*

X

Medicamentos psiquiátricos causan más muertes que la heroína y la cocaína, según estudio

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/16/2017

Las benzodiazepinas (sustancias populares como el Ativan, el Xanax o el Valium) son muy peligrosas cuando son tomadas por largos períodos de tiempo y combinadas con otras sustancias

Las benzodiazepinas son una clase de drogas psiquiátricas muy utilizadas para tratar fundamentalmente la ansiedad, aunque también se usan para otras enfermedades mentales. Entre los nombres más conocidos de estos fármacos se encuentran Valium, Xanax y Ativan.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Vancouver notó que los índices de mortalidad de estos fármacos son superiores a la heroína y la cocaína. Los investigadores establecen que el consumo crónico de estas sustancias representa más peligro que consumir dichas drogas ilegales. En Estados Unidos, el uso de drogas psiquiátricas causa 50% más muertes que la heroína.

El doctor Keith Ahamad señala que si bien existe mucha investigación sobre los peligros de sustancias como la cocaína o la heroína, no ocurre lo mismo con las benzodiazepinas. 

En un estudio realizado con 2 mil 802 usuarios de drogas, tomando los años de 1996 a 2013, se notó que cuando estos usuarios usaban benzodiazepinas la probabilidad de muerte subía 1.86 veces. Un segundo estudio investigó la relación entre el uso de estos fármacos y la infección de hepatitis C. Los resultados mostraron una probabilidad 1.67 veces más alta de infección cuando se consumía estos medicamentos, muchos de los cuales se utilizan sin ser recetados médicamente.La combinación de benzodiazepinas y analgésicos opioides, alcohol u otras drogas es sumamente peligrosa y llega a ser letal. 

Ahamad mantiene que no hay mucha evidencia médica que sustente que las personas deberían estar utilizando estos medicamentos de manera crónica. Sin embargo, debe mencionarse que algunos de estos medicamentos pueden ser muy útiles para tratar casos agudos -pero el uso crónico representa peligrosos efectos secundarios o efectos de abstinencia. 

Recientemente surgió alarma por el caso del suicidio del cantante Chris Cornell, quien, según su esposa, estaba tomando uno de estos medicamentos (Ativan), lo cual, según ella, fue lo que causó su suicidio. 

Es importante mencionar que si un individuo ha tomado benzodiazepinas por un período medio o largo no debe dejarlas de manera súbita, ya que esto es peligroso debido a que en su abstinencia suelen surgir pensamientos suicidas y demás efectos. Se recomienda discutir con un médico la posibilidad de encontrar un tratamiento sustituto. 

 

Con información del Vancouver Sun

Lee también: Menos Xanax, Valium y Ativan: Enfrentando la ansiedad con métodos alternativos 

Tu cerebro se vuelve como el de las personas con las que te juntas, según científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/16/2017

Ten cuidado con quién te juntas... Estudio nota que al pasar tiempo con una persona, nuestros cerebros se empiezan a parecer

Todos lo hemos notado hasta cierto punto. Pasar tiempo con alguien nos hace un poco como ellos: llegamos a utilizar el mismo tono de voz, las mismas palabras e incluso a ver el mundo de la misma forma. Esta intuición de alguna manera ha sido confirmada por la ciencia, a un nivel incluso mayor de lo sospechado, pues se ha descubierto que nuestros cerebros se mimetizan cuando pasamos tiempo con alguien.

Moran Cerf, neurocientífico de la Universidad de Northwestern, explica que cuando dos personas están juntas sus ondas cerebrales empiezan a verse idénticas: "Entre más estudiamos el involucramiento, más vemos que sólo estar con ciertas personas alínea tu cerebro con el de ellas", lo cual significa que "las personas con las que te juntas tienen un impacto en tu involucramiento con la realidad que va más allá de lo que puedes explicar. Uno de los efectos es que te empiezas a parecer a ellas". Esto se debe en gran medida a la neuroplasticidad del cerebro: el hecho de compartir estados de ondas cerebrales va moldeando luego nuestras conexiones neurales y nuestra forma de ver y relacionarnos con el mundo.

Cerf considera que esto debe tomarse en cuenta si queremos maximizar nuestra felicidad y minimizar el estrés, para lo cual señala que es fundamental no gastar demasiada energía en tomar decisiones (las cuales van mermando la energía del cerebro) y, sobre todo, rodearnos de personas que tienen las características que estamos buscando. Esto último hace que, con el tiempo, esas características puedan florecer en nosotros como una segunda naturaleza. La frase popular lo dice: si quieres ser un ganador, pasa tiempo con los ganadores; y lo mismo puede aplicarse en muchos sentidos.

Ahora bien, más allá de que hay un indudable efecto de sincronización cerebral que influye en nuestra conducta y puede ir formando hábitos positivos y negativos, hay que tomar con un grano de sal este estudio. Algunos lo tomarán como confirmación de que no pueden estar con individuos "tóxicos", algo que les será muy cómodo para huir de sus problemas, diciendo que simplemente la presencia del otro es inevitablemente dañina. Esto en ocasiones puede ser cierto, pero también puede ser una forma de eludir la responsabilidad y evitar brindarse afectivamente sin priorizar el propio beneficio. Asimismo, es probable que estos estados de sincronización cerebral puedan ser alterados o desactivados cuando las personas mantienen una alta conciencia de su propio proceso interno, no dejándose arrastrar por la negatividad de otros. ¿Por qué no pensar, en cambio, que eres de capaz de influir positivamente en una "persona tóxica" con una buena actitud y una atención plena?