*

X

La esencia del flamenco: entrañable documental sobre el legendario Manuel Molina

Arte

Por: pijamasurf - 08/30/2017

La pasión y la embriaguez del flamenco, no sólo un arte; una forma de vida, de vida más intensa

Manuel Molina (1948-2015) fue un guitarrista, cantaor y compositor de flamenco que vivió este arte con una enorme intensidad. Fue sin duda uno de los grandes exponentes de este arte tan propio de Andalucía, habiendo nacido en el seno de una familia gitana, vivido un famoso matrimonio con la también artista de flamenco Lole y siendo amigo y colaborador de renombrados personajes como Paco de Lucía.

Si el flamenco se caracteriza por ser no sólo un arte sino una forma de vivir, esto queda más claro aún en Manuel y en estas imágenes de este excelente documental dirigido por Teo Raspoli, en el cual vemos a Manuel cantando, bebiendo, confesando su alma, hablando de Dios y de su guitarra...

El flamenco se muestra como una embriaguez del alma, una manera de vivir la existencia al filo de la navaja y a flor de piel, en la pura sangre y en la miel. "Cuando yo me muera, que me entierren con mi guitarra bajo la arena", canta Manuel, quien vive cómodamente entre las paradojas: "soy una persona tranquila pero inquieta". Humilde pero de una pasión sobrecogedora, Manuel se gana sin duda el afecto de todos los que lo conocen y nos seduce hacia el duende, hacia dejarnos arrastrar por lo que dicta la tierra negra, el corazón, el alma, la música. Simplemente Manuel.

 

El templo más viejo del mundo parece ser un sitio de culto a la estrella Sirio

Arte

Por: pijamasurf - 08/30/2017

El templo Göbekli Tepe podría haber sido un sitio megalítico de culto a la estrella Sirio

Sirio, la estrella del perro (en la constelación Canis Major), es la estrella más brillante del firmamento y ha sido adorada por numerosas civilizaciones. Los egipcios incluso basaron uno de sus calendarios en esta estrella que coincidía con la crecida de las aguas del Nilo. Es también de esta relación que tenemos los llamados días de canícula (una palabra que hace referencia a esta estrella). A todo esto hay que añadir la posibilidad de que la civilización más antigua en dejar rastros arqueológicos de una religión podría haber basado el templo más viejo que conocemos en el culto a Sirio.  

Göbekli Tepe, en el sur de Turquía, es un sitio de más de 11 mil años, con una serie de 20 patios rodeados por pilares de piedra en forma de T, en los que se inscribiieron figuras de animales. En el centro de estas construcciones se encuentran dos megalitos paralelos. Este sitio ha modificado radicalmente algunas de las ideas que tienen los arqueólogos sobre los orígenes de la civilización y la cultura humana. Antes se creía que la agricultura había detonado el impulso de establecer una civilización sendentaria y desarrollar arte y religión.

Más allá de que existen pruebas de arte mucho más antiguas y manifestaciones religiosas ligadas también al arte, los hallazgos de este templo muestran que se construyeron templos y se establecieron poblados antes del desarrollo de la agricultura (al menos, no se han encontrado indicios de que hubiera agricultura cerca de este lugar). En otras palabras, los cazadores nómadas desarrollaron arquitectura, arte y religión.

Según el arqueoastrónomo Giulio Magli, este templo podría haberse construido como un observatorio y como un lugar de culto para la estrella Sirio. Este astro, debido a la precesión del eje de la Tierra, habría estado debajo del horizonte en esa zona, hasta que en el año 9300 a.C. habría emergido con fastuoso esplendor. El templo podría haberse construido alrededor del "nacimiento" de esta estrella e, incluso, su religión podría haberse centrado alrededor de este fulgurante astro. Magli mapeó los megalitos en relación a las diferentes posiciones en las que surgía Sirio en el cielo en los años 9100 a.C., 8750 a.C. y 8300 a.C. y encontró una alineación. Advierte, sin embargo, que la información no es concluyente, pero genera una interesante línea de investigación.