*

X

Leer aumenta la esperanza de vida, confirma nuevo estudio

Salud

Por: PijamaSurf - 08/24/2017

Si bien el análisis sólo muestra una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable

La lectura, se sabe, provee múltiples beneficios para la salud mental y psicoemocional de las personas. Por ejemplo, de acuerdo con el psiquiatra infantil Bruce Perry, la lectura brinda al niño las herramientas para proyectarse hacia un futuro, y una vez que logre contemplar las múltiples posibilidades de un Yo-del-futuro, se facilita contemplar las posibilidades emocionales de un Otro; esto resulta, con práctica y constancia, en empatía y asertividad.

Un reciente estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, muestra que hay una importante correlación entre una mayor esperanza de vida y una mayor cantidad de lectura. Según la investigación, en la que participaron 3 mil 635 personas mayores de 50 años, tan sólo 3.5 horas de lectura a la semana son suficientes para gozar de “una ventaja de 23 meses más de vida”.

Si bien el análisis sólo indica una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable. En especial cuando se trata de un proceso en el que un libro nos envuelve y absorbe y mantenemos la completa atención en él, pues esto crea un efecto de compromiso cognitivo que resulta en un reprocesamiento lingüístico en diferentes regiones del cerebro. En otras palabras, es posible que la lectura ejerza sobre el cerebro el mismo estímulo y fortaleza que una sesión en el gimnasio tiene sobre el cuerpo.

Los investigadores también sugirieron que la lectura de ficción puede incrementar los sentimientos de empatía, fortaleciendo las conexiones con los vínculos sociales y contribuyendo a redes de apoyo más íntimas y felices –lo cual, a su vez, se relaciona con una mayor esperanza de vida.

Esto sucede, explica Avni Bavishi, una de los investigadores, porque “el efecto de los libros sobre la mente del lector provee un mayor beneficio cognitivo, y entonces aumenta la esperanza de vida”. Ahora el objetivo es descubrir si existe alguna diferencia notable entre los libros de ficción y de no ficción, entre e-books, audiolibros y libros tradicionales impresos en papel. Lo que sí se sabe ahora es que la lectura ayuda a reducir los niveles de estrés, a mantener activas varias regiones del cerebro reduciendo la incidencia de trastornos neurodegenerativos como la demencia, y a proveer herramientas de introspección y empatía. ¿Se necesitan más razones?

La juventud actual podría estar disfrutando menos que nunca del sexo

Salud

Por: pijama Surf - 08/24/2017

¿Cuáles son las causas y las potenciales consecuencias de tener generaciones de jóvenes que no disfrutan de su sexualidad?

A pesar de que históricamente se liga a la juventud con el desenfreno sexual, con un álgido mar de cópulas irresponsables, parece que al menos con las actuales generaciones este prejuicio de "los viejos" podría estar muy lejos de la realidad. De hecho, un nuevo estudio de la Universidad de Nueva Brunswick, en Canadá, advierte que más de 3/4 partes de los jóvenes luchan contra algún tipo de problema para ejercer, y sobre todo disfrutar, su sexualidad. 

De acuerdo con la psicóloga Lucia O'Sullivan, quien dio seguimiento durante 2 años a la vida sexual de 400 jóvenes de entre 16 y 21 años, el 79% de los hombres y el 84% de las mujeres reportaron enfrentar algún tipo de problema con su sexualidad, desde disfunción eréctil o poca satisfacción hasta incapacidad de alcanzar el orgasmo o experimentar una libido casi nula.

En declaraciones a The Atlantic, O'Sullivan advierte:

Tenemos esta idea de que la vida sexual de los jóvenes, particularmente al principio, es divertida, placentera y muy hedonista. Pero lo que comprobamos al estar monitoreándolos es que muchos jóvenes están teniendo dificultades sexuales. 

La psicóloga hace un llamado a la educación sexual, a la cultura que se imparte a los jóvenes, que generalmente está orientada a prevenir riesgos pero casi nunca a invitarlos a disfrutar de la vida sexual, considerando que este es un factor para alcanzar un desarrollo físico y psicológico pleno. Además, llama a analizar los efectos de la pornografía abierta, la hiperaccesibilidad al porno, para entender cuál podría ser el efecto de ello sobre la vida sexual de los jóvenes, cuyo mapa de referencias presumiblemente depende en buena medida de las pautas que marca el porno y que, como sabemos, están en muchos sentidos muy alejadas de la realidad.   

En todo caso, a todos nos conviene tener generaciones sexualmente sanas y plenas, ya que una parte importante de la salud psicológica de una sociedad depende de esto.