*

X

Cuando Michael Foucault probó el LSD, dijo: "Es la mejor experiencia de mi vida". Aquí la historia

AlterCultura

Por: pijamaSurf - 09/17/2017

Una de las mentes más brillantes del siglo XX se habría transformado después de una experiencia con LSD en el desierto

Muchos tenemos la certeza de que Foucault fue uno de los filósofos e historiadores más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Su colega y compatriota, Pierre Bourdieu, resumió así su brillante rol: "una larga exploración de transgresión, de ir más allá de los límites sociales, siempre e inseparablemente ligado al conocimiento y al poder". Pero lo que la mayoría ignora es que en su ávida exploración, Foucault también accedió a experiencias psicoactivas por medio de sustancias. Y en esta faceta de su vida, destaca un viaje de LSD que tuvo en California. 

Este suceso, al cual Foucault se refirió como "una experiencia límite", y que incluso calificó como "la mejor experiencia de mi vida", ocurrió en 1975 cuando el francés impartía clases en la Universidad de Berkeley. Otro profesor, Simeon Wade, confesó que quería hacer un experimento: "Quería ver cómo reaccionaba una de las más grandes mentes de la historia a una experiencia que jamás había vivido". 

Buena parte de la sesión la dedicaron a observar el tránsito de Venus en el cielo. 

Fuimos a Zabriskie Point a ver la aparición de Venus. Michael colocó bocinas a nuestro alrededor, ya que estábamos solos, y escuchamos a Elisabeth Schwarzkopf cantar Las cuatro últimas canciones, de Richard Strauss. Vi a Foucault derramar lágrimas [...] Estuvimos ahí como 10 horas.

Según Wade, el viaje de ácido en el desierto cambió para siempre a Foucault. Meses después recibió una carta donde le decía que "le había cambiado profundamente la vida y la obra". Como si, a través del LSD, Foucault hubiera logrado consumar algo a lo cual había apostado durante décadas de lúcidos cuestionamientos filosóficos: transgredir la identidad impuesta por la sociedad. 

 

Aquí te compartimos una memorable entrevista con Wade sobre la catarsis lisérgica que experimentó Foucault y que habría de marcar sus últimos 9 años de vida

Si la música estremece tu cuerpo, eso significa que tu cerebro es diferente, especial

AlterCultura

Por: pijama Surf - 09/17/2017

Al parecer, las personas más sensibles a la música tienen un cerebro especial, distinto al del resto

La música es un lenguaje universal. Quizá por eso sea casi imposible encontrar personas que se mantengan estériles ante un estímulo musical. Sin embargo, hay quienes verdaderamente logran transportarse a través de los sonidos armónicamente hilados. ¿Alguna vez haz experimentado que la piel se te "enchine" o "ponga de gallina" cuando escuchas alguna canción? Si tu respuesta es afirmativa, entonces tenemos noticias: es muy probable que la estructura de tu cerebro sea distinta, especial.

Más allá de la respuesta emocional que la mayoría experimentamos ante ciertas melodías o canciones, cuando esta reacción se traslada a lo físico, por ejemplo en la piel o en un nudo en la garganta, entonces, de acuerdo con un investigador de la Universidad de Harvard, esto se debe a que tu estructura cerebral es diferente a la del resto. Tras examinar a 20 personas, la mitad de las cuales experimentan físicamente la música, Matthew Sachs encontró que tienen un mayor volumen de fibras que conectan la corteza auditiva y áreas que procesan las emociones, por lo que gozan de una comunicación más nítida:

La idea es que, a mayor cantidad de fibras y mayor eficiencia entre ambas regiones, significa que tienes un mejor procesamiento entre ambas.

En pocas palabras, aquellos que reaccionan incluso físicamente a la música tienen la capacidad de vivir con mayor intensidad las emociones. Y esto es sin duda un privilegio, ya que estas personas pueden encontrar un verdadero palacio de dopamina al escuchar la música que disfrutan.

Y mientras tanto, aprovechando la incidencia de la música en la forma en la que percibes la realidad, te invitamos a literalmente programar tu realidad con música (lo cual te explicamos en este enlace).