*

X

¿Los tatuajes son responsables de infecciones aún 15 años después de hacértelos?

Salud

Por: PijamaSurf - 10/11/2017

De acuerdo con un estudio publicado en 'Annals of Internal Medicine', los tatuajes pueden causar infecciones 15 años después de haberse realizado

El tatuaje, como arte milenario en numerosas civilizaciones y sociedades, se ha convertido en un objeto de moda entre jóvenes y adultos de distintas partes del mundo. Con diseños pequeños, elegantes y con símbolos que intentan reflejar la paz mental, los tatuajes en la actualidad forman parte de la cotidianidad. Sin embargo, ¿todos los cuerpos tatuados pueden adaptarse a la tinta permanente?

De acuerdo con un estudio publicado en Annals of Internal Medicine, los tatuajes pueden causar infecciones 15 años después de haberse realizado. La investigación comenzó con un caso en el Royal Prince Alfred Hospital, en Sydney, Australia, en donde se pensó que una mujer de 30 años podría tener cáncer después de notarse unos bultos en la axila; no obstante, al remover la piel, se descubrió que la zona no estaba dañada realmente. Tras descartar otras posibles causas de los bultos, los expertos concluyeron que se trataba de una reacción ante un tatuaje que se había hecho 15 años antes.

La hipótesis de los doctores se enfoca en la travesía de la tinta del tatuaje hacia los nudos linfáticos, una zona usada por el cuerpo para limpiar las toxinas que hay en su interior y cuya reacción puede suceder incluso una década después de haberse tatuado. La investigación estuvo a cargo de la European Synchrotron Radiation Facility (ESRF), en donde se señaló que las nanopartículas tóxicas de dióxido de titanio en la tinta del tatuaje pueden viajar al interior del cuerpo, acumularse en los nudos linfáticos y causar una seria infección con el paso del tiempo.

Por esta razón, la ESRF incita a no sólo enfocar la atención en el local o el tatuado con quien se desea que impregne el diseño sobre la piel, sino también en el uso de agujas estériles –que no se han utilizado con anterioridad– y la composición química de los colores. Según Hiram Castillo, una de los autores del estudio y científica en la ESRF, existen algunos estudios previos que indican el impacto tóxico de la tinta como resultado de la presencia de preservativos y contaminantes como el níquel, cromo, manganesio o cobalto. Si los pigmentos del tatuaje viajan hacia los nudos linfáticos, son estos mismos los que no sólo cambian de color al diseño, sino también los que terminan por recibir el impacto. En consecuencia, el cuerpo intenta limpiar la entrada del tatuaje mediante una infección que requiere atención médica de urgencia. Las preguntas que quedan por resolver están relacionadas con el impacto a corto, mediano y largo plazo de las nanopartículas en las células…

4 acciones para silenciar el pensamiento compulsivo

Salud

Por: PijamaSurf - 10/11/2017

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción

Ante lo desconocido, muchas veces podemos sentir miedo, incertidumbre y angustia. Sin embargo, ¿cómo dejar de experimentar estos sentimientos cuando, por ejemplo, se debe tomar una decisión entre permanecer en la zona de confort o aventurarse a un nuevo empleo?

Estos sentimientos son reacciones naturales ante los cambios importantes de nuestras vidas y actúan como un filtro, una guía que señala cuáles son los caminos a seguir. Es decir que ante una decisión como continuar o dejar una relación de pareja, una persona siempre escogerá la posibilidad en la que se pronostique menos sufrimiento a corto, mediano o largo plazo y, por lo tanto, sus acciones conscientes o inconscientes estarán dirigidas en esa dirección. Es el miedo, la incertidumbre o la angustia lo que marca el camino hacia un mejor futuro, pues de no experimentar estos sentimientos, no nos veríamos obligados a tomar una decisión.

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción para nosotros. Si bien es difícil enfrentar esa decisión sin pasar por una serie de pensamientos compulsivos, te compartimos algunos consejos:

 

– Calma el pensamiento compulsivo mediante la mente en blanco

No se trata de controlar el flujo de pensamiento, sino de regularlo para que no nos abrume y nos lleve al borde del pánico. La mejor manera de hacerlo es mediante la respiración profunda: inhala durante 4 segundos, sostén la respiración 4 segundos, exhala durante 4 segundos y sostén la ausencia de respiración durante 4 segundos.

 

– Una vez tranquilo, observa el pensamiento y la sensación sin juzgar ni intentar detener

No intentes detener la acción en la mente: observa atentamente de dónde surge, qué miedo intenta dominar y cuánto de ese miedo está haciéndose realidad. Tener claro el rol de cada pensamiento permite que surjan los pensamientos como una manera de liberarse del interior. Recuerda que mientras más observador te vuelves existe una mayor autoconciencia y, en consecuencia, más autodominio.

 

– Comprende que la vida tiene cambios indispensables a lo largo de los años

Gracias a los cambios surge la evolución y, por lo tanto, el crecimiento. El desapego hacia los objetos, estatus sociales o vínculos es indispensable si nos lastiman o impiden el crecimiento en aras de nuestra trascendencia.

 

– La meditación cotidiana permite facilitar la toma de decisiones a largo plazo

En el proceso de meditación, el dominio sobre el pensamiento hace posible la sensación de autocontrol y empoderamiento. Esto brinda una oleada de seguridad en cada decisión que se tome a lo largo de la vida.