejuicio de retrospectiva, pero éste adquiere una faceta muy específica cuando se asocia a depresión. Mientras que las personas que no padecen depresión tienden a mostrar un prejuicio de retrospectiva por aquellos eventos positivos y no por los malos, las personas deprimidas muestran un patrón contrario. 

En pocas palabras, si acumulas una serie de malos recuerdos en torno a experiencias pasadas, en los que crees que pudiste haber actuado de forma distinta para obtener diferentes resultados, es muy probable que estés bailando con ese indeseable ser actualmente llamado depresión. 

¿Has sufrido de una tristeza después del sexo? Descubre por qué sucede este fenómeno

Salud

Por: PijamaSurf - 08/25/2017

Las personas que sufren de la disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono

De entre los desórdenes y trastornos sexuales menos conocidos en la sexualidad de las personas se encuentra la disforia poscoital: una abrumadora tristeza que congela cada milímetro de la piel después del sexo. Se trata de una experiencia que puede provocar una oleada de culpa, vergüenza e incluso insuficiencia, a la par de sentimientos como ansiedad, agresión, melancolía, frustración.

Las personas que sufren de disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono. Sin embargo, ¿qué dicen los expertos al respecto?

Denise Knowles, terapeuta sexual y psicóloga de pareja, explica que la tristeza post sexo es realmente muy común, y no está relacionado con algo siniestro o traumático en las personas. De hecho, tiene que ver con la explosión de hormonas que inundan al cuerpo después del sexo, tales como endorfinas, oxitocina y prolactina:

Tener sexo es un acto altamente íntimo y un orgasmo libera gran cantidad de hormonas que promueven el vínculo afectivo y la sensación de bienestar. Estas hormonas se reducen significativamente después del cenit del orgasmo, y al separarse de la intimidad que lo provocó, surge un sentido de tristeza.

Esto quiere decir que la tristeza poscoital es independiente del placer y gozo que surge durante el acto sexual, lo cual lleva a creer que es una función orgánica que puede influir más o menos en ciertas personas como un síntoma evolutivo. En otras palabras, se trata del impacto que recibe el cuerpo ante la regularización de las hormonas de bienestar, amor y éxtasis a su estado normal, la homeostasis.

No obstante, menciona Knowles, la tristeza o angustia postcoital puede tener un origen emocional, y en ese caso es recomendable explorarlo, pues podría ser el indicativo de un problema más grande:

Si has tenido estos sentimientos a lo largo de la mayoría de los encuentros sexuales, la terapia sexual o psicoterapia pueden ser de ayuda. Podría estar relacionado con un problema en la pareja y no tanto con un problema en relación con la sexualidad.