*

X

Cómo tomar fotos (épicas) de yoga para Instagram (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/02/2017

La estética del yoga en tiempos de Instagram: atardeceres de fuego y posiciones acrobáticas que excitan los chakras sobre montañas escarpadas o mares paradisíacos

El yoga se ha convertido en una fuerza económica mundial y proliferan innumerables maestros que buscan sobresalir por sus intrépidos asanas que desafían la gravedad en lugares increíbles (ya que la espiritualidad del yoga moderno en Occidente pocas veces viene de la práctica, acaso un buen paisaje puede proveer eso que el consumidor busca adquirir).

Claro que hay también muy buenos maestros de yoga en Occidente a quienes les interesa solamente la práctica y la genuina utilización del cuerpo como camino al ser, a la divinidad, a la trascendencia, etcétera, y no sólo sentirse bien, tener un cuerpo sexy o ganar dinero. Pero probablemente no los veas en Instagram tomándose fotos en una roca en las nubes o frente a olas gigantes. 

Ultra Spiritual Life, un sitio de comedia dedicado fundamentalmente a parodiar la vida espiritual en la sociedad del consumo (lo que Chögyam Trungpa llama "el materialismo espiritual"), ha hecho este video en el que hacen una risueña crítica a la autopromoción y a la banalidad que predomina en el yoga moderno (el cual, en muchos casos, debería de llamarse fitness o algo diferente, pues no tiene mucho que ver con el hatha yoga original y, menos, con el yoga de Patanjali).

Fotos en el atardecer y en el amanecer en paisajes exuberantes o evocadores de una espiritualidad. Saludos al Sol en montañas, riscos y peñascos: el riesgo físico merece pagarse por una buena cantidad de likes. A fin de cuentas, el yoga puede salvar el mundo o al medio ambiente, o algo así. Hashtag #Yoga...

Aunque esta sesión de fotos es broma, increíblemente, existen muchos posts que dan tips justamente para esto: tomar mejores fotos en Instagram. Y las fotos son tan increíbles o ridículas como las que vemos aquí.

El hombre que prefirió la cárcel a la vida monástica

Sociedad

Por: PijamaSurf - 09/02/2017

La vida moderna nunca nos prepara para adoptar otros estilos de vida más rigurosos, como en el caso de este criminal italiano.

Por segunda ocasión, David Catalano, de 31 años decidió huir. A tan sólo seis semanas de su último escape, el criminal italiano no soportó un segundo más de su vida junto a los monjes capuchinos en el monasterio de Santa Maria Degli Angeli ubicado en la isla de Sicilia.

Los agentes que lo recibieron en la estación de policía a la que fue a entregarse no daban crédito a lo que veían. La dura, sencilla y disciplinada vida del monasterio fue demasiado para aquel hombre que rogó por que lo regresaran a una cárcel regular.

La comunidad monástica ha acogido durante los pasados doce años a alrededor de 60 prisioneros que aceptan pasar los últimos años de sus condenas junto a ellos, dedicados a ejercicios de oración. Los monjes capuchinos, conocidos así por su característico hábito puntiagudo creen en una vida austera y simple.

Esta orden religiosa se formó en el siglo XVI luego de separarse de los franciscanos; se caracteriza por el rechazo de cualquier posesión o lujo. Para cumplir sus tareas y tener sustento, dependen enteramente de la caridad y no aceptan ni almacenan más comida que la que les permita sostenerse por algunos días.

Parece que algunos simplemente enloquecen al enfrentarse con las jornadas de duro trabajo y frugalidad que impone un estilo de vida religioso como éste. Ningún monje quiso comentar más al respecto.