*

X

Zizek contesta a la pregunta: "¿Está bien golpear a un nazi?"

Política

Por: pijamasurf - 08/14/2017

Zizek responde al predicamento de cómo reaccionar ante una persona con ideas nazis o fascistas

Durante la inauguración de Trump en enero, el supremacista blanco Richard Spencer fue golpeado en video por un hombre enmascarado. El video circuló en las redes sociales, generando un debate (y muchos memes) sobre si Spencer, quien aboga por un país solamente blanco y una depuración racial (aunque pacífica), merecía ser golpeado. Ahora la revista QZ le preguntó al filósofo Slavok Zizek "si está bien golpear a un nazi", una pregunta que había sido discutida en relación a esto. Esto es lo que contestó Zizek:

Alguna vez hice una afirmación que me costó mucho. Dije que el problema con Hitler era que no fue lo suficientemente violento. Luego dije, en el mismo comentario, que Gandhi fue más violento que Hitler. Toda la violencia de Hitler fue reactiva. Mató a millones,  pero el fin último era básicamente mantener el sistema cómo estaba --el capitalismo alemán y demás-- mientras que Gandhi quería derrotar al Imperio Británico. Pero su violencia era simbólica: manifestaciones pacíficas, huelgas generales y demás.

Si alguien habla como ese cretino [Richard Spencer], lo que deberías es ignorarlo. Si te golpea, date la vuelta. Ni siquiera reconozcas que está ahí. Ese es el tipo de violencia al que yo llamaría. No violencia física. Y es que, sabes, las personas dicen que la violencia simbólica puede ser peor, pero no subestimes la violencia física. Algo pasa cuando llegas a la violencia física. No estoy diciendo que deberíamos dar la bienvenida a todos, abrazarlos. Ser brutales a un nivel diferente. Cuando encuentras a alguien como al que fue golpeado, actúa de tal forma que incluso darle una bofetada sería demasiado reconocimiento. Trátalo como una no-persona, literalmente.

Esta última parte es controversial, en el sentido de que genera la pregunta sobre si la violencia puede acabar con la violencia. ¿Fue realmente violencia simbólica lo de Gandhi o, más bien, solamente una enérgica resistencia pacífica? Puede ser que fuera simbólicamente violenta para el poder británico, ¿pero la resistencia nacía de una "violencia" en Gandhi? Buda, en el Dhammapada, dice que "el odio nunca ha acabado con el odio" y que eso es una ley universal. La violencia no es lo mismo que el odio. En las historias de las vidas pasadas del Buda se recoge una historia en la que siendo bodhisattva decide matar a un hombre, en un barco, que planeaba matar a los demás. Así que en ocasiones la violencia puede ser un medio hábil. Pero para que lo sea debe nacer de la compasión, no del odio o de la indiferencia. Así que, ¿cuál es la mejor forma de ser compasivo con un nazi? ¿Ignorándolo, intentando dialogar con él, rezando por él? Estas son buenas preguntas, pero difíciles de responder del todo.

Estos son los principales estereotipos con los que se percibe a los árabes, asiáticos, africanos y latinoamericanos

Política

Por: pijamasurf - 08/14/2017

Occidente ha creado el mito de Oriente y del exotismo e inferioridad de todo lo que no se ajusta a su angosta visión del mundo

En poco más de 2 minutos este notable video presentado por Al Jazeera nos introduce al trabajo de Edward Said y su importante noción de orientalismo, la creación de un estereotipo de lo que es lo oriental.  Said argumenta que Oriente, y en esto debemos incluir a los pueblos nativos del continente americano, nunca pudo representarse a sí mismo, y por lo tanto se creó un mito de uso político en la imaginaria occidental.

La colonización ocurrió "Nó sólo con ejércitos sino con literatura, no sólo con conquista sino con antropología, no sólo con opresión sino con narrativa". Occidente pintó una imagen de Oriente: encantadores de serpientes, bailarinas exóticas, ladrones, holgazanes, lo sensual, lo pervertido, lo peligroso; mientras que los occidentales eran siempre lo racional, lo civilizado, lo disciplinado, lo iluminado. Said, un intelectual palestino versado en la cultura occidental, notó como se construyó esta narrativa en la literatura del siglo XIX y hoy continúa en la cultura moderna: la narrativa moderna política de "ellos contra nosotros", lo irracional contra lo racional, lo barbárico contra lo civilizado. El video identifica los siguientes estereotipos:

Africanos: déspotas corruptos, muertos de hambre.

Latinoamericanos: narcos, futbolistas, dictadores.

Árabes: terroristas, misóginos.

Asiáticos: fanáticos religiosos, ingenieros de software.

Podríamos añadir otros, pero éstos capturan la esencia de cómo se ha construido el mito, cómo se ha fijado la identidad. Es doblemente dañino, pues por una parte se construye el mito y se lleva a la imaginaria colectiva como un prejuicio que se manifiesta como una visión de la realidad de los ciudadanos promedio; por otro lado se usa dentro de una agenda política para justificar la invasión y la intervención. La continuidad de la evangelización, ahora de manera secular; antes con espadas, biblias y crucifijos, ahora con iPhones, tarjetas de crédito y modelos de Victoria's Secret. 

El siguiente video utiliza un ejemplo que se encuentra en la obra de Said: el orientalismo es como si un profesor universitario de edad avanzada fuera a un rave o a una fiesta de jóvenes. De igual manera al mirar hacia Oriente, los intelectuales, no podían entenderlo y por eso lo juzgaron como enigmático y lo romantizaron a la vez que lo satanizaron. El intelectual que mira con una mezcla de excitación y desprecio siente que sus valores están justificados, ya que es un académico que tiene una reputación de autoridad que le permite sentirse superior. Said creía que la academia occidental influyó en las sociedades imperialistas con una intelectualidad dudosa, incapaz de ver más allá de sus propios prejuicios basados en la creencia de la superioridad occidental. La intelectualidad está afectada de una visión política y es utilizada como justificación para la colonización, reformulando la invasión como salvación.

Es de mencionar que el complejo de superioridad de los intelectuales occidentales ha hecho que se olvide que lo más preciado de esta propia intelectualidad tiene fuentes orientales o africanas, como es el caso de la filosofía griega y de grandes exponentes como Platón y Pitágoras, entre otros, quienes más que pensadores originales, según su propia admisión, obtuvieron buena parte de sus conocimiento de fuentes egipcias y asiáticas. En cierta forma el despertar de la filosofía occidental viene de la raza negra, algo que escandalizó a los intelectuales del siglo XVIII y XIX.