*

X
Para el profesor Gregory Okin, profesor de geografía y autor de una investigación al respecto, "las mascotas tienen muchos beneficios, pero también un importante impacto ambiental"

En los últimos años se han buscado múltiples alternativas para reducir la huella ecológica individual y global como medida para disminuir los síntomas del cambio climático. Entre las investigaciones más promovidas se encuentra la que explica que la acción que mayor impacto negativo tiene en el medio ambiente es tener hijos. Sin embargo, se ha descubierto que las mascotas también tienen un impacto más o menos significativo que vale la pena observar.

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de UCLA en Estados Unidos, los dueños de los hijoperros compran artículos como camas ergonómicas, champú de manzanilla, regalos con sabor a tocino y otros artículos que resultan en un total de 47 miles de millones de dólares y 64 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Es decir, un equivalente al impacto de 13.6 millones de automóviles al año. Y en caso de que tengan una dieta basada en carne, se tiene un mayor impacto ambiental en términos de erosión, pesticidas y desperdicios en energía, suelo y agua.

Para el profesor Gregory Okin, profesor de geografía y autor del estudio, no se trata de deshacerse de las mascotas o ponerlas bajo régimen vegetariano –lo cual, por cierto, es contraproducente– sino de “considerar todo el impacto que las mascotas pueden generar y tener una conversación honesta al respecto. Las mascotas tienen muchos beneficios, pero también un importante impacto ambiental”.

Tan sólo en EEUU, explica Okin, se estima que hay 163 millones de gatos y perros, los cuales: a) implican el 40% del impacto ambiental del consumo cárnico en este país; b) en caso de que ocupasen un país, los perros y gatos se convertirían en la quinta nación de mayor consumo de carne; c) producen alrededor de 5.1 millones de toneladas de heces al año 8cantidad equivalente a 90 millones de estadounidenses); y d) tanto los perros como los gatos consumen la misma cantidad de calorías que toda la población de Francia en 1 año.

Para regular y reducir la huella ambiental de las mascotas, existen algunas alternativas que compartimos a continuación:

– Regula la cantidad de alimentación al día. Muchas mascotas tienen más peso de lo que su raza, edad o salud requerirían, resultando ello, en ocasiones, en una serie de costosas complicaciones como diabetes, enfermedades cardiovasculares o problemas en los tendones. Es mejor preguntarle al veterinario la cantidad adecuada para la mascota.

– Antes de comprar una marca, revisa los ingredientes. Los perros y los gatos son felices con objetos reutilizados y reciclados. Realmente no requieren ni necesitan un producto cárnico con sabor a pollo y camarón. Elige alimentos que supongan un potencial proteínico mediante la carne de res, pollo o pez y evita aquellos con maíz, semillas, granos y otros aditivos. Las últimas opciones pueden costar menos, pero tienen mucho más impacto en el medio ambiente.

– Salgan a caminar o a correr juntos. Una caminata diaria de 15 minutos no sólo ayuda al desestrés del dueño; también, a la quema de calorías de ambos.

– Recicla los contenedores de comida. Las bolsas de los alimentos y las envolturas de los juguetes, entre otros, son productos que pueden reciclarse, y así se puede evitar que tengan un mayor impacto en el medio ambiente.

– Elige las bolsas ecológicas. En los últimos años han surgido alternativas ecológicas a las bolsas para recoger los desechos fecales de los animales; son bolsas biodegradables y libres de los contaminantes.

– Adopta en vez de comprar. En la calle, carreteras y perreras existen múltiples animales en espera de ser adoptados o eutanizados. En vez de comprar en función de una raza, adoptar a un animal puede no sólo reducir la huella ecológica sino, también, mejorar el vínculo afectivo entre dueño y mascota.

– No dejes los residuos fecales a mitad de la calle. Se trata de una educación cívica que envuelve a la convivencia social con el objetivo de reducir la incidencia de infecciones, plagas y enfermedades.

El antes y después: impactantes imágenes de las consecuencias del calentamiento global

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 10/10/2017

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas

Cada día resurge una capa más gruesa de contaminación y desaparece otra más débil de biodiversidad. A los efectos de esta invasión del dióxido de carbono y otros gases invernadero se le llamó calentamiento global, y se ha relacionado con un inevitable aumento de la temperatura mundial, desastres naturales –como incendios forestales, huracanes, tsunamis…–, sequías, deshielo de los polos, pobreza, hambre, guerra por la adquisición de bienes naturales, la extinción de algunas especies tanto vegetales como animales, entre otros.

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas. Entre ellas se encuentra no sólo la reeducación ambiental, cuyo objetivo es reducir los niveles de contaminación desde la comodidad del hogar, sino también la toma de conciencia sobre la desaparición de los ecosistemas del planeta. Para empezar la reeducación, es indispensable que las personas estén plenamente conscientes del antes y después del cambio climático. Por esta razón, compartimos una serie de fotografías que evidencien las consecuencias de este malestar ambiental sobre los glaciares, lagos y campos de nieve alterados por los humanos:

El mar Aral en su momento fue el cuarto lago más grande del mundo. Ahora, es un sitio en donde la aridez y la irrigación redujeron al borde de la desaparición a este cuerpo acuífero de Kazakhstan:

La nieve de Sierra Nevada, en California, posee actualmente uno de los niveles más reducidos que se han reportado a lo largo de la historia. Ante años de sequía, el Estado ha decidido realizar restricciones en el uso de agua para regular su consumo, pues los depósitos californianos dependen en el deshielo de esta montaña:

La existencia del lago Mead, en Las Vegas Valley, siempre ha dependido del deshielo de las montañas Rockies; sin embargo, en los últimos años, los niveles de agua han recaído hasta el punto de sequía. Actualmente la región se encuentra en riesgo, pues depende hasta en un 90% del cuerpo acuífero:

El deshielo del glaciar Zachariæ Isstrøm en Groelandia se aceleró desde el 2012, provocando el desprendimiento anual de toneladas de hielo en la zona del Atlántico. Los expertos aseguran que el derretimiento de este glaciar tendrá un impacto tremendo en el aumento de los niveles de los mares: