*

X

El pintor Francisco Toledo pide que no se olvide a Oaxaca (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/26/2017

Toledo explica que hay zonas alejadas en Oaxaca a las cuales no está llegando la ayuda

El estado de Oaxaca en la zona del istmo de Tehuantepec sufrió daños severos por el fuerte sismo del 7 de septiembre del 2017.  

Un censo hace unos días arrojó que hay más de 300 mil personas damnificadas en 41 municipios en estas entidades, con más de 60 mil viviendas seriamente afectadas, muchas en la región del istmo de Tehuantepec. Esta cifra antes había sido calculada en muchos más, así que no debería extrañar que en realidad se trate de mucho más de 300 mil. A ello se suman cientos de afectaciones en caminos y carreteras. Esto es especialmente sensible, ya que muchas de las comunidades afectadas se encontraban ya sumidas en extrema pobreza.

El pintor Francisco Toledo, nativo de la zona más afectada por el temblor, ha sido una de las voces principales que han recabado ayuda. Toledo dijo recientemente que habría que decirle a Dios y a todos los demás que no se olviden de Oaxaca. Especialmente inquietante es que hay lugares alejados, en rancherías, de las cuales no se tiene información de que llegue ayuda hasta allá.

Toledo dijo a El Universal que los políticos hacen acto de presencia y luego abandonan completamente el estado y se olvidan de problemas que no han solucionado.

Aquí una serie de alternativas para ayudar a los damnificados en Oaxaca

Y la cuenta que habilitó Toledo:

 

El antes y después: impactantes imágenes de las consecuencias del calentamiento global

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 09/26/2017

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas

Cada día resurge una capa más gruesa de contaminación y desaparece otra más débil de biodiversidad. A los efectos de esta invasión del dióxido de carbono y otros gases invernadero se le llamó calentamiento global, y se ha relacionado con un inevitable aumento de la temperatura mundial, desastres naturales –como incendios forestales, huracanes, tsunamis…–, sequías, deshielo de los polos, pobreza, hambre, guerra por la adquisición de bienes naturales, la extinción de algunas especies tanto vegetales como animales, entre otros.

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas. Entre ellas se encuentra no sólo la reeducación ambiental, cuyo objetivo es reducir los niveles de contaminación desde la comodidad del hogar, sino también la toma de conciencia sobre la desaparición de los ecosistemas del planeta. Para empezar la reeducación, es indispensable que las personas estén plenamente conscientes del antes y después del cambio climático. Por esta razón, compartimos una serie de fotografías que evidencien las consecuencias de este malestar ambiental sobre los glaciares, lagos y campos de nieve alterados por los humanos:

El mar Aral en su momento fue el cuarto lago más grande del mundo. Ahora, es un sitio en donde la aridez y la irrigación redujeron al borde de la desaparición a este cuerpo acuífero de Kazakhstan:

La nieve de Sierra Nevada, en California, posee actualmente uno de los niveles más reducidos que se han reportado a lo largo de la historia. Ante años de sequía, el Estado ha decidido realizar restricciones en el uso de agua para regular su consumo, pues los depósitos californianos dependen en el deshielo de esta montaña:

La existencia del lago Mead, en Las Vegas Valley, siempre ha dependido del deshielo de las montañas Rockies; sin embargo, en los últimos años, los niveles de agua han recaído hasta el punto de sequía. Actualmente la región se encuentra en riesgo, pues depende hasta en un 90% del cuerpo acuífero:

El deshielo del glaciar Zachariæ Isstrøm en Groelandia se aceleró desde el 2012, provocando el desprendimiento anual de toneladas de hielo en la zona del Atlántico. Los expertos aseguran que el derretimiento de este glaciar tendrá un impacto tremendo en el aumento de los niveles de los mares: